lunes, 28 de agosto de 2023

Cine:Corsage, la emperatriz rebelde

 


Presenta:
Un film de MARIE KREUTZER
 
 

ESTRENO EN CINES:

31 de agosto



 Debajo del afiche encontrarán los materiales de prensa, trailer,
salas calificación y duración

 
Materiales de Prensa

SALAS: 17
CINEMARK PALERMO  
CINÉPOLIS  RECOLETA 
CINÉPOLIS HOUSSAY 
CINÉPOLIS  PILAR
CINÉPOLIS MENDOZA
CINEMACENTER  MENDOZA
SHOWCASE BELGRANO
SHOWCASE  NORTE  
SHOWCASE CORDOBA
ATLAS PATIO BULLRICH  
MULTIPLEX BELGRANO  
CINE LORCA  
CINE ARTE CACODELPHIA  
CINEMA DEVOTO  
VISUAL - BAHÍA BLANCA  
CINES DEL CENTRO - ROSARIO 
CINE AMÉRICA - SANTA FE  

CALIFICACIÓN: SAM 13

DURACIÓN: 114 min.


*********

GACETILLA DE PRENSA

PREMIOS Y FESTIVALES

– Festival de Cannes: Un Certain Regard –
Ganadora Mejor Interpretación (Vicky Krieps).
– Premios BAFTA: Nominada a Mejor Película de Habla no Inglesa.
– BFI London Film Festival: Ganadora Mejor Película.
– Premios del Cine Europeo: 3 nominaciones.
Ganadora Mejor Actriz (Vicky Krieps).
– Premios Independent Spirit: Nominada a Mejor Película Extranjera.
– Premios Gotham: Nominada a Mejor Película Internacional.
– 70º Festival de San Sebastián – Nominada Premio TVE «Otra mirada».
– 27 Satellite Awards (International Press Academy) – Nominada Mejor actriz principal – Drama (Vicky Krieps), Mejor película de habla no inglesa.
– Asociación de Críticos de Chicago – Mejor vestuario






SINOPSIS


A medida que se acerca su cumpleaños número 40, la bella emperatriz Elisabeth “Sissi” de Austria (Isabel de Baviera) comienza a ser considerada oficialmente una persona mayor. Desconcertada, la última emperatriz empieza a buscar formas de mantener su imagen pública,
antes idolatrada por su belleza.
 
Una atrevida y oportuna reflexión sobre el valor y la capacidad de acción de una mujer en la Europa del siglo XIX. Destapando la figura de la Emperatriz Elizabeth, revelando sus aspiraciones modernas y los secretos más oscuros de esta disruptiva “influencer” de otra época.
 




ELENCO

Vicky Krieps, Colin Morgan, Florian Teichtmeister, Finnegan Oldfield,
Aaron Friesz.




 
FICHA TÉCNICA

 Dirección: Marie Kreutzer
Guion: Marie Kreutzer
Música: Camille
Fotografía: Judith Kaufmann


DATOS TÉCNICOS

 Título original: Corsage
Año: 2022
País: Austria, Alemania, Francia, Luxemburgo.





DIJO LA PRENSA

"Krieps ofrece una actuación estimulantemente feroz". 
Peter Bradshaw - The Guardian

"Es inteligente en sus intenciones como exuberante en su ejecución". 
Stephanie Bunbury - Deadline

"El audaz drama de época de Marie Kreutzer representa a una inquieta emperatriz Elisabet".
Jessica Kiang - Variety


«El retrato psicológico de Kreutzer juega a esos anacronismos que inauguró la María Antonieta de Sofía Coppola con una banda sonora pop, algún que otro objeto extemporáneo y una envolvente puesta en escena». 
Elsa Fernández-Santos - Diario El País

«No un ‘biopic’ común sino “una biografía de los afectos” desde la perspectiva crítica de una mirada contemporánea. Krieps interpreta con una mezcla de determinación e inteligencia verdaderamente admirables. La belleza de las imágenes y la exquisita ambientación en la que Kreutzer no duda en introducir anacronismos tanto de objetos como en la banda sonora,
enriquecen el relato».
Nuria Vidal - Cinemanía

«Sustentada por una descomunal Vicky Krieps y una cuidada puesta en escena es un film arrebatado e irreverente, un relato que desnuda y viste el género con un nuevo, vistoso y necesario traje».
Roger Salvans - Fotogramas



 

 

Juegos florales Asociación artistas visuales de San Martín




 INSCRIPCIONES  AL 15 50 39 42 38 ( Omar AAVSM)
y o : omarnbarea@yahoo.com 

viernes, 25 de agosto de 2023

Periodismo turístico: Pueblo Liebig

 Liebig, el pueblo de las mariposas




Apenas once kilómetros separan de Colón al pueblo de Liebig, en la provincia de Entre Ríos, y a 330 de Buenos Aires.

