viernes, 12 de noviembre de 2021

Cine documental

 

María Luisa Bemberg: El Eco de mi voz
el documental sobre la gran cineasta argentina
llega al Festival de Cine de Mar del Plata
Bemberg_poster_IFFR
El documental del director Alejandro Maci, María Luisa Bemberg: El Eco de mi voz, tendrá su estreno en la Sección "Retratos: Documentales de Artistas" de la 36 edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se llevará a cabo del 18 al 28 de noviembre.
Proyecciones:
Viernes 19 de noviembre - 21:30hs
Colón - Hipólito Yrigoyen 1665
Sábado 20 de noviembre - 15:30hs
Colón - Hipólito Yrigoyen 1665
Domingo 21 de noviembre - 15:30hs
Colón - Hipólito Yrigoyen 1665
Con participaciones de Graciela Borges, Lita Stantic, Susu Pecoraro, Jorge Goldenberg, Chango Monti, Imanol Arias y Alejandro Maci.
El documental sigue los pasos de María Luisa Bemberg, quien nació en los años 20 en el seno de una de las familias más poderosas del país y recibió una educación acorde a los preceptos de su clase y de su época. Apenas tuvo uso de razón, María Luisa se reveló contra lo que consideraba un cercenamiento de sus libertades individuales y una subestimación de su lugar como mujer.
Empezó a dirigir casi a los 60 años y llegó a realizar seis películas. Recorrió festivales, ganó premios, alcanzó una nominación al Oscar. Alejandro Maci trabajó con ella durante una década y, días antes de su muerte, grabaron una serie de conversaciones que dan cuenta de su mirada sobre el cine y de su arduo camino.


5
MARÍA LUISA BEMBERG. EL ECO DE MI VOZ
-Largometraje documental-
Visión del director
El itinerario artístico de María Luisa Bemberg es infrecuente, por no decir único. E inseparable de su vida. Proveniente de una familia poderosa, su posición crítica sobre la posición femenina desde inicios del siglo veinte, junto a sus ideas sobre el rol de la mujer en la sociedad contemporánea, generaron enfrentamientos en su fuero familiar y marginación en su entorno. Aún así, insistió y en los años sesenta y setenta, viajó, leyó, trajo al país y realizó traducciones informales de los principales textos feministas del momento, sobre todo los relativos a la llamada segunda ola feminista, liderado por pensadoras como Kate Millet o Betty Friedan. Buscando un atajo entre todo tipo de resistencias, María Luisa quiso  tentar suerte en el cine –escribiendo guiones de ideología fuerte- como un medio propicio para dar a conocer sus ideas. Entonces escribió dos guiones que por aquellos años fueron “naturalmente” dirigidos por hombres. Pero cuando ella vio el resultado fílmico de sus escritos sintió una fuerte contradicción: si bien ambas películas fueron apreciadas e incluso tuvieron cierto éxito comercial, María Luisa encontró que la mirada de la dirección era inexorablemente machista. Y se decepcionó.
Un punto clave para entender su cine fue que a propósito de los guiones que dio a dirigir, conoció el cine desde dentro: asistió a rodajes, reuniones de producción, estuvo presente a diario en ambas producciones. Y se fascinó con ese mundo narrativo. Esa llegada oblicua a ese universo fue un cimbronazo en su vida y operó un cambio definitivo. Bemberg se enamoró de ese lenguaje, de ese arte.  Y cuando escribió su tercer guión decidió que ella misma lo dirigiría. Descubrió que el cine era su camino y que ese arte que empezaba a habitar la comprometería de por vida. Tenía casi sesenta años.
Por supuesto, sus ideas –esas que la acompañaron desde siempre- estuvieron siempre presentes en sus obras. Cuando ella empezó, eran pocas las mujeres que dirigían. Una vez más, María Luisa se atrevió y lo hizo con éxito. No sólo plasmó en lenguaje cinematográfico sus ideas feministas, sino que fue más allá y sentó un precedente para generaciones futuras de cineastas. Una vez más, su arrojo volvió a traerle problemas.  Fue discriminada y por largos años considerada una rara avis (“cine para mujeres”) dentro del cine. Pero la calidad de su trabajo marcó la diferencia y su obra trascendió y se proyectó al mundo.
A casi cien años de su nacimiento, su impronta sobre el giro copernicano que operó sobre la posición de la mujer en la sociedad, encontró en Bemberg una pionera. Fue una de las principales voces que se alzaron en Latinoamérica -en su caso desde el cine- con perspectiva de futuro y gran calidad artística.
Alejandro Maci.-
 
ALEJANDRO MACI
Minibío
Licenciado en Filosofía. Se inició con la cineasta María Luisa Bemberg. Desde entonces, se desarrolló en teatro y en cine. Escribió y dirigió exitosas series televisivas. Sus trabajos se exhibieron en festivales nacionales e internacionales. En 2011 recibió el Premio Konex de Platino al mejor Guionista de TV de la década. En 2012 ganó dos Emmy por la serie “Televisión por la Inclusión”. En el Festival de La Habana el largometraje “El Impostor” recibió tres Premios Coral. En 2017 estrenó la película “Los que Aman, Odian”. En paralelo, ha dictado seminarios de Cine, Guión, Realización y training actoral. Actualmente edita la miniserie “Santa Evita”, que dirigió este año.  
 
Ficha técnica:
- Título original: María Luisa Bemberg: El Eco de mi Voz
- Título internacional: María Luisa Bemberg: The echo of my voice
- País: Argentina
- Duración: 90´
- Año: 2021
- Color / B&N
- Idioma hablado: Español e inglés
- Producida por Mojame SA
- Una produccion de Patagonik
- Director: Alejandro Maci
- Productores: Juan Pablo Galli - Juan Vera - Christian Faillace - Juan Lovece
- Entrevistados: Graciela Borges - Lita Stantic - Susu Pecoraro - Jorge Goldenberg - Chango Monti - Imanol Arias - Alejandro Maci
- Guion: Alejandro Maci
- Fotografía: Sol Lopatín
- Edición: Alejandro Carrillo Penovi
- Dirección: de Arte Marina Di Paola
- Diseño de sonido: José Luis Diaz - Gonzalo Matijas - Matías Vilaro
- Música: Nicolás Sorín
- Jefe de Producción: Julian Setton
- Fecha de estreno: Abril 2022

....................
constanza



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Día de los Museos

      Día Internacional de los Monumentos y Sitios   Cada 18 de abril se celebra el  Día Internacional de los Monumentos y Sitios , una inic...