martes, 24 de octubre de 2017

Muestra : “Ana Frank: una historia vigente” en Tres de Febrero









El día 24 de octubre se inauguró la muestra “Ana Frank: una historia vigente” en el salón de la Subsecretaría de Cultura de Tres de Febrero.




Organizado por el Centro Ana Frank Argentina, están expuestos los banners con la historia de la autora del libro “El diario de Ana Frank” y una réplica de la casa donde estuvo la protagonista.


En 1942, al cumplir 13 años ella recibe como regalo un diario íntimo en el cual escribió durante los dos años que se mantuvo escondida durante la Shoá.






El Centro es la primera organización de América Latina miembro de la Casa de Ana Frank en los países bajos, encargada de difundir el mensaje de resistencia, esperanza y fortaleza escrito por Ana en su diario en la Casa de Atrás en Amsterdam.







La muestra puede visitarse  en V. Gómez 4726, Caseros. Entrada libre y gratuita.






Silvia

viernes, 13 de octubre de 2017

"Este es tu lugar" AM Tradición 1580



El pasado 30 de septiembre, fui invitada a participar en el programa "Este es tu lugar" conducido por Ana Di Risio y Marcelo Martínez.








Charlamos sobre mis libros, especialmente sobre el último editado "Aceptalo, tenés 50!", además de escuchar buena música, la agenda de la semana y las preguntas sobre mis escritos.







Muy agradecida a ambos por la invitación, y por la hermosa tarde que hemos pasado.









Silvia

Relatos: El bolso

El bolso

Era muy delgada, alta y tenía el cabello suelto, que le llegaba casi a la cintura.
Apresurada,  empujó la puerta de la clínica y entró. Llevaba colgada en un hombro, un gran bolso de colores, con lentejuelas bordadas y cintas trenzadas.
Esa mañana estaba muy concurrida la sala de entrada, y el calor agobiaba detrás de los vidrios gruesos que daban a la calle. Yo estaba sentada en uno de los mullidos sillones esperando mi turno para atención. La espera era larga, pero había llevado un libro para saciar mi aburrimiento esa mañana- Confieso que la lectura no me atrapaba, no por el contenido, sino porque prefería aprovechar el tiempo mirando a la multitud que entraba y salía del lugar.




Parecía que las fiestas que se aproximaban, hacían adelantar todos los estudios y consultas médicas, para no dejarlas  para el enero caluroso que estaba pronosticado.
Gente en jean, en ojotas, en sandalias, en zapatillas, y hasta en botas, con ese calor…
Gente con remeras, con camisas, uniformes, enfermeras, médicos, y hasta un par con un abrigo, por la dudas. Gente caminando, en silla de ruedas, en camilla, corriendo, niños, viejos, jóvenes. De todo un poco.

Pero entró ella.

La que tenía el bolso.




Miró hacia todos lados, y se dirigió al mostrador.
-          Buenos días, ¿cómo está usted? -le dijo al de vigilancia- vengo al piso de internación.
El hombre la miró y miró su bolso. Otra vez el bolso. La miró a ella, como si no la viera, pero estaba frente a él. Le sonrió y le dijo:

-          Primer piso, señora, por aquella escalera.
Cuando quiso mostrarle la escalera, al mujer ya no estaba. De golpe, toda la sala quedó en silencio, una brisa suave y fresca entró por la puerta y sació el calor por un instante.

Desde la planta baja, se escuchaba una gaita, muy suave, que sonaba a compás de aplausos débiles, pero sentidos.
La mañana se había transformado en música, el sonido de la gaita se deslizaba delicadamente por todas partes, hasta paralizar a quienes entraban y salían del lugar.
Apenas duró unos minutos. Alcanzó. Suficiente. La mujer bajó las escaleras y todo volvió a la normalidad. 

Cuando se asomó al escalón de abajo, cerró su bolso y empujó la puerta de entrada para salir.

Una  suavísima  pluma blanca quedó atrapada en la bisagra de la puerta enorme de vidrio.

Silvia

Una entrevista muy particular

Nacho esta estudiando para periodista deportivo. Uno de los trabajos que debía presentar el mes pasado, era una entrevista. Y me sorprendió con esta.
Gracias hijo!

