viernes, 3 de abril de 2020

Cine: Milagro en la celda 7







“Milagro en la celda 7”: Memo, un joven padre con discapacidad intelectual y su hija Ova, viven en una humilde casa en una colina junto a la abuela del primero, llamada Fatma. El amor incondicional que siente él por su hija lo lleva a hacer de todo por ella, a pesar de su discapacidad y pobreza.

Hay una conexión que comparten Aras Bulut Iynemli y Nisa Sofiya Aksongur, los actores que interpretan a Memo y Ova, respectivamente.

Memo parece tener la misma edad metal que la pequeña, similar situación que la que sucede en “Mi nombre es Sam” (film protagonizado por Sean Penn y Dakota Fanning) solo que, en este caso, hay un acontecimiento policial que en la otra no existe.

 Todo esto ocasiona que el padre de la niña sufra varias burlas y maltratos por parte de la gente del pueblo, incluidos los niños, quienes, en lugar de apoyarlo, le dan la espalda.
ALERTA SPOILER: Luego de ser acusado de un crimen, el personaje principal va preso. En un flashback, resulta que dos días antes Akorozlu, compañero de celda de Memo, conspiró con el alcalde un plan para salvarlo.

Los guardias son parte de ese arreglo y la película termina entonces de una manera inesperada.
 ida (la imagen del inicio de la película) con un vestido de novia y sosteniendo la cigarrera que le regaló la persona que al final resuelve la intriga.

Recomendada con pañuelos en mano y una percepción para los paisajes impresionantes que ofrece Turquía.

Título original: Yedinci Kogustaki Mucize aka
Año: 2019
Duración: 132 min.
País:Turquía Turquía
Dirección:Mehmet Ada Öztekin
Guión:Özge Efendioglu, Kubilay Tat
Música:Hasan Ozsut
Fotografía:Torben Forsberg
Reparto:Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum
Productora:Emitida por Netflix; O3 Turkey Medya
Género:Drama. Comedia | Remake. Drama carcelario. Discapacidad




Calificación:  7  

©Silvia Vázquez
........................................



Escritor invitado: Eduardo Vecino ,desde Uruguay

Azúcar natural.

Bodega
Tango
vinos,
pasión
de un gran
amor
entre
viñedos
luna
llena.
Frutos
dulces
aromosos
invitan
al gozo
pisar
la uva
descalzo
Bodega del Depto. de San José de Mayo (foto gent: Eduardo Vecino)
ver correr
el caldo
desprendido
escobajo
apartado
soltando el
grano
cargado
de dulzura
natural
ante la
sequía
descomunal.
el mejor
vino
sale en
tiempos
faltadores
de lluvia.



©Eduardo Vecino.
......................................

 


Nueva publicación en Revista Pluma literaria

La Revista literaria Pluma, ha publicado uno de mis cuentos. Comparto con ustedes:









Sombra partida




Nunca me animé a molestarlos . Ni siquiera me atrevía a saludarlos cuando estaban sentados en el banco frío de la costanera los jueves a la tarde.
Estaban pendientes uno del otro. Se miraban, ausentes absolutos del mundo a su alrededor.
Sobraban las palabras. Estaban pendientes uno del otro. Ausentes absolutos del mundo a su alrededor.
Sobraban las palabras. Sólo existían ellos y el brillo de sus ojos oscuros como una sola sombra cobijada bajo los sauces lánguidos a la orilla del río.
 Tomados de la mano caminaban desde el puerto hasta la entrada del parque de los chicos. No se soltaban ni un segundo. Volvían cuando bajaba el sol y apuraban el paso para llegar a su casa antes que caiga la noche.
Tomados de la mano caminaban desde el puerto hasta la entrada del parque de los chicos. No se soltaban ni un segundo. Volvían cuando bajaba el sol y apuraban el paso para llegar a su casa antes que caiga la noche.

