martes, 22 de diciembre de 2015

UN CICLO MAS...y MUY IMPORTANTE

Cuando era muy chica, decía que iba a ser maestra. En aquellas épocas ser maestra era el pensamiento de la mayoría de las “nenas” . Ya entrada a la adolescencia, comencé a escribir mis primeros poemas, que para mí eran geniales, y supe que esa era uno de mis sueños: algún día poder tener un libro donde apareciera mi nombre. Aquel libro que releí tantas veces, "Mujercitas", me llevaba a querer parecerme a Josephine March.  Un sueño. Sueño que, parecía tan imposible como el de ser la cara visible de un noticiero o de un programa de tele un poco más adelante. Mis estudios de inglés empezaron a los ocho años, Siempre supe que eran el “adicional” de otra cosa importante que iba a ser. Recibida en la escuela secundaria como Perito Mercantil, jamás trabajé de eso, sino como secretaria y terminé mi labor en oficinas cuando nació mi hijo mayor, como secretaria bilingüe. No había dejado de lado la escritura, pero guardadita en un cajón, ahí, esperando que alguien la descubra.




Pasaron los años, di clases durante más de veinte y aún lo hago. Escribí mi primer libro y lo edité en 2012, el segundo en 2013 y el tercero este año 2015. Editamos con mi amigo Alfredo, una revista digital en 2013, y seguimos en  marcha,con pocos conocimientos  del periodismo pero con muchas ganas, de hacer, sobre todo, y de dar a conocer nuestro trabajo y  el de muchos valores desconocidos. No  me conformé con eso y logré entrevistas a algunos  famosos. Para mi fue una hermosa experiencia,.pero sigo engrosando mi lista de personas a quienes quiero tener entre mis “entrevistados”. Nunca se sabe si lo lograré, al menos la lista existe y tal vez algún día lo logre.

Recuerdos fin de curso
Pero aún así,no sentía que había cumplido alguno  de mis múltiples sueños de adolescencia. En el mes de marzo me anoté para cursar la Tecnicatura en Periodismo y Locución. Jamás pensé que me sería tan difícil, retornar a la época de sentarme a estudiar, de memorizar definiciones, y hacer trabajos prácticos. Aún así, no bajé los brazos. Mis notas fueron muy buenas, la dedicación mucha y la responsabilidad mayor. No podía pasar un papelón sacando notas bajas a esta altura…





El pasado 19 de diciembre, luego de haber aprobado los parciales con muy buenas calificaciones, rendí el final, aprobé el final y terminé con una sonrisa.
Ahora, solamente queda esperar la entrega del tan ansiado Diploma y las credenciales que me acreditan como Prensa.

No sé qué me deparará el destino el próximo año. No soy una mujer de abandonar facilmente. Además de haber hecho siempre algún que otro curso de inglés, de jardinería, de  pintura artística, de muñecos de tela y de fotografía, quien sabe en qué otro emprendimiento educativo terminaré el año.

Por ahora, festejo mis logros, que no son pocos. 
Por ahora, digo que a pesar de mi edad me quedan fuerzas para seguir haciendo cosas. Muchos más jóvenes que yo, ya no tienen ganas de seguir estudiando, de seguir emprendiendo. Yo n o. Tengo muchos defectos, pero la virtud más grande es la constancia. Voy por más, y como soy agradecida, abrazo a quienes apostaron por mí, ellos saben quienes son.




¡Gracias!

Silvia

sábado, 19 de diciembre de 2015

INSPIRACION

A ver, seguidores, ¿qué les inspiran estas fotos?
Manden su  mensaje a smv1109@gmail.com


FOTO 1

FOTO 2

FOTO 3


















Silvia

viernes, 18 de diciembre de 2015

RELATO: Mi lejano corcel




¿Qué pensarás de mi?
Estabas escapando,porque me temìas. Entiendo tu miedo, no me conocés. 
Pero ¿sabés una cosa? Jamás te haría daño.
Si bien no soy pueblerina, ni campesina, sé y valoro tu trabajo.
Madrugadas de corridas, entre el agua, al frío y al calor...

Me encanta acariciarte, ver que tus ojos grandes me miran, aún con desconfianza.
Pero no voy a hacerte daño.
Sos fiel, y así seré yo, si me dejás.
No me animo a cabalgar con vos, sos muy alto para mí. Aunque lo he hecho alguna vez antes.

Solo me conformo con acercarme, y decirte que no me temas.
Acariciar tu pelo suavecito y que me mires de reojo.
Sabés que no te haré daño.