“Cumplir años no significa envejecer, sino adquirir experiencia”.
Silvia Vázquez da su opinión sobre el paso del tiempo y cuenta el porqué de su nuevo libro: Aceptalo, tenés 50. Silvia es una escritora y periodista de San Martín, además de “Aceptalo, tenés 50”, tiene editados tres libros más: “Rocío de palabras”, “Abraxas” y “Contraluces”. El libro fue presentado en el Museo Rosas en mayo de este año.
-¿Quién te impulsó a ser escritora?
Aprendí a leer y a escribir siendo muy chica, ya antes de tener 6 años. Cuando llegué a la escuela secundaria tuve dos profesoras muy buenas que nos hicieron leer muchísimo y no solamente eso, actuar y entender la problemática de lo que se leía, sus circunstancias y momentos. Las llevo siempre en mi recuerdo, porque creo que eso fue lo que me decidió a escribir, primero tímidamente y luego mostrándolo a los demás.
-¿Por qué decidiste publicar libros después de escribir tanto tiempo por hobby?
Escribo desde los 13 años. “Rocío de palabras” fue editado en 2012, y siempre decía que iba a publicar mi primer libro antes de mis 50, así que lo logré, no solamente en una oportunidad sino en tres. Por otro lado, necesitaba que todas esas hojas escritas con sentimiento e historias de vida, fueran conocidas y no quedaran escondidas en un cajoncito solo para mí.
-¿Te lleva mucho tiempo hacer un libro?
El primero sí, más de 30 años, porque fue recopilar y corregir una y mil veces lo que había escrito por mucho tiempo. Los otros ya menos, porque en el segundo caso, eran cuentos, que hasta ese momento no me había animado a escribir. Luego van surgiendo trabajos mezclados, cuentos, poemas, relatos… y ahí es cuando la obra se va armando sola. Este último libro “Aceptalo…” llevó más o menos un año. Los relatos del final, que estaban escritos y no editados, más los comentarios de las personas que aparecen en el texto, sumado a mis opiniones personales.
-¿Por qué elegiste ese título?
No es fácil elegir un título y una tapa. Ese específicamente, lo elegí porque es lo que siento que hay que hacer cuando se llega a esa edad, aceptarlo, sin creer que debemos hacer más de lo que hacemos ni dejar de hacer ciertas cosas, por el qué dirán.
-¿Es un libro solo para mujeres o los hombres también pueden sentirse identificados?
No es un libro solamente para mujeres, de hecho hay expresiones y opiniones tanto femeninas como masculinas. Ambas pueden ser útiles para ver qué piensan del otro lado, y en qué podemos mejorar y dónde uno se ve reflejado. Lo sugeriría para ver si los hombres entienden un poco más a las mujeres y viceversa.
-¿Puede ser útil para que los menores de 50 puedan entender cómo se vive a esa edad?
Creo que sí. Muchos jóvenes piensan que una persona de 50 ya es vieja. Tal vez tengan esa edad su mamá o su papá. Pueden ver que la vida es diferente a la de ellos, pero no deja de disfrutarse. Seguramente les sirva para comprender que así como la juventud tiene etapas diferentes, la mediana edad también. El hecho de que ambos se comprendan, jóvenes y de 50, y que a la vez, puedan convivir con opiniones diferentes, es interesante. Me parece que es buena idea que lo lean también.
-¿Con qué parte del libro te sentís más identificada?
Con la que se habla acerca del peso: a los 50 las mujeres aumentamos de peso (no todas, como digo en el libro, no generalizo) y eso complica en muchos casos. También en que cuando se vacía el nido (los hijos se van yendo de casa), la mujer siente que tiene más tiempo libre, que debe ocupar haciendo cosas que por razones obvias, tenía postergadas.
-¿Qué concepto buscás enfatizar con este libro?
Intentar que la mujer se comprenda a sí misma, que el hombre la comprenda, que ambos entiendan que son diferentes en ciertas cosas, pero que finalmente se complementan. Que cumplir años no significa envejecer, sino adquirir experiencia, ser diferentes, aprender cosas nuevas, vivir desde otra perspectiva distinta con el paso del tiempo. Creo que si tuviera que definirlo en una palabra sería “disfrutar”.
-¿Considerás que es un libro feminista?
Para nada, no hay críticas de un sexo hacia otro, ni hacia ninguna inclinación sexual. Es un libro para entretener pero también para reflexionar. Un manojo de relatos para distraerse y sentirse cómodos.
-¿Combinaste tu profesión de periodista y escritora en este libro?
Sí, por cierto. Cuando le preguntaba a la gente acerca de un tema específico, estaba trabajando de periodista, y cuando lo volcaba al papel, de escritora. Ambas pasiones se combinan y logran una amalgama perfecta.
-¿Te llamaron de alguna revista femenina para hablar del libro?
Aún no. Sí me han llamado de algunos programas de radio y fui entrevistada en medios gráficos, pero no específicamente femeninos.
-¿Pensás escribir una novela?
Estoy en eso. Soy muy ansiosa y me cuesta alargar las narraciones, pero creo que pronto me va a aparecer la mágica lucecita de la inspiración y cerraré algunos capítulos. Quiero que salga bien, y en lo posible que sea amena la lectura. Para eso necesito más tiempo. Pero lo estoy intentando.
-¿Tenés algún referente o ídolo?
Como leía mucho más antes que ahora, puedo decir que admiré y admiro a escritores conocidos como Borges, Saint-Exupery, Mauro de Vasconcelos, Neruda, Becquer, Alcott, Lorca y los que formaron parte de esa adolescencia lectora. No son ídolos pero sí me hicieron pensar y tal vez los tomé como modelos. Más cercanos he leído a autores como Carver, Poe, García Márquez, Allende, y todo lo que llegue a mis manos. Me regalan muchos libros y trato de leerlos todos. Hay muchos autores locales muy buenos.
-¿Qué autores son tus preferidos a la hora de la lectura personal?
Prefiero los poemas de autores conocidos (aunque últimamente no estoy leyendo mucha poesía) y aquellos que me hagan sentir algo cuando abro las primeras páginas del libro. Si cuando leo la décima página no me atrapa, lo dejo y lo leo otro día. Si vuelve a suceder, lo guardo.
-¿Cuál es el rol social de un escritor en la actualidad?
La tarea de un escritor es reflejar la vida. Para ser otros o para entender que a todos nos puede pasar lo que el escritor escribe, que todos podemos vivir esas mismas experiencias o similares.
El ideal de todo escritor es convertir su obra en una gran metáfora. Hay escritores que lo han logrado. Por otro lado, en alguna época el rol del escritor fue ser la voz de quienes no tenían voz.
Creo que mi rol social es llegar a diferentes tipos de lectores, tanto aquel que tiene altos conocimientos de la literatura como aquel que recién comienza a leer. No soy elitista. Quiero que mis escritos se entiendan, que se comenten y se disfruten, que lleguen a emocionar como a mí cuando los puse en papel. Mi escritura es simple y refleja lo cotidiano, menos en los casos en que la narración es fantástica o gótica donde juega un enorme papel la imaginación. Socialmente creo ser mensajera de emociones, sí, me gusta esa definición.
Ignacio Navas.