Aquel día se repitió la rutina. Cuando volvían de su paseo, ni bien cruzaron el puentecito, vieron un grupo de pibes alrededor de un auto abandonado. Le estaban sacando las cuatro ruedas. No estaba ahí cuando pasaron bien temprano en la tarde.
Dos de ellos se dieron vuelta al verlos.

- ¿Qué te pasa, viejo?. No nos mires.

Ella le tiró del brazo y lo llevó hasta la vereda de enfrente.
- Te dije que no nos mires, viejo- repitió.

Ahí  nomás, el más alto, de pelo enrulado , sacó un arma de entre sus ropas y le disparó.
Cayó como una bolsa pesada sobre el asfalto. Ella gritó pero no la escucharon. Su grito mudo no pudo evitar que corrieran hacia el otro lado cuando a sirena del patrullero apareció en la esquina.
Rogó, imploró ayuda. Tres de los agentes se dieron vuelta y corrieron hacia el grupo, el otro, llamaba por radio a una ambulancia.
El, gimiendo, entreabrió los ojos ya sin brillo, le tomó la mano y le sonrió.

Un jueves más, ella caminaba sola, Se sentaba en el banco frío de la costanera.
Los sauces lloraban sobre sus hombros. El atardecer se imponía y ella con la cabeza baja, volvía desde el puerto hasta el parque . Su sombra, desde aquel jueves, se había partido a la mitad.

©Silvia Vázquez
.................................


Escritora invitada: Nélida Bertolone



Cuarentena


En el taller literario le dieron la tarea: Ir a algún lugar y escribir una historia.

Ir a algún lugar. A veces lo simple no lo es tanto. Hace más de una semana que se arrepiente por no haberlo hecho a tiempo. Ya no se puede.

Se levanta temprano aunque no haga falta. Se lava afanosamente sus manos y su rostro. Toma mate, sola, y tuesta el pan. Saluda a sus grupos de WhatsApp . Espera a que se levante el resto de la familia a la que saluda de lejos, sin besos ni abrazos.

Internet, maravilloso invento. Recorrer las redes en busca de inspiración. De pronto esa foto la lleva al pasado.

-¿Quiénes son? -pregunta su hija en el grupo de los primos grandes, que ya no son tantos, ese grupo del que los más chicos se van adueñando.

Mientras la mamá amamanta a su nieto más chiquito, le intenta responder desde su lugar. La hija solo reconoce a uno.

La memoria juega malas pasadas a veces. Sobre todo cuando esa memoria no corresponde a su propia edad cronológica. Todavía no ha nacido, y los primos aún más grandes posan en esa fotografía de papel avejentado que la cámara capturó hace más de sesenta años, y que los nuevos dispositivos hacen visible en un día inesperado.

-¿Quién es el mayor que acompaña a los niños? -interroga nuevamente la joven madre.

-A él si lo conocés, -responde la mujer- pero es tan joven allí.

Una de sus primas grandes del grupo le pone nombre a cada rostro infantil. Reconoció a algunos, confundió a otros.

No se puede salir. Tiene que escribir la historia.

Tío Pancho se aleja del lugar. Se sienta a la mesa donde tío Reinaldo juega esa broma que contó su papá tantas veces. El mate con ginebra compartido hizo estragos entre los hombres de la familia.

Los niños seguramente se metieron bajo la mesa después de ese instante, como su mamá le contó que hacían siempre. Allí están, jugando, hasta que algo provoca una pelea y las madres los rescatan del escondite habitual. Siempre pasa en las fiestas de la casa de la calle Larsen en donde vivieron sus abuelos, frente a aquella General Paz con césped y chalets.

Más tarde se mudaron a la calle Biarritz, en Chilavert.

Hasta casi cumplir su primer año, ella no pudo entrar a la casa de la calle Biarritz porque se asustó de tanta gente gritando para conocer a la nena.

Ella nunca entró en la casa de la calle Larsen.