La próxima vez que nos veamos, seguramente me recordarás.
Espero que no pase mucho tiempo.
Espero que me reconozcas.
Espero que recuerdes que no te hago daño, solo comparto el sol y el verde tan lejanos para mí.

Nos veremos, de eso estoy segura.
Portate bien, y recordame con cariño.

Silvia

Recuerdo




Me traje una rama de caldén. Uds dirán...para qué si se va a secar? 

Hachita en mano, mi amigo César la cortó para mí al salir del campo. 

Patricia decía que lleve una más grande. Así está bien. 

Es un pedacito de esa tierra que aprendí a querer hacer 25 años. Se secará. No importa. 

Quedará así hasta que cada hojita que, según se quejan, no da mucha sombra, desaparezca. Pero cuando salga al patio vendrán a la memoria recuerdos hermosos. Un regalo para el alma.

Silvia

POESIA: Un día de estos



Cuando la juventud era nuestro tesoro
y el tiempo no contaba aquellas tardes,
bajo un sol de invierno cálido
prometimos crecer juntos.

Apenas adolescentes y felices,
jurábamos amor eterno,
que jamás envejeceríamos
en medio de la tristeza
y que nuestros corazones permanecerían
unidos para siempre.

Pasaron años, pasaron hijos y viajes,
pasaron nubes y soles resplandecientes,
pasaron cantos y llantos,
pasaron grietas en los rostros
y nieves en el cabello.
Aún así, seguimos prometiendo
en un invierno cálido de sol,
envejecer juntos.

Aún nos tomamos de las manos al caminar,
y nos besamos como jóvenes:
todavía recordamos aquella música

que adoraban nuestros oídos
y la bailamos apretados aunque ya no se use.

Aún así, despacio por la vida, amanecemos
mirándonos a los ojos,
contándonos los sueños,
ansiando el futuro.
Aún hoy, siento el calor de tu piel
cuando me abrazas
y el brillo de tu mirada me ilumina.
Un día de estos, nos bendecirá una estrella

y seremos todavía, más felices.

Silvia

NARRATIVA: La carta



Cerró el postigo de la puerta de calle y miró el sobre. Le dio la vuelta una y otra vez. El destinatario estaba escrito en letras de computadora, así que no reconoció de quien era la carta.
En el remitente solamente aparecía una dirección.
Lo dejó sobre la mesa. No se animaba a abrirlo.

Le asustaban un poco las noticias que llegaban por carta. Aún hoy, que manejaba la notebook bastante bien, prefería comunicarse con su familia como antes, sentada frente al anotador y con letra clara y firme escribir una carta que doblaba prolijamente y colocaba en un sobre para llevar al correo.

Miró de reojo el sobre varias veces. Apagó la cocina y se sentó.
Lo tomó en sus manos,  temblorosas y cortó el borde con la tijera.
Extrajo el  papel y con él, una serie de fotografías en blanco y negro, otras sepia y unas pocas en color. 

El primer rostro que vio, la sorprendió. Era igual a ella. Desdobló la carta y comenzó a leerla sin perder un segundo.

Cuando en el primer renglón leyó: “Hola hija”, supo que su búsqueda no había sido en vano.



En unos segundos sabría por qué su madre la había dejado en aquel convento veintitrés años atrás.

Silvia

jueves, 3 de diciembre de 2015

POEMA: Red de serpientes

de "Rocío de palabras"

MICROFICCION:Escapada de fin de semana



-       Piedad, por favor, fíjese adentro si está todo en orden antes de irnos. Recuerde que hasta el verano no volvemos y no quiero dejar nada fuera de lugar.


Ya había recorrido el enorme jardín de la quinta y revisado todos los rincones. El portón del galponcito estaba con candado y las ventanas del quincho cerradas.
Volvió a pasar por el garage. El auto gris ya estaba en marcha con el tanque lleno, para no perder tiempo en el viaje. Controló las cubiertas y el agua. Pasó un trapo al parabrisas y lo secó. Vencido por el cansancio, se frotó los ojos y se puso los lentes.

-       Vamos, no se quede ahí, suba al auto que ya es tarde. Quiero llegar antes del amanecer.



La barrera de la salida  se abrió y salieron a la calle. Dobló por la colectora. El sonido del teléfono lo sobresaltó. Unas cuadras más adelante, tuvo que bajarse del auto para secar la sangre que chorreaba del baúl. Seguramente, Piedad, no había envuelto y atado como corresponde los dos cuerpos.