Día de la madre 2017

Este domingo 15, se festeja nuevamente el Día de la Madre.
Gracias a Dios  la tengo conmigo, para que me siga retando como cuando tenía 5 años, para que me diga "abrigate que después te resfriás" o " mirá acá limpiaste mal, eh!"

Pero también teno dos hijos, que me dicen la palabra mágica, esa que desde que nacen esperamos escuchar por primera vez.
Y a ellos les debo el honor, a Nacho y a Gonza, de llamarme mamá.

Si hay algo de lo que no me arrepiento, es de tirarme al piso a jugar con ellos. O dibujarles lo que me pedían (mal dibujado a tal punto que se reían de eso). De dejarlos escribir las paredes antes de pintarlas definitivamente ( aún están sus dibujos debajo del papel). No me arrepiento de enseñarles lo que estaba mal y darles ejemplos para que aprendan lo que estaba bien. No me avergoncé de responderles " no sé, pero lo buscamos" cuando me preguntaban algo que no sabía. Me enorgullezco de verlos grandes y hermosos, pero sobre todo buena gente . Jamás dudé que tuvieran un perro como mascota para que sepan lo que es dar y recibir amor incondicional . Y ahí están. Disfrutando de la vida y de nosotros sus padres. De sus abuelos que los aman y de su tía que los consiente (a veces). Perdón por las veces que los reté por romper algo que se reponía. Perdón por no haber entendido alguna vez sus lágrimas. Soy mamá. No perfecta. Los amo hasta el infinito y más allá . Gracias por la primera vez que escuché la palabra "mamá". Gracias al amor de mi vida por permitirme serlo.

Silvia


miércoles, 4 de octubre de 2017

Entrevista: Lucrecia Payela: “Dibujar, una buena manera de expresar tus sentimientos o problemas”

“Lucre” como la llaman, es una estudiante del Colegio Elpidio Perez, en la localidad de Uriburu, Provincia de La Pampa. Tiene quince años. Hace dos  que  participa de los juegos Evita Culturales en Pintura . El año pasado obtuvo el primer premio y este año el tercero.