Toma un mate, le sabe raro. Ya es adulta. Pero la borrachera la convierte en niña y de pronto la foto tiene una prima más que sonríe con sus primos más grandes.



©Nélida E. Bertolone

........................................


 


Entrevista: Abby

ABBY es el nombre artístico de ABIGAIL GACIOPPO, cantante, compositora, nacida en Salta, de 27 años de edad quien acaba de lanzar su single #ARCOIRIS en todas las tiendas digitales.

La letra de la canción, toca sentimientos sensibles y profundos, inspirada en la historia de su amiga. La temática trata de los bebés Arcoiris. Fines de abril, Abby estará visitando Buenos Aires para realizar la presentación oficial de este single.

Un Bebé Arcoíris es un niño que nace después de la pérdida de un bebé anterior.
“Es el entendimiento de que la belleza de un arcoíris no niega la ferocidad de la tormenta. Cuando aparece un arcoíris no significa que la tormenta nunca sucedió o que la familia no está lidiando con su dolor. Lo que significa es que algo hermoso y lleno de luz apareció en medio de la oscuridad de las nubes. Las nubes de tormenta pueden todavía amenazar, pero el arcoíris provee un balance de color, energía y esperanza" (Abby)



ARCOIRIS EN LAS TIENDAS DIGITALES
https://open.spotify.com/track/4MgWUKu4xRaQgnkw5nSEAl?si=uwDj8Y55QLuYhXS5DXwaIQ
http://www.deezer.com/track/874806012


ABBY / Arcoíris feat Flor OteroVideo Oficial: https://youtu.be/vGuTu_80ZTo

Quién es Abby?

Desde su niñez, ABBY sintió el impulso por la música, lo que la llevó a estudiar piano, guitarra y además, incursionar en otras corrientes artísticas que, con el paso de los años, le sirvieron para desarrollar otras facetas, además del canto.

Su formación teatral la convirtió, además, en una gran actriz, y le abrió puertas en la televisión local y nacional. Pero su arte trascendió a tal punto que una productora alemana utilizó una de sus canciones para musicalizar un documental para la televisión germana. La productora alemana HAMBURGO eligió una canción de su autoría para musicalizar el documental MEIN ARGENTINIEN - DIE EWIGE KRISE.

Participó en eventos, festivales y fiestas privadas en su ciudad.

Fue finalista de EL GRAN SHOW programa conducido por TETO MEDINA en CANAL 9 de Salta.

Desde el 2016 y hasta el principios del 2019 fue parte de la obra musical "Tina el Rumor de una Nación" , como actriz y figura principal.

Abby editó, en 2015, su primer trabajo discográfico titulado "¿Quién será el autor?", y hace unas semanas compartió el anticipo de lo que será su segundo álbum. Las canciones, "Sigo en pie" " Posible" y "La loca de la casa" son las que están circulando en las radios argentinas y cuentan, además, con un videoclip que pueden verse en las redes sociales.


Abby:

¿Cuántos años tenías cuando comenzaste a cantar?

Desde chiquita me gustó . Pero comencé la escuela de canto a los 12 años.

¿Qué música escuchás en su tiempo libre?

Silvina Moreno, Hillsong, Isadora Pompeo, Camilo Echeverri, Charly García.

¿Qué implica para vos ser cantante profesional?

Ser disciplinada. Determinada. Planificar con anticipación todo.  Tener una agenda. Entrenar en lo vocal, corporal, tener contacto con la gente.

¿Por qué elegiste a Flor Otero para esta canción?

Me gusta mucho como artista. Pero más allá de eso la canción #Arcoiris nos unió de una manera especial por la temática.

¿Cuál es el significado del tema?

Habla de los bebés arcoiris. Son los bebés que llegan luego de la muerte de un hermanito.
La hice inspirada en la historia de vida de una amiga.

Lugar en el mundo donde quisieras tocar:

Arena Monterrey México , Luna Park o Gran Rex, en los teatros más hermosos  y grandes y los rincones llenos de amor.

