viernes, 24 de febrero de 2023

Periodismo turístico: Bodega Cánepa Martín, Chacras de Coria

 Mendoza y el vino

La recorrida vitivinícola en Mendoza, es tan extensa, que creo que jamás termina.

                                            


Algunas bodegas ofrecen visitas que incluyen degustaciones y hasta almuerzos, ofreciendo  la posterior compra de sus productos en sus locales exclusivos.












Esta vez nos dirigimos a una bodega en Chacras de Coria, Luján de Cuyo, que vimos abierta y que no sabíamos en realidad si tenía o no visitas guiadas.

Nos recibió Frida, una perrita simpática que nos acompañó hasta el fondo de una casa enorme, típica mendocina donde había una pequeña bodega familiar. Nos recibió Martín, quien amablemente nos explicó que no realizaban visitas ya que era una bodega pequeña y que solamente vendían su producto a consumidores puntuales, pero no a grandes cadenas de supermercados y tiendas.

Nos invitó a conocer los sótanos, donde desde hace años la familia conserva los vinos en barricas de roble y también nos mostró las diferentes calidades que ellos producen y comercializan.

Por supuesto la tentación fue grande y nos trajimos un par de cajas, ya que una de ellas, tenía un “dejo de ciruelas” que no dudamos en traer para probar.

                                        

Martín resultó ser uno de los dueños de la bodega, Cánepa Martín, quien se encargaba en ese momento de la administración de la misma, nos expresó que “estaba trabajando porque no ha conocido otra cosa” y timidamente nos dejó grabar alguno de sus conceptos:

“ Respecto de los corchos, hay varios tipos: natural que es todo concreto, y un microaglomerado que aporta una diferente cantidad de oxígeno al vino. Tantos miligramos por año, unos más, otros menos y uno elige qué quiere para su vino. Para que dure más o menos tiempo en la botella. Hay vinos en que su tope de oxigenación estará más o menos en los quince años”.

Sabemos que a nosotros no nos iba a durar quince años, pero seguimos escuchando su explicación:

…” El tope de gama de estos vinos es el merlot que tiene un año y medio de barrica y tres años en botella, no viene con etiqueta sino con una serigrafía . El merlot es un varietal. Es parecido al Malbec, un poco mas suavecito. Los vinos riesling son muy difíciles de encontrar actualmente. Acá hacemos variedad como por ejemplo petit verdot, pino  noir, , que es una exquisitez, vino carat, y luego tenemos una uva que es la única uva de una única finca que tiene un viñedo en Argentina, que se llama lambrusco gasparossa, italiana, y el año pasado pudimos verificar, ya que no es uva propia sino que se compra. Hay ocho hectáreas en Argentina nada más que alcanzan aproximadamente 70.000 kilos, si rinde bien, 50.000 litros. Esos vinos no están en el mercado.

Prueben primero los vinos y si les gustan me  piden por internet y se los enviamos, pero díganme si realmente les gustaron.¡ Seguro que les van a  gustar!”

Bajamos donde se elabora el vino. Hermosas paredes de adobe se muestran debajo del revoque actual. Un fresco especial para mantener la calidad. Tal como se veían en los capítulos de la legendaria “El Zorro” los barriles acomodados daban idea de la calidad del producto.


Saludamos a Martín, sin olvidarnos de Frida, y emprendimos el regreso a Mendoza Centro para luego viajar a San Rafael, a conocer otra bodega que en otra nota comentaré.

Les contamos a ustedes que el vino es excelente, riquísimo, en especial ese recomendado con saborcito a cereza (en realidad todos son ricos).




Agradecemos la cordialidad a Martín, por habernos tenido en cuenta en una tarde calurosa de verano , sin que su bodega esté en marcha, sin horario prefijado y con las ganas de mostrar el producto terminado con tanto esfuerzo.

©Silvia Vázquez

.......................



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Noche de los libros en San Martín