viernes, 23 de octubre de 2020

Escritora invitada: Leonor Pires

 FRÍA MUERTE



OH,FRIA MUERTE!

ESGRIMES TU ALEGÓRICA GUADAÑA,

LLEVÁNDOTE AL SÓRDIDO SILENCIO DE LO ETERNO

SEPARANDO EL CUERPO DEL ALMA.

TE ADUEÑAS DEL "TEMPLO DEL SER DIVINO"

DEJÁNDOLO FRÍO, INERTE...

A SOLAS CON LA TRISTE SUERTE

EN EL INFIERNO TAN TEMIDO.

OH¡ FRÍA MUERTE

QUE CUBRES CON FRÍAS LOZAS 

LOS FRÍOS CUERPOS EN LA TIERRA CALIENTE.

TE LLEVAS A LOS SERES MÁS QUERIDOS

SIN PREGUNTAR SI QUIEREN IR AL CIELO PROMETIDO,

Y NOS DEJAS SUMIDOS EN EL ESPANTO

CUANDO CUBRES TODO CON TU NEGRO MANTO.


Día de todos los muertos- 2 de noviembre



LEONOR PIRES.

......................................






Nueva sección: por Gonzalo Navas: Gamers: Reseñas- Project Cars 3: El fin de una era.

Slightly Mad Studios regresa para una tercera vuelta de Project Cars, pero esta vez lo hace de una manera bastante distinta. 

Con tan solo dos entregas, Project Cars se posicionó como uno de los simuladores de conducción por excelencia, con un realismo y dificultades a la altura de las carreras de la vida real. Y fue esto lo que lo hizo destacar por sobre otros juegos de carreras más ligados al género arcade. 

En esta tercera parte, el estudio decidió abandonar todo eso que le dio identidad al juego, y volcarse por una entrega mucho más amigable y accesible para los jugadores casuales y nuevos en el género.

El problema es que parecen haberse olvidado de sus fans y del público que disfrutaba de un simulador realista, completo, y lleno de opciones de carreras adaptadas a cualquier gusto y preferencia del usuario. Lo que parece aún más extraño, es que en esta cuarentena el género de los simuladores explotó, ya que al no haber carreras, los pilotos profesionales se volcaron a experiencias como Project Cars 2, Assetto Corsa o Gran Turismo.

Pero no todo es negativo en esta tercera entrega, ya que más allá de que la IP nos tiene acostumbrados a otra cosa, el juego logra una identidad propia y cumple con varios puntos que pueden dejar contentos a los fanáticos de las carreras que buscan diversión estilo arcade sin tener que preocuparse por características realistas de la conducción.

Por un lado, las ayudas visuales que incluye para saber donde tomar las curvas, frenar, acelerar, son intuitivas y simples, basadas en tan sólo tres íconos. Son muy útiles para aprender los trazados de cada circuito y después desactivarlas, ya que esto nos dará mayor experiencia.

A diferencia de las dos anteriores entregas, en Project Cars 3 no será requisito contar con un volante (nunca lo fue, pero era un standard para poder exprimir el juego al máximo), ahora los mandos están mucho mejor optimizados con diversas configuraciones para tener una experiencia personalizable a la hora de manejar. Aunque siempre podemos optar por desactivar todas las ayudas y sentarnos al volante para disfrutar del realismo al que nos tienen acostumbrados.

Eso sí, adiós a las preocupaciones de cargar el tanque de combustible, a parar en boxes, y al análisis de la temperatura y desgaste de los neumáticos. Así también como el apartado de los daños del vehículo, el cual no tiene ninguna incedencia en el manejo. Le dimos choques por todos lados al auto y no cambió en absoluto la manera en la que se comporta en la carrera, otra demostración de la adecuación hacia el modo arcade. 

Lo que sorprende, es que estas opciones podrían haber venido de esta manera como standard, y configurables de alguna manera para incluir las mecánicas y dificultades de sus predecesores, pero al parecer se eliminaron completamente y sólo nos queda lo nuevo.

A nivel gráfico es un título que se siente bastante distinto a las entregas anteriores. No es que los autos ni los entornos se vean mal, sólo que se ven distintos. Quizá esto es parte también de la mutación de la IP de un simulador realista a algo más arcade. Pero sí resulta extraño que la calidad gráfica haya bajado respecto a su antecesor, el cual era obsesivamente detallista.

En cuanto a rendimiento, una de las aristas mas importantes en esta clase de producto, se mantiene estable a mínimo 60FPS, excepto algún mínimo momento donde haya una gran aglomeración de vehículos.