Silvia
de "Abraxas"



Cuento:ES NUESTRO TRABAJO



Jessica caminaba con su mochila repleta de libros. Recién había salido de la escuela. Era un  buen lunes. Aprobó historia después de haberse pasado el fin de semana estudiando mientras las chicas se preparaban para ir  a bailar. No quería pasarse el verano en casa encerrada. Era demasiada penitencia para ella, sin baile, sin reuniones en la casa de los amigos.
Festejaban a su manera, riéndose y  sacándose fotos en cada esquina con el celular. Posaban indiferentes a quienes pasaban a su alrededor. Sus diecisiete años florecían en su cara  tostada por el sol de la tarde. Tenía las piernas largas y torneadas, que asomaban  por debajo de la minifalda prohibida tapada por el delantal que llevaba  al colegio.


Era la tercera vez que la camioneta pasaba por al lado de ellas. Las miraban, les decían cosas . Ellas sonreían, y seguían caminando para el lado de la Márquez. Todavía era de día. Muchos autos y camiones venían del lado del norte, era la hora del regreso a casa. Todos pasaban apurados.
Cruzaron la avenida. En la estación de servicio, estaba parada la camioneta. Los muchachos se bajaron  y entraron al local. Ellas siguieron su marcha.  Melina entró a su casa a mitad de cuadra y Lorena siguió con ella hasta la siguiente esquina.
Se hizo de noche. Francisco llegó a casa temprano. Lo esperaba Nora, para abrirle el portón. Entro el auto y preguntó por Jessi.
-          No llegó todavía, me extraña que se retrase, pensé que la traías vos de paso.
-          No, no pasé por la escuela, vine directo. ¿No se habrá quedado en a casa de Melina?
-          No creo, si se queda me avisa. Ya me está preocupando.
-          Esperá que la llamo a Meli…No, ahí no está, dice que ella siguió para casa. Qué raro, ya tendría que haber llegado hace media hora.

El sol se ocultaba detrás de los eucaliptos de la autopista. Ninguna noticia de Jessi. Francisco había salido a recorrer el barrio, pero no la encontró. La lista de los teléfonos de los compañeros de curso se había terminado. En la estación de servicio, le dijeron que las habían visto pasar, pero que nada les había resultado extraño.
Ya noche cerrada, decidieron ir hasta la comisaría. Por suerte no había mucha gente esperando y el oficial los atendió rápido. Le tomó un rato explicarles que “todavía” no podían hacer la denuncia, porque aún no había pasado el tiempo legal .
Los gritos se escuchaban desde la calle. Intentaron calmarlos. Les pidieron que esperaran, que el móvil de la zona estaba dando su última vuelta del turno y que iban a ver si la veían por ahí, extraoficialmente, claro.

Pasaron unas horas. La angustia era cada vez mayor. Jessi no aparecía, y las chicas ya habían ido con sus padres hasta la comisaría a explicarles cuál fue su recorrido hasta llegar a las casas. Aparentemente nada estaba fuera de lo normal. Melina se acordó que una camioneta las había seguido antes de cruzar Márquez. Los oficiales corrieron al móvil y salieron hacia la zona de las lagunas del fondo.

La gente en las casillas de madera, salió a ver qué pasaba. Los perros ladraban al escuchar la sirena. Los policías bajaron del auto, armas en una mano y  reflector en la otra. Buscaron en medio de los eucaliptos  que rodeaban la laguna. La noche nublada les complicaba la tarea, pero no se amilanaron. Se dividieron en dos grupos. Uno fue hacia la autopista, el otro siguió buscando por el lado del relleno.
Francisco y Nora, esperaban en la comisaría las novedades. Tomados de la mano, rezaban por su hija, no era fácil contenerles el llanto, a pesar que 


la oficial les insistía con un té caliente para calmarlos un poco.
Nora sintió un fuerte dolor en el pecho.
-          La encontraron, se que la encontraron, le dijo a Francisco. Por favor  llamen al móvil.
-          Tranquila señora, ellos nos avisan si hay novedad.



Detrás de la fila de árboles que dividían la autopista del relleno, encontraron el cuerpo de una mujer. Estaba boca abajo, semidesnuda, morada . La 
dieron vuelta. Dentro de su vientre  abierto y vacío , envuelto en una bolsa del super, había un paquete 
con dinero y una nota que decía
 “ Perdonen, es nuestro trabajo”.




