viernes, 22 de diciembre de 2023

Villancicos navideños, su historia

 


¿Cuándo fue el primer villancico?

La letra del primero se le atribuye a san Hilario de Poitiers y la del segundo a San Ambrosio, obispo de Milán. Sin embargo, otros historiadores sostienen que el villancico o 'canción de la villa' surgió muchos años después en el siglo XIII y se extendió por toda España hacia el siglo XV.

Sin embargo, otros historiadores sostienen que el villancico o 'canción de la villa' surgió muchos años después en el siglo XIII y se extendió por toda España hacia el siglo XV.

 En lo que sí hay plena coincidencia por parte de los historiadores, es que los villancicos, en un comienzo, eran muy solemnes y fueron los franciscanos quienes los transformaron en tonadas más familiares.



En el siglo XVII, Alfonso María de Ligorio (1696-1787), escribió uno de los villancicos más famosos y que es considerado como el primer villancico moderno: Tu Scendi Dalle Stelle (Tú desciendes de las estrellas).

Algunos villancicos se podían bailar. Historiadores han establecido que el villancico conocido como Noël en francés y Carol en inglés (del antiguo francés carole) es una danza circular de orígenes paganos que se remonta al siglo XII.

Los villancicos comenzaron a ser composiciones más sencillas desde principios del siglo XIX, cuando surgió, por ejemplo, la alemana Noche de paz (Stille Nacht! Heilige Nacht). Por esa misma época se popularizó el villancico Marimorena, y en el siglo XX, Los peces en el río y Campana sobre campana. Se desconoce el origen de esas composiciones, pero se cree que es probablemente andaluz.

 


Un villancico aparece en los Record Guinness. Es Blanca Navidad, que es una de las canciones de Navidad más vendidas en la historia. Compuesto por Irving Berlín en 1940, Blanca Navidad es, además, el villancico más moderno.

 


 

En  pocos días comienzan las novenas de Navidad y se entonará los villancicos de su gusto, esos que han permanecido de generación en generación, y en el mundo de siglo a siglo.

 

©Silvia Vázquez

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Escritora invitada: Patricia Golan

  Gallito ciego                                                      Me animo y entro. Le hago frente a la oscuridad y al olor a aserr...