En cambio, el sonido es otra cosa, con unos efectos muy logrados y de muchísima calidad que consiguen que la experiencia sea enormemente inmersiva. La banda sonora, completamente olvidable y repetitiva. De todos modos, al escuchar los hipnotizantes sonidos de los motores de los 200 vehículos que tenemos para elegir, la música pasa a algo más que un segundo plano.

Los modos de juego son casi calcados de las anteriores entregas, con alguna que otra modificación.

Se aplicó el sistema de experiencia y dinero, muy común en estos días, que nos va a poner un poco los pelos de punta para sacar autos, pistas o mejoras haciendo distintos desafíos o cumpliendo requisitos en carreras, a veces un tanto molestos. En cierto punto dejamos de jugar para divertirnos y empezamos a obedecer las exigencias del juego para poder obtener las recompensas que nos ofrece. 

El modo online tiene un máximo de 20 jugadores en consolas y de 32 en PC.

El sistema de emparejamiento ha mejorado mucho, ya que ahora se basa en el nivel de habilidad de nuestro carnet de piloto, donde se tendrá en cuenta el tipo de jugador que somos para emparejarnos con otros a los que les guste competir de la misma manera.

Pero sin dudas lo mejor que tiene PC3 es el modo Eventos Programados del online. Cada veinte minutos se lleva a cabo un reto diferente, en el cual competimos, ganamos experiencia y dinero y siempre se renueva y refresca, dando esa sensación tan clásica a la que nos tienen acostumbrados los videojuegos de “una mas y a la cama” en loop eterno hasta quién sabe que hora.




Slightly Mad Studios apostó, modificó, arriesgó y publicó. Es extraño el cambio de enfoque y el sabor a poco que deja a los fans legítimos. Pero más allá de eso, y viéndolo como un juego independiente fuera de la franquicia, es un gran simcade, con muy buenos controles y un online muy interesante y entretenidos. Porque sin ir más lejos, jugamos videojuegos para divertirnos, y Project Cars 3 lo logra.

A pesar de las controversias y el notorio cambio, estamos frente a un gran juego de carreras que nos va a garantizar muchísimas horas de diversión. 

Todo lo que contiene está bien hecho, con una calidad incuestionable y sin fallas. Pero tampoco sin detalles y elementos que podrían haberlo hecho un juego de excelencia. 


(Agradecemos a Bandai Namco por la copía cedida para PC para hacer esta review para nuestros lectores.)

https://www.tiempogamer.com/post/review-project-cars-3-el-fin-de-una-era


©Gonzalo Navas

.....................................






CONVOCATORIA "NO LA VIOLENCIA" de Las musas despiertas

 


Las musas  y su aporte “NO a la violencia”

 

Estamos viendo en los medios que cada vez se incrementa más la violencia. Todo tipo de violencia, por lo que pensamos en iniciar una campaña al respecto.

Durante el mes de noviembre, recibiremos trabajos literarios (poemas, cuentos, relatos) de una carilla máximo, en Arial 12, para ser publicados en este blog, bregando por la NO violencia y todas sus formas. También pueden ser gráficas en contra de la violencia.

Los trabajos serán publicados de acuerdo al espacio, solo se descartarán aquellos que sean ofensivos en cuanto a vocabulario y no cumplan con las condiciones de presentación arriba indicadas.

En cuanto a gráfica(arte) deben ser dibujos/ pinturas/mandalas.en A4 máximo (cualquier técnica).Se puede incluir una frase alusiva.

Cada trabajo deberá ser firmado por el autor, indicando un mail de contacto /celular/ o redes y el lugar de residencia. Indicar dónde vio esta convocatoria

Cada autor/artista recibirá un diploma de participación y si podemos hacer algo más que vaya surgiendo en el camino, serán informados por medio del blog.

Convidamos a seguirnos en lasmusasdespiertas.blogspot.com. Sumemos lectores y cultura!

Está abierta la convocatoria a todos los países del mundo.

Desde ya cualquier consulta será resuelta a la brevedad.

Enviar via mail a smv1109@gmail.com.  

Asunto: NO a la violencia

Esperamos sus trabajos y luchemos por un mundo sin violencia.

Saludos

Silvia Vázquez

Auspician:




..........................

Invitado: Jorge de Mendonca

                     

            Barco 244 TEUs. Foto gratuita del enlace: https://www.pxfuel.com/es/free-photo-exrmu


Alfajores en barco de Clorinda a Río Grande

Al lector distraído puede que el título de esta nota le produzca dos tipos de pensamientos.