Silvia



Reg Dirección Nacional de derecho de autor 212884
de "Rocío de palabras"

lunes, 30 de noviembre de 2015


LITERATURA:Ledicia Costas: La escritora gallega con alma de equilibrista



La escritora gallega Ledicia Costas, nacida en Vigo, España, en 1979, ha recibido en pasado mes de octubre de 2015, el Premio nacional de literatura infantil y juvenil por su obra “Escarlatina, a cociñeira defunta” (traducida al español como: Escarlatina, la cocinera cadáver), para niños a partir de 11 años. Es Abogada y una de las coordinadoras de la revista digital Criaturas, dedicada a Literatura Infantil y Juvenil de Galicia. Este premio se otorga a un libro escrito en idioma gallego como "Escarlatina", y en la historia de los Premios Nacionales de LIJ otros 4 libros en gallego han conseguido este reconocimiento.
Ledicia recibió este galardón del  Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que distingue una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante el pasado año 2014 y que ya va por su quinta edición. La dotación económica del premio es de 20.000 euros. Han decidido premiarla  por ser “una obra extraordinaria, humorística y rompedora en el contexto de la literatura infantil y juvenil actual que destaca también por su fácil lectura, por su humor escalofriante, y por la habilidad para desmitificar el mundo de la muerte”. Será traducida al español y al catalán.
proceso de iluystraciòn del libro
Proceso de ilustración del libro
La novela, escrita en gallego, narra las aventuras de Román, un chico de 10 años que quiere ser chef. El día de su cumpleaños recibe una caja misteriosa en forma de ataúd. Dentro de esa caja está Escarlatina, una cocinera fallecida en el siglo XIX que le ayudará a cumplir su sueño.
Las ilustraciones son de Víctor Rivas , quien nació en Carballedo, Pontevedra y según sus propias palabras “dibujo por diversión, que aunque a veces lo parezca, no es lo mismo que dibujar por aburrimiento.”
Ledicia debutó en la novela con Unha estrela no vento  (Una estrella en el viento-1999); a la que siguieron O corazón de Xúpiter  (El corazón de Júpiter-2012- Premio Neira Vilas), Recinto Gris (2014) y Escarlatina, a cociñeira defunta (2014) que mereció el Premio Merlín de Literatura Infantil, el Premio Fervenzas Literarias, el Premio Xosé Neira Vilas de la Asociación Galega de Editores, y ha sido incluido en la Lista de Honor del IBBY (International Board on Books for Young People) para 2016. Su obra poética está recogida en distintas publicaciones colectivas. Individualmente ha publicado el poemario Xardín de Inverno (Jardín de invierno). Ha escrito  el escritor Pere Tobaruela adoptando el nombre de ‘Pereledi’  en tandem literario: Desaparición (2011), Mortos de Ningures (2011), Letras de xeo (2012) y Ouro Negro (2013). Forma parte del colectivo Poetas da Hostia, y de la directiva de Gálix (Asociación Gallega del Libro Infantil y Juvenil)
LIBRO
Ella misma dijo: “Síntome poeta con alma de equilibrista, porque recito nos lugares máis propicios á caída: no autobús, no supermercado, nos bares, en tendas de conxelados… E debe ser por iso que formo parte do colectivo Poetas da Hostianil).” (me siento poeta con alma de equilibrista,porque recito en lugares más propicios a la caída, el autobús, el supermercado, tiendas de congelados… Y debe ser por eso que formo parte del colectivo “Poetas de la Hostia”)
Me contacté con Ledicia, quien amablemente se toma un tiempo entre las muchas entrevistas que le hacen, y respondió :
¿Sos lectora desde niña?
Sin duda, una de las cosas que más me gustaba hacer de niña era leer.
¿Pensás que un libro puede influir en un niño para el resto de su vida?
Pienso que cuando un libro cautiva a un niño o a una niña, lo hace para siempre y de manera irremediable. También creo que las sensaciones que provocan las lecturas infantiles y adolescentes son irrepetibles.
¿Qué autores fueron tus preferidos de niña?
Ángela Sommer-Bodenburg, Roald Dahl, Astrid Lindgren, Michael Ende o María Gripe. Más adelante, Bram Stoker, Arthur Conan Doyle, William Golding… en realidad creo que leía todo lo que caía en mis manos.
¿ A qué edad comenzaste a escribir?
Los primeros textos largos los escribí con 13 o 14 años. Actualmente podés decir que sos abogada a tiempo parcial y poeta a tiempo completo, contanos acerca de eso. Esa es una broma que hice en una ocasión al respecto de que me sentía escritora las 24 horas del día y abogada solo en el despacho. Actualmente no ejerzo como abogada, dedico todo mi tiempo a escribir y a lo relacionado con la actividad literaria.
Es lamentable pero mundialmente se desmerece un poco la literatura para niños, por qué creés que es así?
Por desconocimiento, por desinterés, por prejuicios absurdos... es muy fácil subestimar aquello que no se conoce. Pero lo cierto es que las personas adultas que son lectoras, antes fueron niños y niñas que devoraban libros. Este hecho debería ser determinante para considerar la literatura infantil y juvenil una literatura con mayúsculas.
10845952_10202863655184660_302411095423519452_n
Ilustrador y autora
¿Pensás que las ilustraciones ayudan a una mejor comprensión de la historia?
Pienso que las ilustraciones de Víctor Rivas son el complemento perfecto.
¿Cómo elegiste al ilustrador del libro?
Después de ver parte del trabajo que había hecho para la obra. Un tesoro. Me pareció que su registro era perfecto para interpretar el universo de Escarlatina.
¿Tuviste como referente a Tim Burton o alguna de sus historias para escribir este libro?
En cada libro que escribo siempre aparecen mis referentes, tanto de la literatura como del cine. En este caso, está presente Tim Burton, pero no menos que Hayao Miyazaki o Akira Toriyama, a los que hago varios guiños a lo largo de la historia.
12195939_525526837615684_568654840549378365_n
¿Hay alguien en tu familia que se haya dedicado al arte?
No, nadie.
Es factible que la historia  perderá un poco en la traducción, pero va a ser fácilmente leída en países donde el gallego no es usual, ¿qué opinás de eso?
Es una de las maravillas de la literatura: escribir un libro en un idioma y que tenga la oportunidad de volar por el mundo y llegar a lectoras y lectores de otros lugares. La historia y su esencia son las mismas. Sólo cambia el modo de transmitirla.
Has hecho notas para varios medios españoles, ¿alguno de los medios extranjeros te ha entrevistado ya?
Me hicieron una entrevista muy original por twitter, con respuestas de un máximo de 140 caracteres, desde la web poemas del alma.
¿Qué mensaje dejás para los lectores en Argentina?
Que deseo que disfruten de esta historia tanto como yo he disfrutado escribiéndola.