Lugar donde creás:

En mi casa, en la calle, en la ducha, mientas estudio. La inspiración viene de la nada, sin buscarla.

Canción preferida:

Mia "Amor que vence" y de otro artista "Yo también" Hillsong.

Palabra o frase que repetís a diario:

“Decisión determina destino”.

¿Qué canción te remite a tu infancia?

“Chiquitita” (Abba) por mis papás.  Siempre la escuchaban y comenzó a ser una de mis preferidas.

¿Qué pensás de las nuevas voces que están apareciendo en Argentina?

Veo que está muy de moda el trap , regueton. Noto mucha liviandad en los artistas de ese género.  Siento que piensan que todo es fácil, que es lanzar una canción bien producida y ya.
Estoy conociendo a muchos artistas argentinos muy talentosos, los cuales admiro un montón.  Me encanta la dedicación que le ponen muchos de ellos 💛
¡Muchas gracias!

Abby les deja un saludo a todos los lectores:


©Silvia Vázquez
........................................



Treinta y ocho años Malvinas





Me preguntaron una vez, qué sentí aquel mes de abril de 1982, cuando gente de mi edad estaba por ir a una guerra.

Sentí miedo, sí, miedo. Algunos de ellos eran compañeros de secundario, y la clase (año) de mi novio y mi primo hermano luego fue convocada.

Una tragedia familiar que afortunadamente no sucedió, ya que la guerra culminó antes.
Caminaba por la calle Florida, peatonal, mediodía y tarde al salir del trabajo, que quedaba a media cuadra y solo se veía gente con alcancías, juntando dinero para enviarles a “los chicos”. Esos chicos que apenas habían tomado un arma para conocer cómo era, que jamás la habían limpiado y apenas habían usado para practicar; quienes no tenían idea de lo que era una guerra ni algo parecido. Los mismos chicos con mi misma edad, que lloraban en brazos de sus madres antes de presentarse ante la autoridad correspondiente.
Sentía miedo, de perder a dos seres amados muy cercanos, pero además de lo que vendría después. Ellos, los que fueron a las islas, pasaron hambre, frío, sed, necesitaban de sus familias.

Lo mismo ocurría con los que tenían cargos en marina, aeronáutica y ejército. Todos sabían que iban pero no sabían si volverían. Personalmente estaba sin sonrisa, sin ganas de divertirme en absoluto.

Días antes de ese 2 de abril la gente fue a la Plaza de Mayo convocada por la CGT liderada por Saúl Ubaldini, con la consigna  “paz, pan y trabajo” . Hubo represión de parte de un presidente de facto, Leopolgo Galtieri,a quien no le importaba en lo más mínimo la gente. Esto dejó un muerto como saldo, en las puertas del Cabildo.

Días después vivaron al mismo militar a cargo, cuando invadió las islas, diciendo “Vamos a ganar!”. ¿Vamos a ganar? Si estábamos por comenzar una lucha incomprensible contra una de las potencias más grandes del mundo. Nuestros soldados no estaban ni a la altura y tampoco sabían cómo reaccionar. Los subieron a camiones y luego a aviones. Y allá fueron, a terrenos inhóspitos, helados, enormes, donde cavaron hasta poder esconderse del enemigo. Ese enemigo que los atormentaba casi tanto como la idea de no volver jamás.

Vivávamos por los pilotos de aviones, eran lo mejorcito que había, y de hecho habían hundido a uno de los barcos donde estaba el “principito” Andrew, hoy retirado con su familia y feliz.

Eso fue lo que provocó el 1ro de mayo el hundimiento de nuestro “ARA Gral.Belgrano”,  desaparecido cerca de Tierra del Fuego, y del que jamás se encontraron restos.


Rawson, Playa Unión, Chubut- Foto Claudio Laracca
Acá en la ciudad, se seguían recolectando chocolates, que jamás recibieron, dinero que jamás llegó a destino y tantas otras cosas, como joyas que nunca aparecieron. Aun así, la gente en parte seguía agradeciendo la posibilidad de recuperar las islas.

