viernes, 7 de agosto de 2020

Columna: De cine y sus meandros-por Carlos Avalle





















Señorita J*
¡DELICIOSA, EXQUISITA, MARAVILLOSA!
Todo, absolutamente todo, las actuaciones, la “m
ise-en-scène”, la ambientación, los colores, los paisajes, la poesía, la magia, el GUION, el tempo: ¡todo, todo!
Asombrosamente orquestada y coreografiada para mostrar la luz y la oscuridad del ser humano, como los eventos de dan vuelta para mostrar que algo que parecía, hermoso termina siendo horrible; y algo horrible, hermoso. El tipo de película que uno se va enamorando de los personajes y pareciera que uno es el protagonista. Con un humor, típico francés, ácido, punzante, de encajarte la torta en la cara. Ah, las vueltas de la vida…
https://www.netflix.com/watch/81024044





The Wife
¡QUÉ PELICULÓN! IMPERDIBLE, ME ENCANTÓ. La había visto hace un tiempo atrás pero había un montón de detalles que no me acordaba, es maravillosa y la actuación de Glenn Close es magistral; también la de Jonathan Pryce, que tiene el rol del marido. Súper bien cuidados los detalles, un guion impecable, la mise en scene, la fotografía, hasta la nieve cayendo detrás de las cortinas en una de las escenas finales es un toque que genialidad, los gestos, las caras de Glenn son simplemente brillantes. NO entiendo cómo no ha tenido la notoriedad como Meryl Streep pues las dos son excelentísimas actrices. Cuando el rey de Suecia le pregunta: “Y, usted Mrs. Castleman, ¿a qué se dedica?” A lo que ella contesta: “Soy creadora de reyes”, na, na, na…
Y el final es épicamente sencillo pero complejísimo.
¡EXTRAORDINARIA!
*Elizabeth, la edad de oro*

Bellísima película con todo el esplendor y la majestuosidad desplegada como saben hacer los ingleses bajo la dirección de Shekhar Kapur,  director y productor cinematográfico indio. Tiene 2 películas sobre Elizabeth, la 1° de 1998 y Elizabeth: La edad de oro2007, ambas relatos ficticios, con datos reales, acerca del reinado de Isabel I de Inglaterra.
PRESTEN ATENCIÓN A LOS DETALLES y LOS ÁNGULOS DE LAS TOMAS 
EXTRAORDINARIOS.
Ella protestante y Felipe II de España católico comienzan una pulseada de poder, velada por creencias religiosas. Exactamente lo que sigue sucediendo hoy en día, lo que más desean los grupos religiosos es PODER. De la boca de Felipe escuchamos: “Que empiece la obra de Dios”, él tiene la certeza absoluta que su verdad es *la verdad*; sin detenerse por un segundo a pensar que su enemigo puede estar siendo acariciado por la mano de Dios. Escondidos detrás de Dios emprendemos las más voraces guerras “santas”.
Una vez más, desplegada está la bipolaridad del ser humano y lo destructivo que somos y la agresividad que tenemos (me incluyo); hasta en actos tan simples como ir caminando y romper hojas de una planta para tirarla segundos después.
¡Muy recomendada!

BRILLANTE, EXQUISITA, MARAVILLOSA mini-serie de 6 capítulos
No hay como las inglesas para hacer obras de época, todo absolutamente todo cuidadísimo, con un guion ejemplar, sin necesidad de sacar ni agregar nada, actuaciones de primera calidad, conmovedora, con un mensaje para todas, la escenografía, fotografía, por favor, ¡QUÉ BELLEZA! Y destaca, después de pulsear un tiempo, la perspectiva que es un juego y que merece ser jugado “limpiamente”. Ah, y esos amores simples, que a primera vista marcan profundamente. Tanto por aprender de esa simpleza. Otra cosita, el lenguaje, de un nivel tan hermoso que me la pasé parando y anotando palabras para recordar de usarlas, algunas, para ser, honesto las googleé para saber el significado.




*Baran* (Lluvia)
¡¡¡WOW, PELICULÓN!!! Un film de amor pero de esos que ni se llegan a tocar, solo las miradas hablan por doquier. Típico cine iraní, lento, profundo, desgarrador y a la vez tierno, tan humano, tan real. Representa la condición humana: su luz y su sombra, como en este personaje protagónico, Lateef, típico el “gallito de riña” y listísimo a saltar por cualquier minucia mostrando la maldad que posee porque le cambiaron su puesto de trabajo y un punto de giro simple hace que muestre la otra cara de bondad, generosidad y amor. Y es otra película donde el común denominador es  la BESTIALIDAD del ser humano devastando poblaciones por exilios y guerras. Millones de afganos tuvieron que abandonar su tierra natal por la guerra civil y los ataques del Talibán buscando refugio en Irán, viviendo en condiciones de extrema pobreza, indocumentados: por lo tanto explotados; por ahí comienza esta historia de amor impredecible e inesperada. Y muestra los extremos, como alguien tan maldito, dadas las circunstancias apropiadas deja germinar y florecer su lado generoso y amoroso. Hay una escena que me puede que es cuando Lateef le está dando de comer a las palomas y encuentra una hebilla de pelo de mujer, con un pelo; eso, que si nos ponemos a pensar NO es nada, representa un mundo. La hebilla vuelva a aparecer nuevamente y me morí de amor. El final es EXQUISITO; una huella de zapato que se llena con la lluvia. Ahhhhhhhhh me mue´ de amor…

https://www.youtube.com/watch?v=0j8DB-0iQIc

Casa Tres Om

©Carlos Avalle
............................

3 comentarios:

  1. Gracias, Carlos, por tus comentarios. Me ayudan a no perder tiempo con películas que no van con mis gustos. (por suerte, coincidimos, jajaja). Así vi The wife -y quedé encantada con las actuaciones- y me animé a una serie, The english game. Hasta ahora, dudaba de mi propia constancia para seguir capítulos. Y ésta me deslumbró por varios motivos que detallaste. Así que no me pierdo ningún comentario tuyo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus reseñas. Me han ayudado mucho en esta cuarentena y me has motivado a consumir este arte tan maravilloso que es el cine. Espero cada comentario tuyo. Brazos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tus reseñas. Me han ayudado mucho en esta cuarentena y me has motivado a consumir este arte tan maravilloso que es el cine. Espero cada comentario tuyo. Brazos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Corredor gastronómico en San Martín

..............