Liebig está ubicado orillas del río Uruguay y frente a la isla del Queguay Grande. Hoy un pueblo adormecido y que salió del tiempo, donde las mariposas son dueñas de los jardines y plazas.

                                    

El pueblo industrial está conservado tal como era a mediados del siglo XX. Es un museo a cielo abierto de lo que fue el mayor frigorífico del mundo. Una empresa lo construyó de punta a punta, hace más de cien años. Las casas de los distintos "barrios" alojaban diferentes categorías de obreros y de personal jerárquico. Es en la actualidad una excursión muy popular entre los visitantes que se hospedan en la vecina ciudad de Colón, el mayor centro turístico de la provincia de Entre Ríos. Esa empresa era la que envasaba y elaboraba la carne enlatada que dejó muy rápidamente de ser consumida en sus principales mercados europeos. La fábrica declinó en poco tiempo y cerró en 1970. Fue comprada varias veces por empresarios locales que intentaron rescatarla, sin éxito y finalmente fue desmantelada. Hasta la década del ´50 en el frigorífico se faenaban 1.500 animales por día. La producción, en rigor, nunca paraba: entre el día y la noche pasaban 3.500 obreros.

Algunos pequeños negocios de proximidad reciben a los visitantes y a los nuevos vecinos, que compran y restauran viviendas en las cuales vivieron familias o grupos de obreros. Actualmente Liebig cuenta con 800 habitantes.


  

En el medio de este pueblo, paternalista y modelo por la época, está la capilla, advocación del Sagrado Corazón, la escuela y una plaza donde fue levantado una enorme réplica de la histórica lata de corned beef producida por la empresa.



El pueblo fue declarado Bien de Interés Industrial Nacional para conservar en el estado el trazado y las construcciones (tanto la fábrica como las viviendas, los corralones, el centro cívico, la bomba de agua y los muelles sobre el río Uruguay).

Entre los atractivos hay un museo que cuenta esta historia de grandeza y decadencia. En el barrio de los chalets, un particular abre esporádicamente las puertas de su casa para mostrar la mayor colección de mariposas del país.


La costanera sobre el río Uruguay invita a asolearse en sus playas de arena, a embarcarse en lanchas para disfrutar de un paseo, o a la pesca deportiva.

Liebig cuenta con alojamientos alejados del centro pero por su cercanía con Colón, y las termas de San José, en verano y fines de semana turísticos muchos se acercan a disfrutar de las aguas termales.

Ruta 14, hasta  km 319, Provincia de Entre Ríos.

©Silvia Vázquez

El micro literario

 Comparto con ustedes el primer programa radial de este año. El micro literario, en www.radioimperfecta.com.ar

Gracias Walter Cardoso por la oportunidad






https://youtu.be/U3Yxcc2p1KQ?si=TXq8rEw5el3M-bPg


Silvia





Festejo día del niño en San Martín

 

Municipalidad de San Martín
Día de las Infancias
Vení a celebrar el Día de las Infancias en San Martín
Como todos los años, este domingo vamos a festejar el Día de las Infancias en cada plaza de la ciudad, con juegos, música, espectáculos y mucho más.

Desde las 14 h vas a vivir en familia una tarde de diversión en el espacio verde de tu barrio.
 
 
Mapa Interactivo
 
Trámites Online
 
WhatsappFacebookInstagramTwitterYoutubeTiktok
 
sanmartin.gov.ar
Municipalidad de San Martín

El rinconcito filatélico de Leonor Pires


Qué es el correo?







Es un servicio público  ejecutado por el estado


PRESTACIÓN DEL SERVICIO FILATÉLICO


En el año 1840, el educador inglés Sir Rowland Hill, realizó la transformación sustancial del sistema de comunicaciones,con la intención del sello postal destinado al pago de servicio del  franqueo. Su intención fue hallar la solución práctica a una compleja organización estatal para la recaudación de las rentas de Correos y sin preverlos fundamentó  una aficción universal que subyugó y atrajo cada vez más.