Uno, “¿qué tiene de raro que esa distancia sea cubierta en barco?” donde es posible que el interlocutor sea alguien ya anciano, de esos que habrían cultivado cierta idea de sobre cómo deberían funcionar las cosas en el País, en el territorio.

Otro, ya moderno y, quizá, con muchísimo conocimiento sobre logística y hasta de política (de Argentina), quizá piense “¡¿pero qué pavada escriben?! si no sirve ir en barco”.

Ese segundo lector, seguro tiene muy en claro que por el Volga, el Mississipi o el Rhin (foto), lo más natural es que un alfajor viaje en contenedor sobre un barco.

Pero. ¿por qué razón se le hace tan difícil, siquiera, exigir que se resuelva que los ríos y el mar puedan ser utilizados para el comercio y la producción del propio País?

Aunque pareciera ser que la no resolución del cabotaje en nuestros largos países de la América del Sur es una cuestión endémica, estas líneas refieren en especial al caso de Argentina, donde disponiendo de 5.500 Km de ríos y costas navegables, tan sólo un buque se moviliza cada 15 días entre el central puerto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el de Ushuaia, en la ciudad más al Sur del País, y fuera del territorio continental.

Diferentes actividades públicas y privadas de los puertos obligan a pagar sobrecostos según el horario de operación, lo que resulta en mayores costos operativos del buque, por las esperas entre turno y turno, lo que implica agregar un 57% de tiempo de viaje entre, digamos, AMBA y Comodoro Rivadavia, o pagar todos los “fuera de horario operativo”. En ambos casos, la carga pagará extra costos de todo tipo.

Lo interesante, la paradoja, es que todos esos costos o tarifas no son aplicables a ninguna carga o buque de contenedores, pues salvo ese mensual entre el Canal de Beagle y el turbio estuario platense, otros 27 puertos que pueden operar contenedores de cabotaje, no lo logran hacer o, lo que es peor, ni siquiera lo tienen en sus agendas el que pudiera existir un negocio de 2.000.000 de unidades anuales de cabotaje si lograran ponerse de acuerdo.

Ante la consulta, las navieras no expresan tarifas en menos de docenas de reuniones. Los puertos se preocupan en cargas del comercio exterior de negocios que siempre se les escapan hacia el AMBA y otros países. El Estado nacional y provinciales imponen al barco comercial impuestos y tasas que ni el camión, ni el tren ni el avión tienen que enfrentar.

Es más, un avión de matrícula nacional, sea que hace cabotaje o que viaja al exterior, sólo paga el combustible y los servicios en pesos, mientras que un barco nacional, de matrícula nacional, para operar sólo dentro del País, paga todo en dólares. Y no sólo el combustible.

Un pasajero que viaja de Córdoba a Comodoro Rivadavia en un vuelo que va a Ushuaia, ni se entera de la existencia de la Aduana, pero no así un contenedor que va de La Plata a Mar del Plata, donde como mínimo debe cumplimentar papeles de frontera en ambas puntas.

Al unísono la multifacética especie que interactúa operativa y comercialmente con puertos y marítimas, eleva las culpas aduaneras por encima de todo, pero sin proponer soluciones, cosa que se explica porque la totalidad de todos los otros rubros están abroquelados a pasados que, no es que “fueron”, sino que ni la tribu ni sus partes parecieran estar realmente dispuestos a recuperar en términos aggiornados a la realidad.

Entre el claro instante del inicio del retroceso logístico en 1961 y su particular quiebre en 1977, y hasta hoy, segunda década del Siglo XXI, pasamos de un universo de bolsas y paquetes sueltos, a uno extremadamente profesionalizado y asegurado sobre contenedores precintados, simples y porteables en cualquier extremo.

Cada líder momentáneo o histórico con opinión política momentánea o pública de larga data, expresa una culpa y un título para la solución de algo. “La magia de la decisión y listo”. Así llegamos hasta aquí.

Cuando una situación supera más de medio siglo en la Era en la que alguien nació con una carta como toda comunicación; hizo la secundaria con teléfono público y hoy participa en un congreso internacional en un 3D virtual, ya no es un problema del costo de los empleados, o de la no inversión de las navieras, o de los impuestos del Estado o de un calado de fondo que no se hace porque no hay barcos ni de barcos que no van porque el calado no está. El problema es toda una Sociedad que resulta incapaz de resolverlo, y de allí que cada sector o lugar tiene a la otra titularidad de la tribu de los puertos y las aguas como para echarles las responsabilidades.

