viernes, 2 de noviembre de 2018

Diario de viaje: No todo es lo que parece

                                 


Recorrí una parte de la ciudad de San Salvador de Jujuy, un domingo poco soleado y con escasa gente deambulando por la calle. Era octubre. Solo estaban abiertos algunos locales. “No abren porque los domingos no hay nadie por acá”, me dijo un taxista.

Pocos días me quedaban para poder visitar la ciudad y justamente ese no era el día ideal, ya que solo estaba abierta la Catedral, a la cual estaban asistiendo algunas familias que por lo visto eran padres de los niños que tomaban su comunión.

Un grupo de adolescentes estaba jugando a un jueguito virtual con sus celulares y corrían de un lado a otro de la plaza, para atrapar o entrenar a algunos de sus protagonistas.

Me decidí a caminar por la peatonal, con la esperanza de encontrar algún local abierto, además del Shopping, que no me ofrecía ninguna posibilidad de conseguir artesanías locales. Para mi sorpresa, un solo negocio estaba abierto y el vendedor sentado en la puerta.

“¿ Puedo pasar?” le dije, a lo que asintió muy amablemente.

“Si,claro, mire lo que quiera y me pregunta”.


El local tenía de todo, lo que para mí y mucha gente a quienes les gustan esas cosas, era una especie de “juguetería”.

Elegí unos imanes, unos llaveros y una ruana, que estaba con ganas de tener desde hacía rato. Obviamente el vendedor me ofreció varios productos más, pero notó que estaba interesada en que alguien me cuente sobre la ciudad y no tenía manera de conseguirlo.

Se presentó como guía turístico y profesor de historia y me indicó algunos sitios para visitar, muchos de ellos abiertos recién el lunes, cuando yo estaría en otro lugar muy lejos de ahí. Por otro lado, me contó varias cosas sobre su ciudad, las que voy a detallar a continuación:

Lavalle en Jujuy


El General Lavalle murió el 9 de octubre de 1841 cuando una bala que atravesó la puerta fue a darle en la garganta. El anuncio de su muerte causó estupor en la tropa, pero decidieron continuar la lucha y llegar hasta Bolivia para poner a salvo el cuerpo de su jefe. En Tilcara se detuvieron para velarlo, pero tan solo un par de horas dado que los enemigos estaban muy cerca. Solamente se hizo un responso y luego se continuó la marcha hasta Potosí. La casa donde ocurrió el citado hecho, se encuentra ubicada en una esquina del centro de Tilcara pero los lunes está cerrada y no pudimos ingresar.

Lamentablemente solo pudimos ver su parte exterior. En el año 1861 sus restos fueron repatriados y actualmente descansan en el cementerio de La Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.

En la calle peatonal Belgrano, de San Salvador, frente a la Biblioteca se emplazó una escultura que teóricamente simboliza el fusilamiento del Gral. Lavalle. Esto no ocurrió, ya que como dije antes, una bala entró por la cerradura de la puerta de su casa (ubicada a metros de la biblioteca) y le pegó en el cuello. La escultura tiene un Lavalle cayendo hacia atrás, fusilado por un gaucho que estaba sobre un caballo. Esta estatua tiene varios errores:


        


1) La muerte no fue cara a cara, ya que lo matan desde la vereda hacia adentro de la casa de Zenarrusa, más precisamente en el zaguán, el 9 de octubre de 1841 . Lavalle, Damasita y Frías llegaron a San Salvador de Jujuy al anochecer del 8 de octubre, para recibir una nueva carga de malas noticias. El gobernador Roque Alvarado y la mayor parte de su gente habían resuelto escapar a Bolivia, por lo que la ciudad estaba prácticamente en poder de los rosistas. Frías era partidario de seguir de largo hacia Bolivia, pero Lavalle resolvió acampar. Eligieron los Tapiales de Castañeda, a una decena de cuadras de la ciudad. Pero luego el general Lavalle se obstinó en dormir en una cama, y para eso se dirigió al centro con Damasita, Frías, el edecán Pedro Lacasa, el teniente Celedonio Alvarez y ocho soldados.

Tras golpear muchas puertas "que no se abrieron", arribaron, hacia las dos de la madrugada, a la casa de Zenarruza. Hasta el día antes, en esa vivienda se alojaban Alvarado y el delegado del ejército, Elías Bedoya, pero su partida presurosa la había dejado vacía y entraron. Se dispusieron a dormir: Lavalle y Damasita en el dormitorio que enfrentaba el segundo patio; Frías y Lacasa en una habitación junto al zaguán, mientras los soldados se tendían en el primer patio. Los caballos quedaron atados en el fondo de la casa.


2) El arma del gaucho de la estatua es una Mauser de una bala, en 1941 había tercerolas con perdigones.

3) El estribo del caballo es de metal. La pobreza casi extrema de los gauchos no permitía que ellos tuvieran estribos tan finos y costosos.

                         
Fui a conocer la Catedral que está frente a la plaza Belgrano. Una maravilla que deja
boquiabierto a cualquiera. El púlpito íntegramente hecho en madera por los indios en el año 1600, está recubierto con oro 22 kilates. El camarín que está a la izquierda a la mitad de la nave tiene un cuadro de metal de plata, con las promesas de los fieles. El altar es suntuoso y todo en ese lugar llama la atención de cualquier visitante. 



Púlpito
altar
                                          


















Frente a la Catedral, en la esquina hay un edificio que está cerrado con lonas. Es la vieja recova donde estuvo la estación de policía, que fue mudada en la época de la Presidencia de Cristina Kirchner. 

                                          

Ese lugar era últimamente un centro cultural y está siendo reformado desde hace meses.



Casa de Gobierno

                               

Detrás y rodeando la Casa de Gobierno hay varias esculturas, hechas muchas de ellas por Lola Mora en 1927. Aunque también hay copias traídas hace pocos meses atrás, que reemplazaron las originales, no se sabe el motivo. En el primer piso de la Casa de Gobierno está en salón de la bandera, donde Belgrano dejó la que utilizó durante el éxodo jujeño en 1813. No pude visitarlo porque estaba cerrado. 



                           













San Salvador tiene una vida nocturna tranquila, hay pocos bares que funcionan de noche, pero es el centro de la actividad comercial de la provincia. Reúne mucha historia y vale la pena conocerla. Ya en las afueras se puede ver la guarnición militar, hay muchas escuelas primarias y secundarias. Y los jóvenes tienen una participación activa en lo social y artístico.

Un estadio de fútbol de Gimnasia y esgrima de Jujuy , la cárcel en las afueras de la ciudad, parques lineales a lo largo del río Xibi y muchas calles transitadas por servicios de colectivos que funcionan toda la noche.

Jujuy es mágico, tiene historia y buena gente.



©Silvia Vázquez
....................
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

NOVEDADES