viernes, 18 de diciembre de 2015

Recuerdo




Me traje una rama de caldén. Uds dirán...para qué si se va a secar? 

Hachita en mano, mi amigo César la cortó para mí al salir del campo. 

Patricia decía que lleve una más grande. Así está bien. 

Es un pedacito de esa tierra que aprendí a querer hacer 25 años. Se secará. No importa. 

Quedará así hasta que cada hojita que, según se quejan, no da mucha sombra, desaparezca. Pero cuando salga al patio vendrán a la memoria recuerdos hermosos. Un regalo para el alma.

Silvia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Escritora invitada: Patricia Golan

  Gallito ciego                                                      Me animo y entro. Le hago frente a la oscuridad y al olor a aserr...