¿Qué otros premios ganó tu libro?escritura-faceta
Premio Merlín de Literatura Infantil 2014
Premio Fervenzas Literarias al mejor libro infantil de 2014
Premio Neira Vilas al mejor libro infantil y juvenil de 2014
Premio Nacional de Literatura Infantil 2015

Compartimos con ustedes un poema de la autora:
A miña avoa morreu
levou con ela o corazón da figueira
e a súa sombra de estío
as hamacas no verán eran unha terra fresca
onde os coleópteros trazaban microclimas
arredor de nós
pero xa non,
e aínda que seguimos tendo un galo portugués
que muda de cor cando chove,
ela non vai volver
ela non vai volver
amasar roscas na mesa da cociña,
ela non vai volver pasear os seus ollos de galaxia
a través dos vestidos novos

Mi abuela murió
Se llevó con ella el corazón de la higuera
Y su sombra de verano
Las hamacas en el verano eran una tierra fresca
Donde los coleópteros trazaban microclimas
Alrededor de nosotros
Pero ya no,
Y  aunque seguimos teniendo un gallo portugués
Que cambia de color cuando llueve
Ella no va a volver
A amasar roscar en la mesa de la cocina,
Ella no va a volver a pasear sus ojos de galaxia
A través de vestidos nuevos.
¡Gracias Ledicia!
Silvia

Hablemos de música: Juan Carlos Cambas Outeda – de Buenos Aires a España con su piano y su arte



El nació en Buenos Aires,  en 1967 llevó a España un poco de su arte luego de desparramar por Argentina gran parte de él . Es pianista, arreglista y productor de doble nacionalidad argentina y española. Vive en Galicia, España desde abril de 2002. Estudió en el Conservatorio “Alberto Ginastera” de Morón.
Comienza a incursionar en la Música de raíz folklórica argentina en 1992. Participó en infinidad de discos entre los que destacan: Retratos Sonoros “Cuchi Leguizamón”, Retratos Sonoros “Adolfo Ábalos I y II”, y “Parte de mi alma” de Suma Paz. Produjo discos como “Canto de nadie” de Suma Paz, ó el libro “Última guitarra”, también de Paz, e infinidad de espectáculos en Argentina y España.

con el actor argentino Héctor Alterio
En 1994 fue Finalista a Nivel Nacional del Festival Pre-Cosquín, y en 1995 gana el Festival Pre-Baradero (Pcia. de Bs. As.), ambos en la categoría “Solista instrumental”.
Su primer disco solista: “Solo luz” fue editado en Argentina en 1997. En él cuenta con las colaboraciones de: Suna Rocha, Raúl Carnota, Domingo Cura, Miguel Ángel Gutiérrez, Eduardo Spinassi, Guillermo Chaves, Coro Turma Vocalis y María de los Ángeles Ledesma, etc.