El sello postal fue un elemento de origen y uso administrativo; pero en el mismo momento de su aparición nació la filatelia, es decir el arte de coleccionar sellos postales.

El deseo general de cuantos intervienen en la creación y destino de un sello postal o de una pieza filatélica, es que cumpla plenamente su misión.Para que esa sana intención fuera realidad, es preciso la colaboración de todos en el proceso y cumplimiento de esta misión postal y filatélica, lo que solo podrá lograrse mediante el conocimiento de las reglas y normas consagradas universalmente en la materia.





La Sección Filatélica, de la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos, realiza diversas tareas de la especialidad, como ser:


 a)Orientar y asesorar a las dependencias de la Empresa  Nacional de Correos y Telégrafos, instituciones , comercios o personas que tengan vinculación con la filatelia:

 

b) Colaborar en las tarea de la Comisión Nacional Asesora de Filatelia( decreto N°3036/79 encargada de aprobar ls sugerencias para los planes de emisión de sellos postales conmemorativos y/o extraordinarios 

.

Continuará la próxima semana.


Leonor Pires.

Cine Paramount Caseros


 

Museo Sarmiento

 Te esperamos este domingo 27 de agosto a las 17h para compartir una obra de teatro vinculada a la muestra “𝘿𝙚 𝙎𝙤𝙡𝙙𝙖𝙙𝙤𝙨, 𝙙𝙚𝙨𝙚𝙧𝙩𝙤𝙧𝙚𝙨 𝙮 𝙨𝙖𝙣𝙩𝙤𝙨 𝙥𝙤𝙥𝙪𝙡𝙖𝙧𝙚𝙨” - 




𝗠á𝗿𝘁𝗶𝗿𝗲𝘀 - Colectivo de teatro Impacto teatral

Director: Carlos Latorres


¿Cómo se fabrican las deidades? ¿Quien manipula nuestra fe? 

Creado a partir del fenómeno de la fe, la manipulación y las re-significaciones que sufren nuestros ídolos para cargar con lo que soportamos vivir. La fe, es ideológica.


Si  se apropian de los que hay detrás de los cuerpos muertos, quedarán nuestros mártires como títeres de la codicia que manipula y hostiga a los pueblos.

 

Ni héroes, ni santos. Mártires, víctimas de poder.


Performer y técnicos: Sebastián Henault, Mario Di Nicola, Juan Ariel Martino, Nicolás Manuel Villaverde, Laura Andrea Paz, Maximiliano glorioso, Melissa Falter, Magariños Carina , Sebastián Cadel, Diana Regueira Gómez , Carlos Latorres


@Museosarmiento 

Cuba 2079, CABA.

Escritora invitada: Susana Grimberg

 Retorno a las vueltas del poder

“Al poder le ocurre como al nogal: no deja crecer nada bajo su sombra”.
Antonio Gala Velasco. Dramaturgo, novelista y columnista español.

 

Para abordar el tema del poder, es importante considerar cuestiones como autoridad y autoritarismo, indicadores esenciales para evaluar la calidad de vida democrática en una sociedad. También, la importancia de evaluar las actitudes de la población respecto del poder.
El sociólogo Max Weber, a comienzos del siglo XX, habló sobre el poder como una relación social donde se verifica una imposición aceptada de uno sobre él o los otros. También Foucault destacó que el ejercicio del poder no se realiza solamente desde la cúspide de la sociedad hacia abajo, sino que, en sus términos, hace una microfísica vigente en toda la trama psicosocial, independientemente de que sea democrática o no. Sin embargo, en la medida en que el poder sea el tipo de vínculo más determinante, más pobres serán las mediaciones simbólicas entre los sujetos en la vida pública.
Si retomamos la definición de Weber, el poder aparece como la eventual imposición de la voluntad de uno sobre otro/s. Sin embargo, según Benbenaste, el poder es algo estructurante de la subjetividad porque no se trata sólo de algo puesto en juego por la propia voluntad de hacerlo, sino que es la disposición a un tipo de vínculo, disposición que puede ser más intensa según el desarrollo afectivo y cognitivo de cada persona, además de las condiciones sociales de un cierto momento histórico y lugar.

Génesis del Poder

Desde el hombre de Cromagnon hasta la actualidad, se constata la presencia del poder. Como el recién nacido carece de la capacidad para simbolizar sus necesidades y, menos aún, operar sobre la realidad externa, se lo erigirá en el ejemplo de lo que, en el ámbito político-social, se llama poder.