No era mi caso. Yo rogaba que todo pase, que no llegaran a convocar a mis hombres queridos, que jamás pisaran esas islas, que en definitiva a mí no me servían de nada.
Entendí que uno de los dos sueldos que doné para la causa, generosamente brindado por mi jefe (ex militar) era para los soldados. Ignoro si habrá llegado a destino, pero lo dudo.
No importaba eso, lo que me importaba es que todo terminara.Y pronto.

Hoy agradezco a los pilotos en particular, quienes fueron los que más bajas produjeron en el enemigo, a todos los militares de carrera que dieron su vida y a quienes volvieron heridos y hoy pueden contar la verdadera historia. También a quienes despertaron de la locura de esos días helados de piernas congeladas y cortadas y volvieron a sus casas con sus familias. A los que enloquecieron creyendo que jamás verían a sus seres queridos y a las familias que los esperaban con los brazos abiertos en las diferentes ciudades y pueblos.
Todo en vano, pero se luchó. Ellos jamás nos temieron. Nosotros sí a ellos. Ellos jamás perdonaron, nosotros tampoco, salvo excepciones.

Muchos que han estado en combate se conectaron años después con sus “soldados enemigos” y entablaron amistades.

Hoy, 2 de abril, treinta y ocho años después, me duele el estómago de solo pensar que aquello pueda repetirse.

Foto gentileza Jorge Arnedo

Hoy, treinta y ocho años después, les agradezco, a los valientes que estuvieron en el frente, a los que estuvieron en continente esperando el llamado, a los que luchan por sus derechos y a los militares de carrera honestos que supieron comprender a aquellos pibes inexpertos y aún así lucharon para combatir a los ingleses invasores.

Quizá alguna vez, se sienten todos alrededor de una mesa (algunos ya no estarán), a conversar y decidir qué harán con la gente que ahí vive y con qué parte se quedará cada uno. 

Ojalá así sea, porque si bien nosotros, los argentinos, decimos que son “nuestras”, las islas están ocupada por “ellos”.





No quisiera volver a escuchar los comunicados por radio, ni comprar chocolates y ponerles adentro una carta, dando ánimo, ni tampoco saber que mis nietos (ya no mis hijos) pasen por esa situación.

Hoy, 2 de abril rezo por las almas que llegaron al cielo, por aquellas que volvieron y por todos nosotros. Alcemos la bandera de una vez y que sea la misma para todos los argentinos.




Ushuaia-Foto Claudio Laracca




©Silvia Vázquez
...............................

Este 2 de abril, volvemos a recordar a estos héroes, para mi, además víctimas. No estábamos preparados para esa guerra.

Naddeo, Sardella y Luraghi


Este año, dicto clases en un Colegio donde asiste una de las nietas de un Veterano de guerra de Malvinas, a quien entrevisté (https://lasmusasdespiertas.blogspot.com/2019/04/malvinas-aun-duele.html)



Se llama Adolfo Luraghi. Su nieta Cristabelle Zalazar Luraghi y su nieto Salvador, han pintado hermosos dibujos de las Islas.

En salón de ingreso al Instituto hay una placa que fue colocada en el año 2019 por Luraghi,  el Director el Instituto Hernán Sardella y el Veterano de Guerra Armando Naddeo, también vecino de Villa Libertad, quien ha estado en el portaaviones 25 de Mayo.




 Gracias Adolfo,por permitirme publicarlos. Gracias Armando,por estar ahí en nuestro nombre. 

Estos chicos representan la herencia que han dejado, el amor a la Patria y a la bandera, a las islas y a la lucha que han transitado con sus compañeros.





Salvador
Cristabelle



Son un orgullo para nuestro barrio. 





........................




