viernes, 14 de septiembre de 2018

María Fernanda Macimiani: “Aunque no parece, los chicos leen mucho”

                                        


María Fernanda es creadora de www.leemeuncuento.com.ar, es Profesora de nivel inicial y Premio Pregonero 2011 y Hormiguita Viejera 2014, Preseleccionada en VIVALECTURA 2016. Acreedora de una Beca a la Creación del Fondo Nacional de las Artes 2017 por el Proyecto “Pablo Podestá cuenta. La función continúa”. Promotora de Lectura desde el año 2000, Coordinadora de Talleres, Escritora, Integra las CD de la Academia Argentina de LIJ y SADE Filial Tres de Febrero, Codirectora de la Revista Literaria Gratuita “Microscopías” (http://microscopias.com/  ). Difusora y promotora cultural en distintos medios electrónicos, redes sociales y presenciales.
Para leer todo lo que hizo con la literatura infantil, pueden entrar en 


Fernanda, sos corresponsal de la Academia Argentina de literatura infantil y juvenil  (AALIJ), donde se hace investigación.

Sí, estoy preparando sobre el “libro álbum”. En la Feria del libro infantil hubo una mes redonda donde vinieron muchos especialistas como Istvanch y a  partir de ahí surgió la contradicción sobre el “libro álbum” sí o no . En ellos hay  un diálogo entre el texto y el dibujo, generalmente lo  hacen un ilustrador y un autor. Algunos quieren más los libros con más texto y por otro lado está la habilidad de la lectura del niño, en este tipo de libros,que hoy en día está presente, aunque se crea que no leen tanto. Leen de otra forma, a pesar del adulto, porque el que no lee es el adulto que no da el ejemplo. Si mirás a tu alrededor, vas a ver que los adultos van más a la pantalla, la cosa rápida y  los  libros desaparecen. Y cuando los chicos piden un libro les dicen “¿eso querés?”. En estos años he escuchado de todo . Después hay quejas de por qué no leen, aunque sea en dispositivos,que es otro tipo de lectura, o en libros álbum donde leen las imágenes, son otros códigos. La escuela tendrá que actualizarse para utilizar esos métodos a favor de la lectura.

Los chicos piensan, relacionan cosas. No debe ser el “libro álbum” lo único que se lea, sino un libro más para disfrutar, para jugar. Veo en los talleres que los chicos  están estimulados con el libro en la mesa, y se enganchan.Hay que hacer un trabajito para competir con “los jueguitos” que les ofrecen todo rápido y cocinado. La estimulación desde la casa y desde la escuela,es importante.Ellos quieren variedad, autores nuevos, y leer sin analizar tanto cada texto, sino disfrutarlos, pasarla bien, es necesario llamar la atención de los chicos con distinto material. Incentivarlos. Eso es lo que pregonamos en la Academia. La literatura no siempre es para “aprender algo”, es estimular la imaginación y lograr que los chicos se interesen y critiquen , que elijan las lecturas que les gustan, comparar, y obviamente van a aprender y disfrutar.
El último taller que hicimos fue de investigación: con libros de bichitos dados vuelta y elegían uno cada uno, debían averiguar sobre ese insecto lo que ellos quisieran para armar un  personaje que sería su investigador y ayudante para descubrir un misteriode. Para eso antes leímos un libro donde se había perdido la bailarina de un cuadro, en un museo.Tuvieron que ller, averiguar todo acerca de él, registrar, con total libertad consultando entre ellos, pidiendo ayuda al compañero, compartiendo lo que les divertía o sorprendía .Luego cada uno escribió su cuento continuando lo que había leído. En el taller hay chicos desde los 6 años (muchos llegan sin saber leer y  escribir) y reciben ayuda de otros nenes que son solidarios. En el taller jugamos, leemos, escuchamos y creamos, trabajamos con libros de cuentos o poesías.Esto es estimulación. Se puede hacer también en las escuelas.

¿Llegás a los colegios con estos talleres?