El primero, el inmediatismo, se refiere a la insuficiencia del recién nacido para simbolizar sus necesidades o impulsos cuya satisfacción o no, dependerá de los que padres lo hacen por él.
Es que la indefensión del infante es significada por el adulto. Por ejemplo, la madre interpreta el llanto o los gestos como indicadores de ciertas necesidades según el momento del día o la situación.

El poder para el Poder

El Poder es un tipo de vínculo, psíquicamente hablando, que demanda muy poco esfuerzo. Dado que se genera desde el nacimiento es, por lo mismo, una disposición en los sujetos. En épocas de crisis sociales, los individuos sienten que se desorganizan y suelen devenir en “masa disponible”; la masa permite, entonces, que alguien advenga para que la organice, de ahí que, los sujetos con menor posibilidad o disposición para simbolizar la realidad externa, propendan a buscar sentido ubicándose en un vínculo de Poder.

La posesión de bienes o status social suscita un goce que deviene de las diferencias asimétricas respecto a los que no las poseen o las poseen. Este gozar al otro por lo que no tiene, fuertemente arraigado en el hombre, se relaciona con la envidia y su proyección.
La envidia es un “mal ver”; el envidioso no tolera lo valioso en el otro. La proyección de la envidia, se exalta y legitima en más o en menos, según las condiciones y el valor predominante en una sociedad.

Autoritarismo y autoridad.

Una conducta autoritaria, lo es en la medida en que, directa o indirectamente, promueve el empobrecimiento del otro.
En una cierta relación pueden coexistir un vínculo de autoridad y otro de autoritarismo. Por ejemplo, en el carril semántico puede, transcurrir el vínculo de autoridad mientras que el vínculo autoritario se hace a través de “la dimensión pragmática de la lengua”, como cuando el jefe le hace una indicación técnica al empleado, pero lo hace con un tono imperativo o de desvalorización.

Además, la autoridad: conjuga el poder con las condiciones para simbolizar. Así, en el vínculo de autoridad se conjugan dos aspectos de la condición humana: la marca de la indefensión y la aptitud innata de la especie para simbolizar que, a través de una práctica de milenios, se ha ido objetivando en forma de pautas normativas o culturales en general. Estas, a su vez, presionan y regulan a los seres humanos para que los vínculos de autoridad puedan ser utilizados para potenciar las actitudes autoritarias.

Opiniones de gente célebre sobre el poder

Maquiavelo consideraba a la política como la búsqueda del poder a cualquier costo, con total independencia de toda consideración moral lo que, en gran parte, está muy ajustado a la realidad. Es la virtud, que en el lenguaje del florentino, se traduce por la voluntad de alcanzar el poder.

Freud no sólo se limitó a estudiar la psicología humana individualmente, sino que vio con suma claridad los efectos que la libido, podía tener sobre los individuos como parte de una masa que adopta conductas colectivas. Sus investigaciones de la conducta colectiva de las masas, lo llevaron a descubrir que los humanos realizan una verdadera regresión hacia las formas de vida de la horda primitiva, donde las pulsiones agresivas y de hostilidad, de amor o de sumisión podían adoptar formas peligrosas para la vida civilizada.
En mi opinión, hay que tener en cuenta la anomia en la masa que logra que el sujeto al diluirse en la masa, no se responsabilice de sus actos.

Reflexiones sobre las ansias de poder

Voy a insistir en una cuestión, sobre la que me he expresado en muchas oportunidades. Todos sabemos que, aunque la verdad sea no sólo deseable sino exigible, ésta sólo puede medio decirse porque la palabra no alcanza y puede significar otra cosa que lo que pretende decir. Justamente, un ejemplo interesante nos lo plantea la palabra revolución.

Cuando volví a escribí la palabra revolución, término que unió y entusiasmó a varias generaciones, recordé su significado, que se puede leer en el diccionario etimológico de Joan Corominas.

Desde el punto de vista jurídico designa los actos destinados a resistir y cambiar un orden vigente, pero, para la astronomía, la revolución no es ni más ni menos que retornar al punto de partida.