Susana Grimberg: "la globalización. Entre la fascinación y el miedo a lo distinto"

“La globalización. Entre la fascinación y el miedo a lo distinto”. Nota de Susana Grimberg para Radio Sentidos

“Una de las paradojas del mundo globalizado es la resistencia y el resurgir de los idiomas pequeños del mundo, la solidaridad que recorre desde Irlanda a Estonia, desde las islas Feroe hasta Asturias, y desde el País de Gales al País Vasco.” Seamus Heaney
(Premio Nobel de Literatura en 1995)
Efectos de la globalización
Si bien, los temores por el contagio del nuevo coronavirus se han traducido en una desaceleración de la economía, una mirada retrospectiva a la historia puede ayudar a manejar mejor los efectos económicos de las emergencias de salud pública. Al hacerlo, es necesario recordar que las pandemias pasadas fueron mucho más mortales que el coronavirus porque por la falta de higiene y la mala alimentación, las poblaciones pasadas eran más vulnerables. Justamente, la plaga de Justiniano que en el año 541 mató a 25 millones de personas, y que la gripe española en 1918 a cerca de 50 millones y, peor aún la peste negra que duró desde 1348 hasta 1350, y acabó con la vida del 50 % de la población de Europa. En realidad, la información sobre la mortalidad varía ampliamente entre las fuentes, pero se estima que entre el 30 % y el 60 % de la población de Europa murió, desde el comienzo del brote a la mitad del siglo XIV. Aproximadamente 25 millones de muertes tuvieron lugar sólo en Europa junto a otros 40 a 60 millones en África y Asia.
Puede sonar contradictorio porque gracias a la peste bubónica o peste negra, la mayoría de los sobrevivientes disfrutaron de un mejor nivel de vida. Antes de la peste negra, Inglaterra había sufrido a causa de una sobrepoblación severa. Pero, tras la pandemia, la escasez de mano de obra propició un aumento de los salarios diarios de los trabajadores, ya que estos pudieron ofrecerse al mejor postor. La dieta de los trabajadores también mejoró e incluyó más carne, pescado fresco, pan blanco y cerveza.
Aunque los propietarios tuvieron dificultades para encontrar inquilinos para sus tierras, los cambios en las formas de tenencia mejoraron los ingresos del patrimonio y redujeron sus demandas y, según el historiador económico Christopher Dyer, no hay que desconocer que un momento de "agitación, emoción, ira, antagonismo y creatividad".
Fue la primera vez que un gobierno inglés intentó llevar adelante una micro gestión de la economía. La ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobada en 1351, fue un intento de fijar los salarios a niveles previos a la plaga y restringir la libertad de movimiento de los trabajadores lo que provocó evasión y protestas. A largo plazo, los salarios reales aumentaron a medida que el nivel de la población se estancó con brotes recurrentes de la peste y que los propietarios también tuvieron que aceptar los cambios en el mercado de tierras como resultado de la pérdida de población. Hubo una migración a gran escala después de la peste negra, ya que la gente aprovechó para mudarse a mejores tierras o buscar oportunidades laborales en las ciudades y la mayoría de los propietarios se vieron obligados a hacer ofertas más atractivas para garantizar que los inquilinos cultivaran sus tierras. Una nueva clase media, emergió. Eran personas que no habían nacido en la nobleza terrateniente pero que pudieron obtener suficiente riqueza excedente para comprar parcelas de tierra. Investigaciones recientes han demostrado que la propiedad inmobiliaria se abrió a la especulación del mercado.
El cambio dramático en la población provocado por la peste negra también condujo a una explosión en la movilidad social. Después de que Ricardo II subiera los impuestos para recaudar dinero para continuar su campaña en el extranjero, los campesinos se alzaron en armas en 1381 mientras que los intentos del gobierno de coartar estos movimientos, generaron tensión y resentimiento. Como Inglaterra seguía en guerra con Francia y requería grandes ejércitos para sus campañas en el extranjero, al requerirse más dinero, ahogo a la población con más impuestos para una población reducida. Al parlamento de Ricardo II se le ocurrió la innovadora idea de aplicar impuestos punitivos en las recaudaciones en 1377, 1379 y 1380, lo que condujo directamente a disturbios sociales en forma de la revuelta de los campesinos de 1381.