Mientras, una burocracia de finas polleras y caras corbatas, ha habitado y habita por más de cuatro décadas las oficinas de las decisiones y convence a cada ministro o director, que el cabotaje es un mito o que los cruces cordilleranos no hay que hacerlos o que los corredores bioceánicos son cháchara provinciana.

No es que se pueda cargar azúcar en Barranqueras y bajarla en San Julián, sino que necesitamos que sea posible esa oferta fluviomarítima para que cada rincón territorial crezca por la mayor y mejor oferta logística.

Hacer a la productividad del cabotaje no es un beneficio para naviera, gremio o puerto alguno, sino que es un deber para poder recuperar esta Economía que, casualmente, salió del Top Ten del PBI al año siguiente en que comenzó su aniquilamiento logístico (1961), justamente cuando comenzó a aparecer ese caricaturesco latiguillo de “allá no hay carga” con el que cada zonzo funcionario de turno se fue convenciendo de que todo lo que está más allá de la General Paz y el Riachuelo es un pesado lastre que depende de que la Plaza de Mayo lo sostenga.

La desesperación económica exige que pantalones y polleras estén en sus lugares y se encaminen hacia acuerdos con coraje y exigencias con honradez. No hay tiempo para falsos subsidios ni endeudamientos de la nación para que un buque zarpe. Allí está todo el mercado de la logística y del automotor privados, nacionales y eficaces que están dispuestos a aumentar productividad, a invertir y a aumentar la oferta logística, pero necesitan que la tribu fluviomarítima despierte de un mareo que ya lleva casi seis décadas.

Mientras había pasado ese tiempo, un joven dibujante que utilizaba plumín en 1961, hoy ve a su bisnieto conducir desde su casa en Punta Alta, a una impresora 3D en el taller de su hermano mayor en Brisbaden.

Despierten señores fluviomarítimos. La economía necesita cabotaje de contenedores.

Bahía Blanca, Octubre 21 de 2020

Jorge de Mendonça

Pg Política y Planificación de Transporte

 ....................





Ballester cumple 131 años

 



La ciudad de Villa Ballester se creó a partir de los terrenos de la chacra de Miguel Ballester y Flotat. Esta quedó en poder de varios herederos, pero fue Pedro Ballester quien —a fines de los años 1880— consideró la posibilidad de crear un pueblo con el loteo de todas estas tierras. La oportunidad sería un negocio seguro, teniendo en cuenta la proximidad con una estación de ferrocarril (inaugurada en 1895), y el crecimiento desmedido de Buenos Aires, de la que se encontraba relativamente cerca.

ESTA SEMANA, SE FESTEJAN SUS 131 AÑOS

Agenda de festejos

LUN 12 Intervención artística del tanque de Plaza Roca Artista: Pastel Gral. Roca y Belgrano, Villa Ballester

VIE 23 Muestra Internacional Audiovisual de GIF Territorios Virales Galería de las Artes Mitre e Int. Campos, San Martín

SÁB 24 11 h También podés sumarte por sanmartingob Muestra “Esculturas vivas” Artista: Mariana Goncalves Da Silva Jardín delantero del Museo Casa Carnacini Pueyrredón 2720, Villa Ballester Performance artística Espectáculo de narración oral Show musical de Juan Quinte

DOM 25 17 h Música en los balcones Show infantil: Compañía de Zoquetes Show de Milagros Blanco Show de Nicole Kazz Show de Álvaro Salvador

LUN 26 18 h Festejamos el Cumpleaños de Villa Ballester Espectáculo musical en distintas zonas del barrio

©Silvia Vázquez

..............................





Teatro


Duche&Zárate

Presenta

“Actualizando recuerdos”

 

Hola, te queremos invitar a ver esta nueva serie de

videos que comenzamos a realizar desde Duche&Zárate.

Este es el primero, con la actuación de Marcelo Iglesias

recordando su actuación en “Tengo miedo torero”,

la obra de Pedro Lemebel, que con dirección de

Gerardo Begérez, estrenó en 2012.

 

https://www.youtube.com/watch?v=HG6cI7fbAJE


Miralo en nuestro canal de YouTube.

Suscribite que hay mucho más para ver.

................





 

Nueva sección


 

Escritora invitada: Leonor Pires

  FRÍA MUERTE OH,FRIA MUERTE! ESGRIMES TU ALEGÓRICA GUADAÑA, LLEVÁNDOTE AL SÓRDIDO SILENCIO DE LO ETERNO SEPARANDO EL CUERPO DEL ALMA. TE AD...