En 2007 edita en España el CD y DVD “Almas en el viento / Música Argentina de raíz”. Este disco fue auspiciado (institucionalmente) por la Secretaría de Cultura y Comunicación de la Nación Argentina, quien lo declaró “De interés Nacional”. Según el propio pianista: “es un sueño cumplido”, así colaboran: Mercedes Sosa, Suma Paz, China Zorrilla, Jairo, Jaime Torres, Luis Landriscina, Eduardo Lagos, Domingo Cura, Raúl Carnota, Abel Pintos, Popi Spatocco, Mónica Abraham, Cosecha de agosto, etc.


En 2009 reeditaron este CD junto con un libro con el nombre “Pecado original”. Se trata de una campaña solidaria en toda España a beneficio del “Proyecto Hombre” que rehabilita a toxicómanos y alcohólicos. Cedió en España los derechos .
Durante los once años que lleva viviendo en Galicia,  ha sido un verdadero embajador de la cultura argentina , llevando a tocar allí a: León Gieco, Jaime Torres, Ángela Irene, Raúl Carnota, Juan Iñaki, Dúo Color a Nuevo y Federico de la Vega. 

En octubre de 2010 y gracias a su iniciativa se realizó el Primer Festival de Cosquín en Galicia “Son de lúas”, con las presencias de: Aymama, Mariana Cayón, Paola Bernal y Jaime Torres, fusionados con artistas gallegos. Ha participado en los Festivales de Cosquín en Cádiz de 2009 y 2011, este último interpretando Misa Criolla / Navidad Nuestra junto a Canto 4 & Coro Liceo de Vilagarcía (Galicia) en la Iglesia Conventual de Santo Domingo de Cádiz.
 Además de exportar la música argentina a España, el pianista ha llevado la música gallega y portuguesa al Festival de Cosquín 2011 de Argentina, con el dúo gallego BellónMaceiras, y la cantante internacional Dulce Pontes desde Portugal.
En 2013 realiza conciertos en España y Portugal con su espectáculo “Tango & Folk / Música Argentina de raíz”, y "Canto Libre" junto a la cantante gallega Rosa Leiro. Con la cantante portuguesa Dulce Pontes también realizó giras internacionales por: Portugal (Bragança, Portimão, Póvoa de Varzim), Rumanía (Bucarest), Italia (Catania, Palermo), Grecia (Patras, Salónica, Atenas), España (Madrid, Mahón, Badajoz, Villagarcía de Arosa), Países Bajos (Ámsterdam, Heerlen, Eindhoven).
Con León Gieco y 

La entrevista se logra porque sabemos que Juan Carlos está grabando un nuevo disco llamado: “A Viaxe / Dende  Arxentina ata Galicia”. Este trabajo conceptual del pianista representa  su propio viaje de ida y vuelta: el de ida de sus padres gallegos a Argentina y su propio viaje de vuelta a Galicia, España. Amablemente nos ha contado acerca de esto y lo comparto:


¿Cómo surge la idea de hacer este disco?

A VIAXE intenta expresar a través de la música diferentes momentos, vivencias mías como
músico que sufre el desarraigo de estar lejos de su Argentina natal desde hace casi catorce
años, pero que a la vez, viviendo en Galicia, tierra de mis padres, también me identifico
con su música encontrando puntos en común entre ambas culturas.
Es Tango y Folklore Argentino mixturado con el Fado y la Música Gallega.
Basicamente música de las dos orillas del Atlántico que tienen entre sí muchos puntos en común y que terminan enriqueciéndome  personal y musicalmente, y es así que nace
“El Viaje/Desde Argentina hasta Galicia”

La llegada de la inmigración gallega, ha dejado en nosotros parte de las raíces que ellos trajeron de España, ¿es tu caso?