Vamos a ir  por segunda vez a San Miguel. Fue una experiencia buenísima.Fui también a otros colegios, estoy armando una propuesta para los que me invitan, ya que implicac invertir en viaje y tiempoo, pero es una muy buena experiencia de lectura. Viaje a Tucumán en agosto invitada por Mónica Cazón, coordinadora de CIDELU , ella es una compañera de  la Academia y en el marco de la RELA representamos a la Literatuta Infantil y Juvenil. Fuimos a talleres y charlas. Presentamos libros en los talleres protegidos COTAPRO, asistieron hogares de niños y colegios. Este lugar se encuetra enla capital de Tucumán, el predio es hermoso y la gente muy cálida-Los chicos con capacidades diferentes especiales , cuando crecen y salen de los hogares escuelas , pueden quedarse ahí con tareas como jardinería, trabajando en mantenimiento, recepción, y teniendo que asistir a talleres. Eso ayuda a quienes no tienen familia para que no se queden en la calle. Me pareció muy bueno y los mismos jovenes participaron bailando como parte e las actividades.Luego hubo un conversatorio con docentes que contaban diferentes problemáticas que afrontan por ejemplo la gran cantidad de padres analfabetos, el desinterés de los chicos por la lectura, etc.Las maestras terminaron diciendo que la idea que llevábamos era buena. No solamente yendo a  la biblioteca es que van a leer, sino dandoles la oportunidad de conocer otras actividades que les interesen. Quedamos en mandarles estrategias y acordamos armar una biblioteca para la que ya estamos juntando libros. Los nenes querían los libros que llevamos  y se los dejamos a ellos. Cantamos, contamos cuentos, participó  un rapero de 17 años , todo para estimularlos.

¿Solamente escribís para chicos?

Yo desde “Leeme un cuento” promociono la literatura infantil, pero también escribo cuentos  y narrativa de ciencia ficción, poesía, fantásticos, para adultos. Me encanta la literatura porque la disfruto, escribo de todo, lo que aún no escribí es novelas.

No es fácil escribir para chicos. Hay que mantenerlo interesado, que disfrute, el chico es más sincero que el adulto, si no le gusta lo que escucha o lee, se va. Hay que tener la habilidad de cambiar sobre la marcha para lograr una buena experiencia lectora.

¿Tenés un libro preferido de tu infancia?

No tenía libros, solamente los tenía cuando iba a la biblioteca de la escuela N° 21. Esa biblioteca era la que me daba la posibilidad de leer los clásicos. Esos me volvían loca. Las aventuras, las hadas, esas cosas. Las maestras llevaban los trabajos míos a concursos y a veces ganaba algunos premios. Cuando terminé la escuela las maestras escribían en mi delantal las dedicatorias  “a la escritora de la 21”. Se ve que ellas veían mi futuro por ese lado antes que yo lo viera. Leía sí, el Anteojito, que me lo compraban y me encantaba.

Además de tu trabajo en la literatura infantil, ¿qué otras cosas hacés?

Soy diseñadora web/gráfica y soy codirectora de la revista Microscopías.

¿Cómo surgió la revista?

La comenzó Martín Linares. Al  poco tiempo , unos cuantos meses después nos invitó  a mí y a Sandra Wasilewski a unirnos al proyecto.Siempre colaboré con artículos o textos literarios porque era compañero mío de EMAC y  me gustó la idea desde el principio.Primero era en papel plegado, pequeña, ahora también es digital  ya que hay mucho contenido. No deja de ser interesante y económico de la manera que está saliendo en papel pero con la web podemos sumar contenidos y el espacio se utiliza  mejor y con más calidad.
Hace dos de años que está la revista. Se distribuye donde vamos nosotros, las llevamos donde nos invitan: bibliotecas, colegios, eventos.

con Adela Basch
¿Autor preferido actual?

Leo autores que no conozco,me gusta dfescubrir nuevos libros . Me encanta Borges pero busco autores desconocidos, los llevo al taller luego de leerlos. Me gustan mucho escritores de LIJ como  Elsa Bornemann ó M. Elena Walsh, quien me contagió la pasión de esa escritura divertida, y abrió el camino para futuros autores del género; Adela Basch que hace cuentos y teatro infantil desde un humor más especial, quien además esscribió la contratapa de mi libro. Se lo pedí y para mí fue un honor que ella lo hiciera, le encantó la idea…

Entrevistaste a García Ferré hace un tiempo…


con García Ferré
Sí.Yo publiqué con Enigma editores. Era la primera antología en la que participaba "A la hora de la siesta"- Magia y Rebeldía..Para mí era todo nuevo, estaba  muy emocionada en la presentación en SADE Central. Conocí a una periodista que me dijo si me animaba a entrevistarlo y me paso los datos, le había hablado de mí y fuimos juntas: ella es Alejandra Crespín Algañaráz. Llegamos a su estudio y nos recibió muy bien, me mostró sus personajes, libros, revistas, dibujos, se sacó fotos con nosotras, nos mostró los regalos que le hicieron a lo largo de su carrera. Charlamos, me firmó libros, vio una carpeta con textoss mías y me dijo “¿por qué no te conocí antes?”  la verdad fue muy lindo para mí).Alguien con su trayectoria, leyendo mis textos y hablando de mis cosas ...yo le hice algunas preguntas, me contó como imaginaba cada personaje y  me dijo que siempre tenga a mano un lapicito y una libretita por las dudas que se me ocurra algo, que lo anote, así no se me iba la idea. Tengo algunas fotos que me sacaron en ese momento, menos mal… Fe maravilloso conocerlo.


