viernes, 29 de marzo de 2019

José Agüero Molina: “ Mis viajes son un aspecto muy importante en mi manera de aprender cosas”.


                                    


Nació en Salta el 6 de Julio de 1956, es escritor, periodista y profesor de Oratoria y Planificación Estratégica. Trabajó en Publicidad, tanto en Salta como en el extranjero, donde se radicó en tiempos de la dictadura. Pese a haber cambiado en innumerables ocasiones su residencia - anduvo por Chile, Bolivia, Perú, Cuba, Venezuela y Paraguay durante casi 20 años - consiguió formación académica en Filosofía (Universidad Nacional de Salta); Periodismo (Universidad Católica); Marketing ( Universidad JFK) y fue diplomado en Planificación Estratégica y Gestión Gerencial (Universidad Americana); Marketing Estratégico y Administración Agropecuaria (Universidad Metropolitana); Negocios Internacionales (Universidad de Ciencias y Tecnología); Planificación de Proyectos (Universidad Autónoma) y Gestión Cultural (Universidad de Belgrano) Habla Inglés, Francés, Portugués, Italiano y Alemán, pero más que hablar, escribe.

                                  

Y lo bien que escribe. Lleva publicados más de 70 libros, entre ellos "Domingo a la Tarde" (novela), "Alguien se ha robado el pueblo" (Libro de Cuentos), "Pijama Party" (Novela policial), "Vuelo de sombras" (Novela), "Asuntos muy serios" (Cuentos), "La guerra de los descalzos" (Novela), "Poemas del destierro" (poesía) y obtuvo los premios Guy de Maupassant, Quinto Centenario, Felisberto Hernández, Juana Manuela Gorriti, Club Centenario de Asunción (4 veces), Academia Universitaria y el Panamericano de Cuentos del año 1993, por el cuento "El mantel de la mesa". Fuera de la narrativa, es autor de los libros "Nuevos paradigmas para la gestión municipal", "Manejo de la Oratoria", "Proyecto de Reconversión económica para Salta" y "Manual de Planificación Estratégica".

Como periodista, fue creador y director de la revista Negocios P&E, Negocios Bursátiles y Mujeres de Negocios, además del periódico de economía política Quinta Columna. Es autor de innumerables artículos sobre economía y política para distintos periódicos de Argentina y Sudamérica desde el año 1995. Como conductor radial, estuvo a cargo de los programas Ciudadano Cero (FM 95.4) y El Mañanero (FM 98.7). Como conductor televisivo, fue el creador y conductor del ciclo Los Estrategas, en Salta.

¿Qué significa escribir para ud?

Escribir es para mí una actividad tan internalizada, que hasta resulta difícil definirla como un asunto aparte de lo que soy y de lo que hago; escribir, contar cosas y aprender a hacerlo mejor son partes inseparables de mi forma de vivir.

¿En qué año comenzó a escribir?

Comencé a escribir diariamente a los 6 años y confieso que no he parado desde entonces.

¿Qué está leyendo actualmente?

Leo muchísimo cada año, en general ensayos y temas relacionados a los libros que estoy escribiendo. Para los viajes suelo llevar novelas que ya he leído y que vuelvo a leer.

¿Cuánto hace que dicta talleres literarios?

Dicto talleres literarios desde hace 11 años en Salta y 20 años si cuento los dictados en los países en los que viví cuando estuve fuera.

¿Es estrictamente necesario hacer un taller para mejorar la escritura?

No es estrictamente necesario pero sí muy recomendable, siempre que se elija un buen taller; el taller brinda la técnica y muchas veces la disciplina que el nuevo escritor ignora. Además, resulta muy importante practicar el efecto que las diferentes técnicas tienen en los lectores, ese es un aprendizaje insustituible.


Cuando viajamos ,¿ leemos, escribimos y aprendemos?

Creo que cuando se viaja se aprende todo, viajar es un ejercicio constante de aprendizaje de la condición humana y un escritor que no viaja pierde un componente clave del proceso continuo de entendimiento de sí mismo y del otro; pensemos nada más que las dos cosas que el hombre siempre ha hecho, desde el principio de los tiempos, fue viajar y dejar huellas: eso es lo que en definitiva explica la vida de un escritor: un largo viaje de palabras para transformarse en huella.En este sentido, mis viajes son un aspecto muy importante en mi manera de aprender cosas.

Café, una infusión, un refresco, vino blanco, cerveza? ¿Qué toma mientras las musas lo acompañan y está en pleno proceso creativo?

Café o whisky a cualquier hora. Y mi pipa, claro.

Cuando visitó la ciudad de “Esteco” (*) ,que en realidad no se llama así, ¿qué impresión le dio estar ahí?

Visité dos de las cuatro Esteco  que hubo y en ambos casos sentí una profunda tristeza, como si el alma de los que sufrieron hace más de 3 siglos aún pudiera ser percibida; fue una experiencia clave para comprender a la Historia, especialmente cuando estaba escribiendo mis dos libros sobre aquella ciudad inexplicablemente desdichada.

