viernes, 1 de febrero de 2019

Poesía: Velocidad




¿Qué le sucede al tiempo que camina tan rápido?
Las horas vuelan, como pájaros vivaces y ruidosos.
¿Qué pasa con el tiempo que se mete de repente
en cada hueso, en cada órgano, en cada lágrima que cae
y resbala por el cuerpo.
¿Qué le sucede el tiempo que mece horas, al mismo ritmo
que la tormenta y el rayo?
Pasa veloz, no para, desciende hasta un abismo
de recuerdos y penas de repente sube, como un tirabuzón
que penetró hasta el fondo del pozo de la vida.
Tiempo, horas, lágrimas, recuerdos;
Rostros, penas, herrumbres, candados;
Cerrojos y postigos, castigos y perdones.
¿Qué le sucede al tiempo que no pide permiso
para correr a nuestro lado?
Abrir y cerrar de ojos, luces que asoman
por ventanas abiertas, lluvias que cesan y soles
que salen cálidos.
Vida, que pasa tan rápido
Pero pasa.Pasa porque es vida.
Vivirla es urgente, es preciso y necesario.
La vida pasa, vivirla, solo eso.


©Silvia Vázquez
...................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario