viernes, 22 de febrero de 2019

La magia de los jabones artesanales



Los Molles es una localidad pequeña, muy ocupada en la naturaleza, en su cuidado extremo. A tal punto que no se ve un solo papel en el piso, las calles están totalmente limpias y la gente colabora con el reciclado de todo lo que está a su paso, entregando a cada turista una bolsa de  papel para poner sus residuos.


En una de las calles cercanas al centro (Chirino y Las Magnolias), Sandra Antelo, quien vive en Los Molles hace 11 años, elabora jabones naturales, esencias, cremas y perfumes. En el momento de la visita, ya se estaba quedando sin mercadería, ya que estos meses turísticos mucha gente pasó por su local a comprar sus productos.


Los jabones son elaborados a base de aceite de oliva virgen prensado en frio, coco, palma y girasol, cera de abejas, enriquecidos con hierbas, leche de avena, leche de cabra, y aceites esenciales naturales de destilación de plantas. Cada jabón contiene algún aceite de sobreengrasado (Rosa Mosqueta, Almendras, Jojoba, Manteca de karité, manteca de cacao, etc).




Libres de detergentes, sin conservantes, son el resultado de un proceso de curado de un mes, elaborados en pequeñas cantidades para su seguimiento personalizado.


Un producto de alta calidad, con aromas frescos, auténticos, dando un toque único a cada pieza artesanal.

Un jabón natural saponificado en frío es un producto natural en sí mismo, utilizado desde la Antigüedad. El jabón desde el punto de vista químico, es una sal; un ácido y un  básico reaccionan el uno con el otro formando una sal (o jabón). Este  proceso se denomina “saponificación”. 

Si es manual, se llama “procesado en frío”. Los panes de jabón que se elaboran de forma casera a partir de aceites o grasas retienen la glicerina natural de los aceites. Tanto las grasas animales como los aceites vegetales poseen entre un  7% y un 13% de glicerina en su composición. En el método manual la glicerina queda incorporada al jabón haciéndolo altamente humectante.

Diferencias entre un jabón natural y uno sintético

Si uno se acostumbra a lo sintético, corre el riesgo de perder las defensas naturales. El cuidado de la piel es solo una faceta de este fenómeno. La piel es capaz de actuar por sí sola para protegernos, pero al saturarla cada vez con más productos de síntesis alteramos su composición química y la dejamos sin sus defensas naturales.

Jabones con leche de cabra- Ventajas

La leche de cabra posee mayor contenido de ácidos grasos y glóbulos de grasa de menor tamaño que la otra leche, dando homogeneidad y dispersión, aspecto favorable de la elaboración de jabones.
Los aceites se utilizan como hidratantes y transmiten sus propiedades al jabón resultante. Eso es una garantía para elaborar jabones de primera calidad.

La piel está cubierta de una barrera protectora que nuestro organismo genera, y la salud está relacionada con la cantidad de humedad que puede retener.

El jabón natural ayuda a la restauración y al equilibrio ya que es humectante.

Los jabones elaborados con hierbas, aditivos y esencias, son 100% naturales y mantienen las mejores características del producto.



©Silvia Vázquez
............................................











1 comentario:

  1. Muchas gracias por tus hermosas palabras, todo lo que hago trato de que sea a conciencia y con amor.. un saludo desde éstas latitudes.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Cine: Milagro en la celda 7

“Milagro en la celda 7”: Memo, un joven padre con discapacidad intelectual y su hija Ova, viven en una humilde casa en una col...