Decime el nombre de tus libros

diseños de Fernanda
“Ojitos de crayón y otras rimas disparatadas”, 2018 y en 2015 “Historias que salpican y te llevan donde todo es posible”, nombres largos… “Los viajes del baúl” que son cuentos en capítulos donde un autor escribe y el siguiente autor continúa el anterior en lugares diferentes de América. Coordiné a autores de varios países en este proyecto de Puerto Rico.

Los espero en los talleres literarios, en Centro Castelmonte en Pablo Podestá, adultos, escritura creativa, de 16 a 18 hs los viernes. De 18 a 19.30 los niños en el taller “léeme un cuento” Todos arancelados y a un precio muy accesible. Los dos talleres  están trabajando en un libro. Es un proyecto que hice yo  y ganó una beca del Fondo Nacional de  las artes. El nombre del proyecto es “Pablo Podestá cuenta- La función continúa”. Los que se sumen, serán parte del libro.

Vamos a armar un taller en Ciudad Jardín en  la Biblioteca de Ciudad Jardín de acuerdo a la cantidad de gente que se sume y se anote ahí.

Gracias Fernanda por todo lo que hacés por los chicos, y por supuesto va la publicación de tu trabajo que no es infantil, esperamos que pronto terminen el libro y nos cuentes dónde se presenta.

Gracias a vos por escuchar y mostrar lo que hago.

VIAJE SIN TIEMPO 

Escapo por el medio de la ruta, voy a lograrlo. Mi corazón va más rápido que yo. Un lienzo gris cubre el sol y estalla. Se abre una grieta vertical, un túnel que inspira y exhala. Empuja y atrae mis recuerdos. Dudo (creo haber vivido esto). ¿Cuándo? No sé cuándo. Necesito alcanzarlo, tocarlo, entrar en él. Pero algo me distrae. Reconozco ese árbol a metros de la banquina. ¿Cuándo lo vi? No sé cuándo. Veo su tronco aunque el esqueleto del auto lo abrace, aunque el humo lo esconda. Aunque duela verlo. Lo veo y todo se pinta de risas y migas de alfajor. Me sobresalta una llovizna roja que me lleva a la ruta, a la carrera, a la grieta. Casi llego. Me estiro. Roso las hilachas grises. Destellos de luz se cuelan por el tajo. Salen, me absorben. Me dejo caer por un bucle oscuro, inconsistente, donde todo se diluye. Se chocan los colores, se pierden los sonidos. Una garganta sin tiempo traga. Traga justo en ese instante, en ese lugar. Y en otro, solo hay silencio. Un silencio de túnel vacío. Pero de a poco aparecen risas, melodías, motores, voces conocidas. En un celeste radiante y fresco. De pronto siento mis manos en el volante y respiro tranquilo. Vuelvo a disfrutar del viaje en el medio de la ruta. Pero una manito toca mi hombro, insiste, tironea. Las risas crecen. Y giro para decirles que falta poco. Que no quiero alfajor. Que no griten tanto. Un bocinazo interminable me hace reaccionar, miro hacia adelante. Un camión viene de frente, a la derecha la banquina, el árbol y al otro lado el tráfico (la milésima de segundo más larga de mi vida). Detrás de esa mole sé lo que hay, ya lo vi, cierro los ojos... Seguimos en la ruta, el camión volvió a su carril, el árbol a metros de la banquina está rodeado de flores. Ya estamos llegando, con ayuda del destino o de algún misterioso defecto del espacio o del tiempo. 

María Fernanda Macimiani 
Cuento seleccionado para la Antología Literaria TAHIEL ediciones 2018.


©Silvia Vázquez
..................................................


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Convocatoria por la PAZ- Poemas y narrativas

Sumamente agradecida a quienes enviaron sus trabajos literarios por la paz. Desde diferentes lugares de Argentina y del mundo, la paz, estar...