miércoles, 19 de septiembre de 2018

Periodista invitado: Alejo Picarelli:"Cacho Fontana: “Una historia viviente de la radio y televisión Argentina”


Único hijo de Nieves Filgueiras y Antonio Palese, Norberto Palese, alias Cacho Fontana, nació el 23 de abril de 1932 en Barracas, Ciudad de Buenos Aires. Con 14 años, Cacho comenzó a trabajar como auxiliar de archivo en una empresa de transportes en donde su padre era capataz.

 Mientras esto sucedía, la radio se iba convirtiendo en la atracción  para este adolescente. La música, el humor... las “voces”. Esas voces que identificaban a cada emisora. Las grandes cadenas –El Mundo, Belgrano, Splendid– invitaban a los oyentes a presenciar los programas tanto del mediodía como de la noche. Ver y escuchar a los locutores y animadores era su mayor placer.

José Loguarro, que era el “artista” entre los compañeros de trabajo, presentaba orquestas en el Salón La Argentina, en Rodríguez Peña y Corrientes. Desde el palco anunciaba, micrófono en mano, a la orquesta y los temas que se escuchaban y bailaban. Por una de esas grandiosas casualidades, la empresa lo envía al Interior en una comisión especial. Así, Norberto le pidió el puesto en el palco y una semana más tarde ya le habían hecho 50 tarjetas impresas que decían “Jorge Fontana”. Llegaron otros domingos y otras orquestas.

Ya vinculado al medio, le llega la noticia de que el presentador Jorge Hidalgo (pseudónimo del inolvidable Carlos Carella) dejaba los anuncios para dedicarse a la actuación. Así toma su lugar para presentar al famoso Domingo Federico, autor de tangos como Yuyo Verde, Percal, etc. Tras el maestro Federico, siguieron varias orquestas, con las que consigue trabajar de domingos a viernes en el Chantecler, un espacio nocturno de baile y espectáculo que, junto al Tibidabo y al Marabú eran la cita obligada de la noche grande de Buenos Aires.

Fontana conoce en esas noches a Teresa. Y ella es conocida de Julio César Barton, quien era relator de las novelas de Radio El Mundo. Barton le toma una prueba como locutor, con la cual consigue un lugar en el plantel de suplentes, que ya tenía cuatro integrantes. Corría el año 1950.

En 1952 le toca hacer el Servicio Militar, con lo que su rutina diaria se repartía por la noche en el Chantecler, la mañana en el cuartel, la tarde en la Radio... Y un mediodía, en el clásico programa “El Relámpago”, en donde actuaban Luis Sandrini y Tita Merello, entre otras grandes figuras, le tocó cubrir la ausencia de su animador, Jaime Font Saravia. El locutor de aquel programa era Carlos D’Agostino y ambos asumieron otras responsabilidades, por lo que la oportunidad para Fontana era total. Ese espacio fue para el soldado, con uniforme y todo, con el pelo al ras como indicaba el reglamento, y con público en el Estudio. Luego de un par de semanas a prueba, quedó ya como titular con esa primera y enorme posibilidad. El autor de “El Relámpago” era Miguel Coronatto Paz. Mamá Nieves, invitada por el soldado, llegó a la radio y le agradeció al autor diciendo “gracias por la oportunidad para Cacho”. Y Coronatto lo incorporó al Fontana.
Así nació “Cacho Fontana”. Era el inicio de la historia grande. (de "El suplemento).



Alejo entrevistó a Cacho, una interesante charla:


Cacho con Alejo,el autor de esta nota
Lo que muchos no saben, es que el verdadero inicio de Norberto Palese junto con Roberto González Rivero  a principio de la década de los 50, fue con la primera audición deportiva que tuvo el Club Chacarita Juniors de su historia. Esos fueron los primeros momentos de una profesión apasionante que tiempo después daría sus frutos y el camino al éxito.

Cacho, fueron casi 70 años de carrera, sin lugar a dudas un pionero de la radio y televisión en nuestro país, me puede marcar un hecho importante dentro y/o fuera de su ámbito laboral.

Hubo muchos, pero lo que más recuerdo es la visita al Vaticano con mi nieto hace un par de meses, una experiencia única e inolvidable en mi vida.




Usted ha sido una persona pública y muy famosa, quiero que me diga hoy a sus 86 años. Quién fue Norberto Palese por un lado y quién Cacho Fontana por otro.

Tanto Norberto Palese como Cacho Fontana, fueron un simple y humilde pibe de barrio, que hasta el día de hoy lo sigue siendo con sus defectos y virtudes.


Premio entregado en Argentores por trayectoria



Muchos de los que hoy superamos los 50 años, quizás todavía tenemos el recuerdo vivo de Malvinas. Imposible de olvidar aquel programa que se emitía por ATC llamado “24 horas de Malvinas” que a mi entender marco la televisión argentina. Después de ese gran éxito ¿Por qué Cacho Fontana desaparece de los medios?

En lo personal lo atribuyo a un error de las autoridades democráticas que sucedieron a la junta militar. Recuerdo aquella charla que tuve con el Doctor Ricardo Alfonsín y en la cual le dije: “Si usted no me vio en la casa de gobierno y han creído algo que no es justo”. “El programa de Malvinas se me ocurrió a mí, no hubo ningún militar de por medio, la única intención del producto era hacer algo por la patria y por aquellos muchachos que estaban allí”. 

Nunca pudieron entender mi mensaje y quizás eso me alejó de los medios.

Tanto la locución, como la animación han marcado muchas generaciones, que hoy se desarrollan en distintos medios y redes sociales. 

¿Cuál fue  a su entender el verdadero secreto de su éxito?

Yo creo que lo más importante fue tal vez la manera de mostrar el valor de las palabras ante un texto publicitario, aunque muchos me decían que no era un lugar acertado y yo les respondí “Esto es lo que siento” Sumado a esto,  el mito que surgió y que decía “Cacho Vende”, ese amuleto fue una voz corriente y popular entre las agencias de publicidad y los empresarios de las mejores marcas, que forjaron un personaje nuevo y confiable y que garantizaba la venta de sus productos.

¿Esto lo hizo sentir un pionero en la locución comercial?

No existía la locución comercial y sin dudas fue una gran oportunidad. Luego en el año 1966 con el Mundial de Fútbol de Londres con José María Muñoz,  me incorporó a su plantel siguiendo con la pauta publicitaria ahora plasmada en el deporte más popular de nuestro país.
Sin dudas un largo camino ha recorrido Norberto Palese y lo que no se puede discutir es la huella y el legado que instauró con su sello inconfundible tanto en la locución comercial como en la animación en los medios argentinos.

©Alejo Picarelli

Periodista Deportivo.

La nota fue realizada en una Clínica de rehabilitación geriátrica de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, el viernes 07 de Septiembre de 2018.

¡Muchas gracias Alejo por tu aporte a Las Musas!
...................................





2 comentarios:

  1. Lumila Fontana ����������que bien !!!

    Silvia Mabel Vázquez qué alegría que su hija comente la publicación! Gracias por mediar en el encuentro.

    Silvia Mabel Vázquez qué alegría que su hija comente la publicación! Gracias por mediar en el encuentro.
    1
    Administrar

    Lumila Fontana Yo realmente encantada ! Un placer !



    Lumila Fontana Yo realmente encantada ! Un placer !

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Convocatoria por la PAZ- Poemas y narrativas

Sumamente agradecida a quienes enviaron sus trabajos literarios por la paz. Desde diferentes lugares de Argentina y del mundo, la paz, estar...