¿Cuáles son sus autores preferidos y que recomendaría leer?

No creo que pueda recomendar autores sin un destinatario preciso; en lo personal y por diferentes razones siempre releo a Umberto Eco, a Eugene Cioran y a Dostoyevski, aunque la mayor parte de mis lecturas tienen que ver con ensayos sobre temas antiguos; el inicio de la religiosidad en el mundo posterior al diluvio es mi gran tema y de hecho es el tema de mis dos últimos libros.

Lo mejor y lo peor del ser escritor.

En general no me gustan los escritores y tiendo a rehuirles, pues muchos de los que he conocido estaban más ocupados en tratar de parecer importantes que en construir una obra vivimos una época llena de banalidades, de asociaciones que reparten certificados y honores supuestos, de encuentros cuya única finalidad es aplaudirse los unos a los otros. Para mí, eso es lo peor de la escritura actual, lo que se refleja en muy pocas obras que valga la pena leer. Ignoro qué es lo mejor de ser escritor para los demás, pero para mí es haber iniciado un camino que cada vez es más complejo, más solitario y rico, más digno de ser continuado. Los premios y honores arruinan muchas veces y en muchos aspectos a escritores que pudieron llegar a ser buenos, pues les hace creer que ya lo son.

¿Algún género literario que le gustaría experimentar y aún no se atreva?

No existen los géneros, existe la literatura; los géneros son una cuestión de los críticos, señores ciertamente incapacitados para escribir y que creen que entienden a la literatura porque la cortan en pedacitos a los que ponen rótulos. Un buen libro tiene un poco de todo y es -por lo general- inclasificable.

Una película, una canción, un género literario, una estación del año, un color, un olor evocador, una frase que haya oído y se le haya quedado grabada en el corazón:

Mi película favorita es Fitzcarraldo, pues expresa como pocas la fuerza del corazón humano. Canciones, tengo una colección de más de 1.000 y las escucho siempre, me gusta casi todo tipo de música menos el reggaetón y la cumbia villera. Me gusta cualquier día del año, aunque tal vez prefiera el otoño. El color negro es el que más me atrae psicológicamente y en cuanto a los aromas, para mí son cinco los imprescindibles: el del pan, el del café, el de la lluvia en el campo, el del tabaco y el de una mujer recién bañada.Mi frase: Todo pasa.

Un consejo que darías a un autor que se enfrente a escribir su primera novela.

Consejo: que haya leído mucho antes, que domine el modo subjuntivo y que trate de no estar en el libro ni de casualidad.

De todos los libros que ha escrito, ¿cuál recomendaría más?

De mis libros, mi favorito es "La leyenda del Cristo solo", pues marcó un cambio radical en mi manera de escribir. 
Hay un antes y un después de ese libro.

En el mes de octubre de 2918 tuve la dicha de conocerlo, no solo por sus libros sino por una charla que dio en el encuentro “Expo Solsticio 2018”, en Palpalá, Jujuy,donde brilló por su exposición, y dejó a todos atónitos con sus conclusiones acerca de la existencia o no de ciertas historias religiosas de conocimiento público. El define, él cuenta, él asevera, y los demás escuchamos con atención. Nos deja pesando en :“¿será cierto lo que este hombre dice?” Y debemos creer que si, ya que ha investigado de forma exhaustiva cada una de las situaciones que pone en palabras.
 José Agüero Molina se describe como “un explorador de lo humano". Y así es.


(*Esteco: Nuestra Señora de Talavera del Esteco es el nombre que recibiera una de las ciudades más antiguas fundadas por los conquistadores españoles en el actual territorio argentino.Fue itinerante ya que tuvo diversos asientos y diversas denominaciones, aunque predominó la de Esteco.Todas sus ubicaciones fueron en el sudeste de la actual provincia de Salta.)


©SilviaVázquez
.............................



5 comentarios:

  1. Genial José Agüero Molina. Un escritor excelente y un gran dador de lo que sabe. No retacea sus conocimientos cuando se trata de enseñar. De él aprendo, aprendo mucho; y celebro el poder contar con su amistad. Gracias Silvia por esta nota.

    ResponderEliminar
  2. Es increíble lo bien que lo armaste! Se puede subir al facebook o al wasap para enviar a mis amigos? José Aguero Molina

    ResponderEliminar
  3. Que ironía, y que mofa de mal gusto, es leer tanta admiración por un pseudo-hombre tan sucio. Nadie lo conoce, y apuesto mi cuello a que nadie querría conocerlo realmente. Pero yo si lo conozco muy bien. Yo sí que vi lo que hay detrás de la máscara: un recipiente vacío de autoestima, un violento, un cobarde, un mal amigo, un mal padre...que nunca se atrevió a jugarsela por nada ni por nadie.

    ResponderEliminar
  4. Nos encantaría que diga su nombre. Bajo el "anónimo" publicar estas cosas me parece desagradable. Muchas gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Finalista de Revista Guka

  Muchas gracias a Revista Guka, que me ha seleccionado como finalista del concurso Guka 2021: https://revistaguka.wordpress.com/2021/11/29/...