lunes, 25 de abril de 2016

Los vecinos de San Martín exigimos seguridad.

Si Si bien este blog no es acerca de inseguridad y noticias policiales, tengo la obligación moral de contarles que apenas a 100 mts de casa, asesinaron a un profesor de 30 años, cuando quisieron entrar a su casa, y él se asomó a la ventana al escuchar el ruido. Un disparo en el medio del pecho terminó con su vida.
Hace cuatro días que se exige justicia. Uno de los detenidos es menor, dicen que ya está libre.
Los vecinos y su familia hicieron una marcha el viernes 22, esta tarde la segunda, exigiendo justicia y seguridad y una comisaría en el barrio. La policía que corresponde a esta zona está a más de 30 cuadras. Este viernes 29 habrá otra marcha. Solo queremos justicia y seguridad. Escribí esta nota, que salió del corazón. Gracias por leerla. Silvia

Alguien me dijo el otro día: “No sé para qué hacen esto, no sirve para nada”. Puede ser. Pero me dejó pensando y mi cabeza analizó esas y otras tantas palabras que escucho a diario: Las marchas no sirven,es perder tiempo, nadie hace nada...
No sé si voy por Juan Manuel. Perdón si ofendo a alguien con lo que digo. Era mi vecino, apenas 100 mts nos separaban. Conozco a sus padres desde hace años, a él, apenas. Pero no me interesa. No sé si voy por él, pero voy.
Tenemos hijos un poco más chicos, que salen de día, de noche, a divertirse, a jugar a la pelota, que guardan el auto en un garage para que no se lo roben. Pusimos un portón automático para no tener que bajarnos a abrir. Mi casa está llena de rejas, super rejas hechas por mi marido que trabaja con “fierros” , pero no los “fierros” como el que usaron para matar a Juan. Los fierros que evitan que tremendos delincuentes barreteen una reja para entrar a una casa a robar, y terminan asesinando a un pibe trabajador de un balazo en el medio del pecho.
Seguramente esos que usan “fierros” para matar, tienen una familia. No voy a hablar de ellos,porque no sé quienes son. Sé que la familia de Juan, siempre trabajó, él, sus hermanas y sus padres. Pienso ¿Qué querían robarles? ¿Una tele?¿ Una compu? No, le robaron la vida a un pibe de treinta años que no embromaba a nadie.
Debió ser muy querido, su familia igual, sino ¿por qué tanta gente? A lo mejor no van por Juan, van por todos, como fui yo. Van por sus hijos, por sus maridos, mujeres, padres, hermanos. Van porque no quieren que se arrebate otra vida.
Días atrás se habló (y aún siguen) de la droga. Ignoro si esos “pibes” estaban o no drogados. Tal vez no, y solamente salieron a “robar”,pero mataron.
Lo que sé es que unas horas después de ese asesinato, podaron árboles que interrumpían un poco la visual de las cámaras de seguridad instaladas en la esquina. Tarde, muy tarde. Un video muestra las vueltas de ese auto amarillo, cuando se detuvo en la puerta de Juan, que estaba durmiendo.Tarde. Ya es tarde. Un padre ya no tiene lágrimas. Una madre mira hacia arriba a ver si logra ver a su hijo. Una hermana grita, otra llora. Otra mujer pide justicia, otros una comisaría, otros seguridad. Carteles, pancartas, gritos, aplausos, bombos, policía cortando las calles para que la gente se manifieste.
No sé si fui por Juan. A esta altura soy un poco egoísta y creo que también fui por mí.
Silvia
VIERNES 29 A LAS 19 HS OTRA VEZ, LA CRUJIA Y AV TRIUNVIRATO, MARCHA HACIA LA PLAZA SAN MARTIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Corredor gastronómico en San Martín

..............