viernes, 18 de diciembre de 2020

Entrevista Sonia De La Fuente Jiménez: “ Me inspira lo bonito y bello de la vida”.

 



Sonia De La Fuente Jiménez nació en Madrid en 1970. Se maneja en el ámbito de Técnico en Animación socio cultural y medio ambiente y sus proyectos de Monitora de tiempo libre, ludoteca y manualidades.

Allí desarrolló su potencial creativo. En 2011 hizo dos documentales etnográficos donde fue personaje, guionista y codirectora del proyecto.

En 2009 colaboró 4 años en una revista socio cultural “El eco de la Sierra” con sección propia. En 2008 fue destacada en prensa local por sus creaciones y exposiciones artesanas.

En 1993 colaboró con la revista “Club felino de Madrid” con varios artículos.

Es aficionada a la escritura y lectura. Desde muy niña ha inventado cuentos.

Quiere lanzarse a publicar su obra desde sus pensamientos más sinceros.

Sonia ,¿ ¿Cuál es, en tu opinión, el rol social de un escritor en la actualidad?

Debería de ser positivo, realista, generoso, veraz. Tenemos que hacer buen uso de las palabras no solo porque sean bonitas sino que a la hora de trabajar tienen que guardar una coherencia para con los lectores y para con la sociedad. Siempre he dicho que la palabra construye o destruye. Un escritor debe ser imparcial, objetivo y sobre todo tener mucha fuerza a la hora de escribir. Tiene que ser una persona con muchos valores, bajo mi punto de vista y sobre todo intentar hacer un bien en la sociedad.

Al haber tantos géneros, pongo un ejemplo: a las personas que se dedican a contar cuentos, tienen que ser esperanzadores, educar a los niños, jugar con la fantasía y la ilusión, pero a la vez que sean pedagógicos, que se aporte algo. Lo mismo con un novelista o cualquier otro liiteraro: mandar mensajes sociales, de hermandad y sobre todo con buen criterio.

¿Qué escritores te gustan? Españoles o extranjeros

No me gusta encasillarme con un escritor. Me gusta nombrar a Fernando Fernán Gómez,Lorca, Juan Ramón Jiménez. Y fuera de mi país, que es España, la novelista Daniele Steele, quien acaba convirtiendo todo en best seller. Un libro que me impactó mucho fue “Sunshine” de Norma Klein. Siempre digo que un libro o un autor es bueno siempre y cuando haya trasmitido al lector el mensaje de esperanza, inquietud o un sentimiento. Si lo ha logrado será un buen escritor y en consecuencia una buena obra.

¿ De qué trata tu libro?

“Alma y poesía” es un libro entrañable, escrito desde el corazón. Está fraccionado en partes, poemas, romanceros castellanos que es una tradición oral en la zona de Castilla y León  y luego las reflexiones actuales y narrativas. Hay un poquito de todo. A los animales, a la familia, a pensamientos…

¿Cómo se manejan las ediciones independientes en tu país?

En España como en otros países, las empresas editoriales suelen solo apostar por escritores ya reconocidos. Afortunadamente la autopublicación es para que cada persona apueste por su proyecto individual, salvo casos de autores que han autopublicado y han llegado a encumbrar cuando nadie apostaba por ellos. Han conseguido sacar a la luz las obras y las letras en el mundo de la escritura. España cuenta con muy grandes editoriales, al igual que muchas empresas que dan la opción de autopublicar. Uno tiene que elegir una que se ajuste a las necesidades y economía del autor. Siempre aconsejo a que antes e autopublicar, uno indague todo el marcado, porque es muy variopinto, y haciendo semejante inversión revisar contratos y que salgan en beneficio de ambas partes. El éxito de la obra debe ser respaldada por la editorial.

¿Cuál es el libro que recordás de niña?

De niña siempre estaba leyendo libros de fábulas. El libro con el que más me identifico a nivel más serio es “Platero y yo”, de Juan Ramón Jiménez.

¿Qué frase te viene a la memoria que repetís a diario?

En mi libro también hay frases célebres que son frecuentes en mi día: “En el reino de los cielos, el corazón es el rey”, “Toda familia tiene algo que transmitir” , “Una despedida no es un adiós, es un te recordaré siempre”, “La lucha y superación es el mejor tributo a los que amamos” y“Toda ruina es reconstruíble” . He querido colocar en el libro una  parte original, y por eso incorporé estas frases.

¿Cuál sería tu lugar ideal para sentarte a escribir?


Escribir siempre es idear, entonces un lugar , aquel sitio que nos da serenidad y nos aporta el confort suficiente para que fluyan las palabras. En mi caso me encanta la noche, la tranquilidad, la serenidad. Me inspira también el medio ambiente, el campo, lugares donde hay agua. En cualquier sitio donde estés tomando un café y se te ha venido una idea a la cabeza. Siempre me ha gustado la música, me es muy inspiradora, al igual que cualquier sitio que sea tranquilo para poder expresarme correctamente.

¿En qué te inspirás?

Me inspira todo. Desde un comentario, un atardecer, una puesta de sol. Me inspira observar desde la distancia, pero sobre todo me inspira la vida cotidiana. Anhelo cómo va la evolución social, va muy rápida, con mucho stress No podemos disfrutar y valorar. Parece que estamos en una competencia.

Con el tema del COVID, he hecho una autoreflexión revisando lo que es realmente importante en la vida y un poco me he decidido a no correr en esa carrera de consumismo, de perder los valores humanos. Me inspira lo que es verdad, nobleza, personas de bien, alegres, quienes tienen espíritu de superación. Generalmente me inspira lo bonito y bello de la vida.

¿Con qué palabra describirías tu libro “Alma y poesía”?

“Honestidad”, por la sinceridad que va implícita en todas las páginas y sobre todo mucha humanidad, porque hay historias reales. Creo que va a poder ayudar todo lo que está escrito a muchas personas a superarse, a tener esperanza. De hecho la portada es bastante tranquilizadora porque es una puesta de sol con un muelle que simula un camino con uno mismo a la tranquilidad de la vida.

Me gustaría que la gente conociera a la autora a través de este libro, por lo que estamos padeciendo por la pandemia, y llegan fechas bonitas que es la Navidad, donde a título personal estaría muy bien adquirir el libro para que recuerden lo bonito que tenemos las personas. Y si es a  modo de regalo, pues que la gente regale historias, que regale valores, lectura, porque es cultura. Un símbolo de transmitir la historia del ser humano, lo sociales que somos y tiene un  precio accesible (13 euros). 

No es consumible, tiene vida y está cargado de sentimientos, alma y corazón. 

Desde España, Madrid, me despido de tus lectores, en un entorno precioso, y espero que disfruten con este articulo

©Silvia Vázquez

..................................




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Historias: Una mujer que merece vivir y amar como nadie en el planeta

"Ella nació en 1918. Mujer nacida negra y pobre, fue bautizada como otra María: María de Carmo, pero sólo fue conocida por Carminha. Ap...