Argentina es un crisol de razas. En la última década del siglo XIX, Buenos Aires fue
testigo de un desembarco masivo de inmigrantes, especialmente de gallegos, vascos,
asturianos y catalanes. Hubo múltiples causas: guerras, persecuciones religiosas ó
políticas, huidas de los reclutamientos militares, pestes, etc., pero detrás de todas
ellas subyace siempre el factor económico.
Los gallegos emigraron forzados por su situación económica, porque querían mejorar y
les sobraba voluntad para hacerlo. Gran parte de estos gallegos establecidos en
Argentina, sólo pensó en hacerlo por un tiempo. Fue tal la oleada de gallegos que
finalmente se les llamó “Gallegos” a todos los españoles, y “Gringos” al resto de
extranjeros. De este modo se dejaba claro que los españoles no eran extranjeros comunes,
sino que formaban parte y sustento de “lo Criollo”.
Este fue el caso de mi s padres Pilar, gallega de Meis, que llegó a Buenos
Aires en 1954 a bordo del Charles Tellier, y Juan Manuel, asturiano de Campo de Caso, que
luego de 51 días sobre el Monte Amboto desembarcó en el puerto argentino en 1947.
Sin saberlo, todos los gallegos fueron Embajadores de su propia Cultura. Buenos Aires
se transformó así en La Quinta Provincia Gallega. Con el tiempo se fue dando un
Proceso de Transculturación y ambos pueblos tomaron cosas del otro: Así uno puede ver
a un gallego tomando mate ó a un argentino degustando un cocido, o un pulpo a la gallega.

¿ Creés que la música folklórica en Argentina se transforma a partir de esa fusión?

La música folklórica argentina también se transformó a partir de esa fusión: la
“Zamba” tiene antecedentes en la música popular española, la ”Cifra” con origen en la
seguidilla andaluza, la “Milonga” (Melos-longa) con base en la melopea gitana de
origen lusitano, etc., y significativamente los ritmos más alejados del puerto de
entrada de inmigrantes, que era Buenos Aires, se transformaron menos ó nada, como los
“Carnavalitos, las vidalas” y “los Huaynos”. ”. Los hijos argentinos de esos inmigrantes gallegos somos la Síntesis de este proceso de Fusión de Culturas

¿Cuándo toman la decisión de regresar a Galicia, a la tierra del origen?

Casi 50 años pasaron desde que mis padres pusieran sus pies y sus
esperanzas en Argentina. En 2002 emprendieron el retorno junto a mí. La
situación económica y social hizo que Argentina pasara de ser un país de acogida, a un
país de emigrantes.
Los hijos argentinos de estos gallegos son la Síntesis de este proceso de Fusión de
Culturas. Hoy Galicia es un pueblo que acoge a los hijos de sus gallegos emigrados a
Argentina, y entonces: ¿Por qué no transformar en Arte todo ese dolor, ese desarraigo
que sienten los que dejan parte de su vida en otro lugar? Así lo estoy haciendo en este nuevo CD doble + DVD

¿Cuál es el repertorio de este nuevo trabajo?

Casi todo es inédito, aunque también incluirá temas clásicos. Interpreto a jóvenes y talentosos autores y compositores pero con mi estilo propio, con mi punto de vista y temas tradicionales que   recreo con aires nuevos. Arreglos originalessin perder la esencia de la raíz que caracteriza a cada tema, acompañado por algunos de los más prestigiosos músicos y compositores argentinos como: Lilián Saba, Julio Santillán, Carlos Aguirre,y consagrados: Eduardo Falú, Astor Piazzolla, Eduardo Lagos ó Raúl Carnota. Temas tradicionales Portugueses y Gallegos, y la renovación en jóvenes compositores como: Joao Afonso, Gonçal Perales.Alejandro Galansky ò María Lombas.

¿Quiénes son los otros artistas argentinos invitados?

La idea del disco es reunir artistas invitados de Argentina, España y Portugal.
Por Argentina: León Gieco, Teresa Parodi, Héctor Alterio, Suna Rocha, Juan Carlos Baglietto, Angela Irene, Chamgo Spasiuk, Suma Paz, Walter Ríos, Mariana Carrizo, Facundo Ramírez, Nahuel Pennisi, Micaela Chauque, Hernán Crespo, Silvia Adriana, Carlos Mancinelli, María Lombas, Nano Fernández y Joaquin López entre otros.
Por Galicia / España: José Sacristán, Uxía, Kepa Junkera, María do Ceo, Davide Salvado, Rosa Leiro, Gonçal Perales, Margarita Guerra, Jordi Rabascall, Adrián Solla, Mar Caramés y Cristian Silva.
Por Portugal: Dulce Pontes, Mafalda Arnauth y Joao Afonso.
Y como colaboración especial cuento con el cubano Silvio Rodríguez.

¿El último artista incorporado al cd es Silvio Rodriguez?