Esta revuelta, la más grande jamás vista en Inglaterra, se produjo como consecuencia directa de los brotes recurrentes de peste y los intentos del gobierno de reforzar el control sobre la economía y perseguir sus ambiciones internacionales.
Los rebeldes argumentaban que estaban severamente oprimidos, y que sus señores "los trataban como bestias".
No debería subestimarse la reacción psicológica instintiva. La peste negra vio un aumento en los ataques xenófobos y antisemitas. El miedo y la sospecha hacia los extranjeros cambiaron los patrones del intercambio comercial.
En el contexto de la peste negra, las élites intentaron afianzar su poder, pero el cambio demográfico a largo plazo obligó a beneficiar a los trabajadores, tanto en términos de salarios como de movilidad social.
Si bien la plaga que causó la peste negra fue muy diferente a la del coronavirus, no se sabe cuánto va la gente a tolerar las limitaciones a la movilidad y la cuarentena, porque restringir la libertad de movimiento puede generar una reacción violenta.
La existencia del otro. Entre el miedo y el deslumbramiento.
El racismo y la persecución son un fenómeno expandido por todo el mundo pero, para pensar esos fenómenos, hay que diferenciar dos cosas: por un lado, un miedo que se remonta a la infancia y a la indefensión del niño y, por el otro, al mundo pulsional o instintivo.
La presencia del otro desconocido para el niño, fuera de la madre, es sentida por él como un peligro proveniente del exterior. Ante el otro, el niño reacciona con un grito que expresa su miedo al otro, al diferente, al extraño, por eso, Freud dice: al comienzo es el odio, la más antigua de las pasiones humanas, antes que el amor.
Miedo y odio comparten el mismo origen: la fragilidad e indefensión del sujeto. Esta incapacidad de elaborar el miedo y el odio respecto de sí mismo hace que el sujeto los proyecte hacia afuera. Por eses motivo, Freud dijo que lo odiado y el mundo exterior coinciden con lo displacentero y quedará establecido para el sujeto que el mal está afuera, en el otro. Tanto contra él mismo como contra el otro. El primero puede conducir al suicidio, que es un crimen contra sí mismo y el segundo al homicidio.
De todas maneras, aunque el mal que habita en el hombre sea difícil de erradicar, puede apaciguarse porque convivir con el mal, pertenece a su naturaleza. Por otra parte, hay formas más armoniosas de vivir con él que se basan en la tolerancia, el respeto por los que no tienen ni el mismo color de piel ni la misma sexualidad ni el mismo lenguaje.
El miedo al otro y, en consecuencia, su rechazo, hace que la libido se concentre en el punto de odio que, como un punto hipnótico, fija la angustia. Para tratar de calmarla, el sujeto busca un chivo expiatorio: el otro, que tiene la culpa de todo lo malo que sucede en el mundo. Así se forman los movimientos nacionalistas, integristas, racistas, etc, en los que la habilidad creadora está tan abolida que conduce al ser humano a un nivel de crueldad para el que no existen los límites, logrando que el llanto del niño frente al extraño, se transforme en el rechazo a toda la civilización.
Como dijo el escritor albanés Ismael Kadaré, “la literatura es el primer fenómeno globalizador. Ya sé que el concepto de la globalización se maneja ahora como un descubrimiento, pero sólo hace falta leer a Esquilo, o a Shakespeare, por citar dos ejemplos, para darse cuenta de que la literatura, el teatro, son el vehículo para hablar del hombre y de sus incertidumbres y de sus escapatorias.”
