viernes, 14 de diciembre de 2018

Conversaciones sobre egos y soberbia





La soberbia es un exceso de estimación propia (pero si es excesiva muy probablemente es compensatoria, por lo tanto es falsa). La soberbia hace que uno sea su propio dios, su propia ley, su propio juez y su propia moral. Produce envanecimiento, engreimiento y la devaluación de los otros. La soberbia es la causa principal de la mayor parte de las dificultades humanas y el principal obstáculo para el verdadero crecimiento. Ésta es resultado de la perspectiva perfeccionista, porque de ella proviene el autorrechazo que yace bajo esta fachada de seguridad.(Fernando Reyes Crespo-ellibrepensador).

El nivel alto de ego, ¿puede hacer mal a la salud?

Días atrás escuchaba al Dr. López Rosetti hablando sobre el ego y la vanidad. Sorprendentemente y mirando a mi alrededor, descubro muchos de esos ejemplos que él dio. Por supuesto que todos somos un tanto ególatras o vanidosos algunas veces, de hecho, si no fuéramos así, no nos mostraríamos en las redes todo el tiempo.

Pero leamos lo que el doctor dijo, exactamente:

“ Las personas de egos muy altos son autoritarias, creen que hacen todo bien, que siempre tienen razón, desarrollan la soberbia que no deberíamos tener. Eso los aleja del mundo del entorno, genera stress, ira disminución de empatía con el entorno, aumento de la conflictividad social y aislamiento. No es buen negocio tener un ego grande, y mucho menos soberbia, porque es dañino. “

¿Y cómo uno se da cuenta, fue la pregunta de una de las periodista de Telefé Noticias,Milva Castellini . A lo que el doctor responde:

“ Por algunas actitudes: siempre tienen razón, nunca van a dudar, son personas que se creen más que los demás, en general hacen afirmaciones sobre terceros sin darse la posibilidad de un signo de interrogación. “Fulano de tal es tal cosa”, en lugar de pensar para su interior y darse la oportunidad de decir “Fulano de tal ¿es tal cosa? “.
Esa disfunción de flexibilidad hace que sean personas de una autoestima desproporcionada y en lugar de tener lo que se llama asertividad, que es seguridad en sí mismo, dentro de límites normales, la tienen desproporcionadamente y termina muchas veces en violencia . La verdad que “creérsela”, el ego en si mismo que es dañino. 

La periodista Erica Fontana decía: “Eso suena parecido a la persona que es insegura en realidad. Desde el maltrato, al autoritarismo en función del otro, es donde expone sus propias inseguridades, no es así?”

López Rosetti respondió: “ se llama extremo reactivo, personas que para defenderse , porque ven amenazas en todos lados, y no se dan  la posibilidad mínima del error, hay tendencia al perfeccionismo (lo perfecto es enemigo de lo bueno); generalmente desarrollan soberbia, lo cual no es bueno.

¿En algún trabajo en particular hay más soberbia o más creídos? Preguntó la periodista, a lo que el doctor respondió:

“ En todos lados hay. En el trabajo en el club, en casa, hay personas que pueden tener soberbia o algún tipo de ego desarrollado. Por supuesto que hay áreas más peligrosas: un médico con soberbia se tendría que admitir mucho menos porque el médico tiene enfrente 3 cosas que es: los síntomas (el dolor), la enfermedad y la muerte. Nos es buen lugar para la soberbia. En realidad nadie debería ser soberbio. El tema que queremos rescatar es que los estudios científicos dicen en  psicología experimental que las personas soberbias y con un ego desproporcionado, sufren más, la pasan  peor y físicamente y psicológicamente se enferman. No es buen negocio en el buen sentido de la palabra.

¿Esto se va gestando desde que uno es chico o se acentúa de grande, y cómo hacemos  para ayudar a esa persona a revertir ese cuadro?

“La genética no es condena, es posibilidad, pero todos desarrollamos en el transcurso del tiempo nuestra personalidad por interacción de nuestros genes con el medio ambiente. Evidentemente si hay una familia donde el chico ve que la soberbia es buena aún por parte del padre o la madre , la desarrolla, pero la persona es interacción de factores genéticos y vivencias ambientales. Es algo que se desarrolla, pero hay que rescatar que hace mal. Mente y cuerpo son una misma cosa. Lo que pasa acá (la mente) pasa en el resto del cuerpo, y las personas con soberbia son personas que se aíslan del entorno, no son personas que las vayan a querer, son personas que están constantemente en una situación de combate , ven amenazas en el entorno en forma constante.”

¿Hay algún tratamiento?

“ Hay muchos tratamientos reales para trabajar, pero yo tengo uno casi metafórico. Yo recetaría esto: para bajar el nivel de soberbia , TELESCOPIO, RELOJ, BACTERIA. Para sentir que no somos nada en el mundo ni sentirnos más grandes de lo que somos receto eso. Tener autoestima está bien,pero eso es otra cosa. Si mirás por un telescopio, ves el universo y te sentís chiquito. Sos nada. Reloj; con toda mi soberbia, las personas no pueden  hacer que el tiempo vaya para atrás, otra condición que ayuda a sentirte más chico. Bacteria: si ponemos los dedos juntos, y ponemos una bacteria, apretamos, y no se muere, ni con toda tu fuerza la vas a matar por lo chiquita que es, pero si se te mete en la piel, te infecta y te puede matar. Estas tres cosas, si no te hacen sentir que tenés que bajar la soberbia y manejar adecuadamente el ego, te tengo que dar un fármaco”.

(recopilación ©Silvia Vázquez)
...........................


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Nueva publicación en Revista Juggernaut

Agradezco a la Revista Juggernaut de México,por la publicación de mi trabajo "Me robaron abril" Pueden leerlo en el siguien...