Le he dado muchas vueltas a mi cabeza, cada artista convocado tiene su “por qué”, y pensando en un tema que cierre todo este largo viaje pensé en él, ya que escribe cosas maravillosas, y una joya de Silvio es el tema: “La vida”. Pienso que este tema resume ese viaje vital que todos transitamos.
El día 9 de octubre he estado con él en su casa de La Habana y ya hemos grabado juntos. Estoy muy feliz por ello.

¿Tenés pensado viajar a Argentina a presentar el disco?

Estuve en el mes de abril dando un concierto mío en el Centro Nacional de la Música de Buenos Aires, y también hice 3 conciertos junto a la portuguesa Dulce Pontes, a quien acompaño hace varios años. Con ella tocamos en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, en la Universidad de Córdoba y en la Sala Nescafé de Chile.
Como dice el tango de Eladia Blázquez: “Siempre se vuelve a Buenos Aires” y yo también siempre espero volver.

 Para seguir leyendo y viendo:
http://www.juancarloscambas.com/a-viaxe-dende-arxentina-ata-galicia-por-juan-carlos-cambas/
http://www.juancarloscambas.com/el-cubano-silvio-rodriguez-se-suma-al-proyecto-a-viaxe-dende-arxentina-ata-galicia/

¡Muchas gracias, Juan Carlos y felicitaciones por el esfuerzo . Exitos!



Mail: contacto@juancarloscambas.com.ar

Silvia



Carmen Flores íntima ,en San Martín- La soberana en el linaje de las Flores




Desde que era muy niña, escucho en casa la voz de Lola Flores y Carmen Flores. Carmen nació en agosto, el mismo mes en que Lorca nos dejó, pero muchos años después, claro.
Como hija de gallegos, debería sonarme más una muñeira que un flamenco, pero si bien escuchaba ambas, la copla me llega más profundo. Amaba esos trajes de cola, el zapateo del andaluz sobre el tablao y la guitarra que era  maravillosamente tocada por los dedos mágicos de un gitano.




La promesa de mi vestido de cola, quedó en el olvido. La promesa de ver a Lola, igual, ya que no la tenemos entre nosotros hace tiempo ya. Pero su hermana Carmen, tiene la misma esencia, el mismo salero, la misma gracia para conectarse con el público y hacer de su espectáculo, un encuentro íntimo. Y así es como llamó al show que brindó el pasado 13 de noviembre en el Cine Teatro Plaza, en San Martín :“Carmen Flores, íntimo”. Y tan íntimo fue que estaba solo ella sobre el escenario, ella con sus vestidos de cola, sus manos inquietas y su voz, la misma voz que escuchaba cuando era pequeña en la radio o en un cassette en casa.
Sus cambios de vestuario, hechos por su modisto español, bordados y exclusivos acorde a la situación,permitían deleitarnos con la guitarra de Gonzalo Gainza.



Dieciseis años hace que viene a nuestro país. Ha recibido aquí muchos premios. Y hasta l a distinción de Huésped de Honor d la Ciudad de Buenos Aires. Cantó mucho, cantó catorce canciones que me erizaron la piel, como “ Las cosa del querer”, “El toro enamorado de la luna”, “Si te vas” (de Perales)   y hasta se dio el gusto, con autorización de Cacho, cantar “Garganta con arena” …casi nada. No fue suficiente, y entonó en homenaje a Estela Raval, su famosa “Resistiré” 
En el último cambio de vestido, dejó para el recuerdo, un video de su hermana Lola, la misma que cantaba “Ay pena, penita pena” y movía sus muñecas al compás de las castañuelas.
Salí de casa con la esperanza de ver bailaores, esta vez no fue así, solo ella. Ella brindando todo su arte y su magia.






Al finalizar el espectáculo, solicité permiso para tomarme una foto, mi madre estaba conmigo,  esa misma que escuchaba las copas de las hermanas en la radio. La Sra Carmen accedió, y no solo tomé una foto con ella, sino que mi madre se acercó al escenario y se fundieron en un abrazo. Y otra foto más, y otra. 



Queda en la memoria ese encuentro, el sueño cumplido de tener a la señora de los vestidos de cola a mi lado, la misma que canta “Ese toro enamorao de la luna…” que tantas veces repetí sin saber bien la letra, pero al final, qué importa, si lo que interesaba era cantar…





A pesar del tiempo, volví a reclamar mi vestido de cola. Quien sabe…logre mi objetivo. Eso sí, ya  no para usarlo imitando a las Flores, sino para tenerlo como recuerdo de mi amor por el flamenco.




Silvia