viernes, 6 de mayo de 2022

Periodismo turístico- Estancia Don Silvano: un paraíso rural




A mediados del 1900 un inmigrante italiano llamado Silvano llega siendo niño junto con su familia y se instala en lo que hoy es Capilla del Señor. 


Casco de la estancia


Con los años comienza a trabajar en un almacén como empleado y pronto llega a tener su propio almacén de ramos generales. En el año 1940 le compra un campo de 380 hectáreas a la familia Lennon, quienes, como muchas otras familias irlandesas llegaban a la región. 


Ñandúes

 











Ellos admiraban el estilo victoriano y se refleja en la casa de 1930, que actualmente es el Casco de la estancia. Muy pronto, por la belleza del lugar y por lo sociable que era, comienza a recibir amigos, pero más adelante sus amigos comienzan a pedirle algún lugar donde poder quedarse y pasar más de un día, y es ahí donde se habilitan las 2 primeras habitaciones, además de la suya.

Habitaciones
Pasillo de las habitaciones del sector Caballeriza

 


Interior del casco-Planta baja

De esta manera Don Silvano comenzaba con una actividad que hoy va por la 4º generación consecutiva. Sobre el final de su vida transfiere la Estancia a su yerno Santiago que construye 2 habitaciones más y un comedor para 200 personas reformando la vieja Caballeriza. Cuando realmente toma impulso es con Carlos, el hijo de Santiago, el cual construye 2 habitaciones más en el Casco, un salón para 350 personas, agrega otro más de 150 personas y convierte el salón de la Caballeriza en un hotel de 16 habitaciones, las cuales con las 7 del Casco suman un total de 23 cuartos, todos con baño privado calefacción y aire acondicionado. En la actualidad se sumaron 2 habitaciones más en el Casco, completando una oferta actual de 25 habitaciones con capacidad para 70 personas.

                                         

Actualmente se están construyendo más habitaciones y una pileta para grupos corporativos.

La premisa del lugar es “sin televisores”, para que los huéspedes disfruten de la vida natural y del sol, y no estén encerrados con aparatos electrónicos.

                                        

El día de campo es muy intenso. Hay muchas actividades para disfrutar; carrera de sortijas, visita a museos (antigua panadería, ropa de gauchos y elementos típicos), cabalgatas, paseo en sulky y recorrido por el campo hasta el rancho de adobe con cerco palo a pique, talabartería, canchas de fútbol, vóley y pileta en temporada alta. Hay sala de juegos y se puede andar en bicicleta. Está todo preparado para que el visitante la pase bien. Realmente la atención de todos y cada uno de quienes trabajan allí hace que uno se sienta realmente a gusto.

Recepción con empanadas

   

Paseo en sulky












El día comienza con empanadas y vino o gaseosas, luego un riquísimo almuerzo. Mientras las más de 200 personas comen, un show artístico de canto, baile folklórico, tango y una clase “especial “ de tango para quienes quieran aprender. Había visitantes de Holanda, Brasil, República Dominicana, Venezuela, China y de diferentes ciudades del interior del país.

Show folklórico

Almuerzo







Destrezas criollas y Carrera de sortijas





Paseo en sulky


El cantante interpretó además una canción en el idioma de los invitados extranjeros.

Más llegada la tardecita, destrezas criollas, donde los dos integrantes demuestran sus habilidades y siempre con una sonrisa, deleitan a la tribuna que mira embelesada.

Los turistas se asombran, aplauden, disfrutan y aprenden nuestras costumbres. Escuché los comentarios, por ejemplo de  una familia holandesa que decía que todo era "amazing" (sorprendente)-. Y así es, cada rincón, cada persona, cada rincón, cada animalito que habita el lugar es un símbolo de nuestra cultura gauchesca que debemos seguir manteniendo; y una de las maneras es estar en el lugar correcto para verlo en vivo sin más. Y este es el lugar correcto. Libertad total para moverse en el predio, sin presiones, sin apuros y solo disfrute.


Merienda

Al caer el sol, la merienda que consiste en mate cocido, tortas fritas  y pastelitos.


Ingreso

Se destaca que la guía es bilingüe y está todo el día para atender a los extranjeros.

¡Todo espectacular!

Guía Georgina

Agradecimientos: en primer lugar Rodrigo Lisiardi, a los bailarines Yesica Soru y Cristian Galeano, al cantante Cristian Toscano y a Georgina, la guía .

Excelente atención de las y los camareros y del personal que guía los caballos y el sulky.

Estancia Don Silvano, Ruta 8 Km 87,300    - Capilla del Señor- Buenos Aires

©Silvia Vázquez

................


























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Escritora invitada: Patricia Golan

  Gallito ciego                                                      Me animo y entro. Le hago frente a la oscuridad y al olor a aserr...