Muchos chicos se juntan los viernes  a la mañana en el CAJ (Centro de actividades juveniles) de Uriburu, y el taller de arte está cargo de la profesora Yesica Días. A veces pintan las aulas de la escuela, otras veces  hacen actividades teatrales. Este es el quinto año que este grupo está en marcha. Me parece atractivo para los adolescentes unirse para efectuar tareas propiamente artísticas, ya que de ese modo, y como dice el propio Ministerio de Educación pampeano:
“Los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) han recorrido hasta aquí en el país y en la provincia un tiempo de trabajo en la escuela secundaria, compartiendo sus problemas y sus avances. En este tiempo, la garantía del derecho a completar los trayectos obligatorios del sistema; la incorporación de jóvenes que han abandonado la escuela y la preocupación por la mejora de la calidad de la enseñanza, son desafíos que convocan a revisar lo realizado y plantear las estrategias de trabajo que resulten necesarias para abordarlos.
Los propósitos generales del programa recuperan 3 cuestiones centrales que aportan los CAJ a la educación secundaria:
–       condiciones para que se produzcan aprendizajes;
–       inclusión de los/as jóvenes desescolarizados/as a propuestas educativas;

–        oportunidades de ampliar el tiempo de trabajo en la escuela de los/as jóvenes y estudiantes.”
Desde 2005 a la actualidad el programa nacional “Centro de Actividades Juveniles” (CAJ) en La Pampa constituyó 38 Centros, sumando 104 talleres distribuidos en 23 localidades de la provincia, entre las que se encuentran: Santa Rosa, Gral. Pico, Rancul, Eduardo Castex, Victorica, Cuchillo-Có, Gobernador Duval, Ing. Luiggi, Jacinto Arauz, Uriburu, Intendente Alvear, Miguel Cané, Catriló, Guatraché, 25 de Mayo, Puelén, Ceballos, La Reforma, La Humada, Parera, Toay, Santa Isabel y Gral. Acha. A los Centros de Actividades juveniles asisten alrededor de 2500 jóvenes.
Los gobiernos provinciales integran en su mayoría, a grupos de alumnos de 12 a 18 años en las escuelas , y así los contienen y educan en diferentes artes. También hay otras actividades además de la pintura, pero dejemos que Lucre nos cuente eso y cómo llegó a su premio.
¿Cuál fue la consigna de los juegos para este año en plástica?
Este año el tema era de hacer un dibujo que me representara a mí y a todos los jóvenes, hoy en día en todo el mundo.  Yo decidí dibujar Las Siluetas de Las Redes sociales, porque hoy en día todos los adolescentes nos sentimos muy atraídos y Identificados por ellas.
¿En qué grupo participaste?
Yo participé en Grupo Sub 18 .Salí en el 3° puesto.
¿Cómo se llama tu cuadro?
Mi Cuadro se Llama “Conexiones”.
¿Cómo llegaste a conectarte y participar en los Juegos?
Yo tuve la posibilidad de participar en Los Juegos Evita gracias a Los Talleres del CAJ del Colegio Elpidio Oscar Pérez , donde hay tres tipos de talleres: tenemos Teatro, Fotografía y Arte urbano. Es un programa que depende de políticas socioeducativas, que antes dependía del Ministerio de Educación de la Nación y que a partir del año 2016 empezó a depender del Gobierno de la Provincia de la Pampa.

¿Cuánto hace que estás en el CAJ ?
Hace 4 años que estoy en el grupo.
¿Quién obtuvo el primer puesto en dibujo?
El primer puesto fue para Andreina Sayago.
¿Qué otras actividades hay?
Hay otros dos tipos de actividades: Teatro a cargo de Ivana Ferrer Y Fotografía a cargo de Sofía Martínez. Estos son “Al Percu – Son” (Taller de Percusión Integral) “OndaUrbana” (Taller de Arte Urbano) y “Expresando La Palabra” (Taller Literario).
¿Cuántos jóvenes hacen estas actividades?
Van alrededor de 35 Chicos.
Contame qué expresas con tu dibujo
Expreso mi mundo porque yo también me siento identificada por las redes sociales
¿Te sentís contenida en el grupo?
Yo me siento muy cómoda y a gusto en estos talleres y me durante estos 4 años que estuvimos juntos entre las Profes y mis compañeros. Me gané su confianza y ellos mi confianza.
¿Qué expectativas tenés cuando finalices el colegio?

Mis expectativas cuando termine el colegio  es ser  Profesora de Arte.
 ¿Qué opinás acerca de los jóvenes y su relación con el arte?
Mi opinión es que es una buena manera de expresar  tus sentimientos o problemas….sería desahogarte en un dibujo.
El pasado sábado 23 de septiembre partieron rumbo a Macachín, para participar de la “Jornada de intercambio Raíces Pampeanas” Junto al CAI y Orquesta de Macachín. Allí compartieron experiencias con escuelas locales.
Silvia