Etimológicamente deriva de "volver" y, a su vez, del latín revolutio, regreso. Entonces, podemos formularnos la siguiente pregunta: ¿Hacia dónde "regresan" las revoluciones?
Sigmund Freud, en El Malestar en la Cultura, analiza la cuestión del comunismo según el cual el motivo de la corrupción de la naturaleza humana radica en la propiedad privada, por lo tanto, si desaparecieran las desigualdades económicas, la bondad, inherente a su naturaleza, le sería restituida.

Suponer que las mejoras económicas conllevarían un cambio en la naturaleza de los seres hablantes, fue la ilusión positivista del marxismo.

Las tendencias agresivas son parte de la naturaleza humana y, por lo tanto, existen antes que la propiedad privada. Por otra parte, el hombre siempre se resistió a renunciar a la satisfacción de las mismas. Es por esto que no es factible que un cambio económico, por sí solo, pueda traer aparejado otros cambios en los lazos sociales.





Considero que es necesario recordar, por ejemplo, a Simón Bolivar, sobre el cual Carlos Marx escribió notas denunciándolo como un miserable, déspota y traidor. En una carta que Marx le escribió a Engels en 1860, dijo que la fuerza creadora de mitos, característica de la fantasía popular, en todas las épocas ha probado su eficacia inventando grandes hombres siendo el ejemplo más notable el de Simón Bolívar”
En referencia a las “independencias” de las antiguas colonias españolas en América, según el estudioso Ramón Calvo Trenado, se fueron tejiendo una serie de mitos sobre presuntos libertadores de pueblos.

Terratenientes esclavistas, comerciantes librecambistas, militares de origen español… muchos de ellos agentes políticos y comerciales a sueldo del Imperio Británico, a cuyo servicio trabajaron y cuyos soldados y marinos alquilaron como mercenarios en sus guerras contra el Imperio español y entre ellos, los llamados Libertadores de América constituyen una galería de personajes en general poco recomendables, que fueron denunciados como lo que realmente eran, criminales sin escrúpulos en su mayoría.

El caso de Bolívar resultó ser paradigmático. Convertido desde hacía dos siglos en icono y referencia mítica de cualquier revolución americana, Simón Bolívar resultó ser en realidad una figura histórica aborrecible por los hechos por él cometidos, que no excluyeron crímenes y felonías: traición, asesinatos, masacres y despotismo que quedaron al descubierto cuando en los años treinta del pasado siglo se recuperó un texto breve de Karl Marx, en el que el mito de Bolívar quedó destrozado.

Fue en 1858, cuando Marx escribió un duro alegato contra Simón Bolívar bajo el título “Bolívar y Ponte”. El artículo respondía a un encargo de Charles Dana, director del New York Daily Tribune, quien le pidió un texto para la New American Cyclopaedia, donde Marx se refirió según él, al mal llamado Libertador.
En una carta a Engels fechada el 14 de febrero de 1858, Marx escribió que Dana le había pedido ese artículo, escrito en un tono prejuiciado y con fuentes precisas.
Bolívar es el verdadero “Soulouque", escribió Marx, “un ex esclavo que se proclamó Emperador de Haití y ejerció el poder mientras le duró de un modo enloquecido, despótico y cruel”.

"Cobarde, brutal y miserable" son ciertamente adjetivos duros, pero Marx no los usó porque sí. En su artículo para la enciclopedia, repasó las miserias de un personaje criminal, tan temido como odiado en su tiempo.

De su etapa de gobierno como dictador dijo Marx que Bolívar, por su inconstancia, su cortoplacismo y sus cambios continuos de dirección, provocaron su desastrosa acción de gobierno cuando tuvo ocasión de ejercer el poder.

Como figura histórica, Bolívar fue un miembro de la oligarquía criolla con ínfulas aristocráticas que, por su origen mestizo, lo llevó a albergar un fuerte resentimiento contra la aristocracia blanca de origen peninsular. Terrateniente, propietario de esclavos y déspota tropical, Simón Bolívar no "liberó" nada, escribió Marx. Por el contrario, contribuyó a que indígenas, negros, mestizos y blancos pobres, siguieran siendo explotados por la misma burguesía criolla que ya los había explotado durante la colonia.

Si la burguesía criolla rompió sus vínculos con España no fue obviamente para "liberar" a sus compatriotas más desfavorecidos, sino para explotarlos en su solo beneficio y mejor de lo que lo hacían las lejanas e ineficientes clases dominantes españolas.
Sobre la personalidad patológica de Bolívar y los impulsos xenófobos y genocidas que guiaban sus actos habla por sí solo el “Decreto de Guerra a Muerte”, firmado por quien se autoproclama “Libertador de Venezuela” el 15 de junio de 1813, una pieza cuya lectura aún estremece hoy incluso conociendo la tradicional falta de respeto a la vida humana presente en todas las guerras coloniales.