El sociólogo polaco Zygmunt Bauman, en su ensayo “Miedo líquido”, se refirió a algunos los temores contemporáneos: la muerte, lo inmanejable, los terrores asociados a la globalización. Se suponía que la modernidad iba a ser aquel período de la historia humana en el que ciertos temores iban a quedar atrás dado que iba a ser posible controlar las imprevisibles fuerzas de los mundos tanto el social como el natural.
Es que la modernidad comenzó con la idea de que si se pone el comportamiento humano bajo control racional, iban a poder eliminarse los desastres. Sin embargo, ha venido sucediendo lo contrario. Es más, “los desastres humanos han acabado pareciéndose a los naturales”, sostuvo Bauman.
El sociólogo advirtió que en los comienzos del siglo XXI se volvió a vivir una época de miedo y, por ejemplo, la aparición del Coronavirus es una prueba de ello. ”Miedo es el término que empleamos para describir la incertidumbre que caracteriza nuestra era moderna líquida, nuestra ignorancia sobre la amenaza concreta que se cierne sobre nosotros y nuestra incapacidad para determinar qué podemos hacer (y qué no) para contrarrestarla”, según Bauman.
La globalización no es un hecho nuevo, aunque muchos lo piensen de esta manera. La interrelación entre los países, existe desde la prehistoria, con los movimientos migratorios. Por ejemplo, tanto el Imperio Romano, como China, conectaron vastas zonas desconectadas entre sí, bajo su dominio.
Una ventaja considerable de la globalización, fue la de haber acrecentado, a fines del siglo XIX, las revoluciones tecnológicas, los sistemas de transporte y el avance de las comunicaciones. La era espacial, a su vez, facilitó descubrimientos como el Diagnóstico por imágenes, el Monitoreo cardíaco, el Código de barras, el Termómetro digital sin mercurio, los pañales desechables, el Sistema de ahorro de energía utilizado en refrigeradores, el Laser, utilizado tanto en la Medicina como en la Industria y el Velcro, entre muchos más.
La globalización no es un hecho aislado, sino el resultado de un largo proceso histórico. Muchas zonas se vieron favorecidas, mientras que otras no lograron salir de la pobreza. En iguales circunstancias, muchos países supieron aprovechar la transferencia de conocimientos, alcanzando en pocos años un desarrollo significativo que, de otra manera, les hubiera llevado décadas.
Indudablemente, la globalización cuenta con muchos puntos a su favor, sobre todo el incremento del conocimiento, impulsado por los adelantos tecnológicos y los descubrimientos científicos, que han beneficiado a la humanidad. También, trajo una mejora en la comunicación continental por la que el sector laboral pudo coordinar acciones en defensa de los trabajadores; la ampliación de los espacios de democratización, la redistribución del poder y el surgimiento de redes de comercio que, muchas veces, fueron beneficiosas para los pequeños y medianos productores de cada región.
Sin embargo, si bien, la globalización trajo ventajas para la población en general, introdujo sentimientos de temor, incertidumbre, desconcierto, como lo vemos hoy, ante lo que puede ser vivido como una amenaza.

Quiero concluir con esta reflexión de Eric Frattini:
“Si bien es cierto que la globalización ofrece oportunidades para el desarrollo y enriquecimiento, también lo es que puede causar un aumento de la pobreza y el hambre, que, a su vez, pueden desencadenar reacciones en cadena que a menudo conducen a formas muy dispares de violencia y a la corrupción desmedida.”
Y con este pensamiento de Václav Havel:
“También soñábamos con un orden internacional más justo. El fin del mundo bipolar fue una gran oportunidad para humanizarlo más. En lugar de eso, presenciamos un proceso de globalización económica que se ha desbocado políticamente y, por lo mismo, está ocasionando un caos económico y arruinando la ecología en muchas partes del mundo”.
Susana Grimberg. Psicoanalista, escritora y columnista.
...............
 

Cine: Milagro en la celda 7

“Milagro en la celda 7”: Memo, un joven padre con discapacidad intelectual y su hija Ova, viven en una humilde casa en una col...