En realidad, Bolívar no podía soportar la cercanía de aquellos, cuya sola presencia, le recordaba sus orígenes “manchados”, y cuyos soldados acababan de derrotarle militarmente.
Escribió Ramón Calvo Trenado: "El mito Simón Bolívar ha sido utilizado por unos y otros para justificar el paso de la dominación colonial a una nueva dominación social, además de respaldar a esta última. Criticarle se ha convertido en una ofensa a la patria, el semidios es perfecto y poner en solfa alguno de sus planteamientos es una herejía. El Napoleón de Las Américas está por encima de cualquier juicio histórico y su megalomanía marca la pauta."

Perseguir al que piensa distinto

Cuando se creó la ex URSS, sus dirigentes, en nombre de nobles ideales revolucionarios, sometieron a la oposición represión tan feroz como la que habían sufrido ellos mismos, argumentando que era necesaria para poner en marcha una nueva sociedad.
S. Freud, en "Una concepción del universo", escribió que no le parecía factible que con represión y desatando una brutal censura, se pudieran llevar adelante los ideales marxistas.
La revolución no podía más que volver al punto de partida por no haber sabido dar lugar, o por haber rechazado, la posibilidad de poner en juego las diferencias.

También es necesario decir que, a pesar de las adversidades económicas y del argumento de las circunstancias, cada pueblo y cada persona es responsable de los hechos acontecidos en el propio país y, también, en el mundo.

S. Freud, expresó, también, que es notable cómo, teniendo tan escasas posibilidades de existir aislados, los seres humanos sientan como una lamentable opresión, los sacrificios que la cultura impone, para posibilitar la convivencia.
Es desconcertante que la misma cultura deba ser protegida contra los individuos, y que sus normas e instituciones deban cumplir esa tarea para no sólo apuntar a una mejor distribución de los bienes, sino poder conservarlos.

“Las creaciones de los hombres son frágiles, y la ciencia y la técnica que han edificado pueden emplearse también en su aniquilamiento”, dice Freud.
Es parte de la desigualdad innata, y no eliminable, entre los seres humanos que se separen en conductores y súbditos. Estos últimos, que constituyen la inmensa mayoría, necesitan de una autoridad que tome por ellos las decisiones que, muchas veces, acatarán incondicionalmente. ¿Por qué? Por la promesa de una mayor igualdad que, fundamentalmente, se sostiene en el rechazo a las diferencias.
Los totalitarismos, decididamente, no sólo rechazan la alteridad sino que apuntan a la eliminación de cualquier otro que, por ser distinto, pueda hacerles tambalear sus “verdades supremas”.

Además, como sus seguidores se mueven en bloque, terminan conformando un solo cuerpo (el corpus de la masa), con una sola cabeza, la del jefe que piensa por ellos. Esto sume a esa mayoría, en el anonimato: dejan de ser sujetos para ser una masa aglutinada, consecuencia por demás buscada por la gratificación que implica.

En Latinoamérica, el caudillismo, el liderazgo extremo, la concentración del poder, unidos al culto a la personalidad, son efectos de la misma cuestión: el narcisismo de los gobernantes y la necesidad, por parte de la masa, de un líder del que aceptan, con naturalidad, que una vez que llegan al poder, decidan no rendirle cuentas a nadie más que a sí mismos.
“El Estado soy yo”, diría el rey de Francia Louis XIV.

En la Argentina se lo transmitió en muchas oportunidades y es lo que debe evitarse.
La gente, que no es ajena a ese discurso, cuando lo permite, es cómplice porque termina promoviendo la doble moral que caracteriza a algunos políticos.

Quiero concluir con este pensamiento del escritor inglés William Hazlitt (1778–1830):
“El amor a la libertad es amor al prójimo; el amor al poder es amor a sí mismo”.
Y, nuevamente, con esta frase de Voltaire:
“La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano”.
Susana Grimberg. Psicoanalista, escritora, ensayista y columnista.


Todas las reaccione

Escritor invitado: Dante Peña Garay

 PORQUE ME SIENTO ORGULLOSO DE TI . Porque eres un maravilloso ser , que a pesar del dolor te repones  y sigues  adelante . Porque eres una ...