viernes, 17 de agosto de 2018

Natalicio de un grande de las letras : Jorge Luis Borges


El día 24 de agosto de 1899 nació Jorge Luis Borges. Las musas quiere homenajearlo, publicando nuevamente la entrevista realizada a su esposa, la Sra. María Kodama, cuando estuvo en la Biblioteca Gral. San Martín en el año 2016. Tuve el honor de conocerla y poder fotografiarme con ella. Una mujer extremadamente inteligente y a la altura de un grande como Borges.

María Kodama visitó San Martín: “ Si tuviera que salvar una sola obra de Borges sería Ruinas Circulares”.


María Kodama visitó San Martín: “ Si tuviera que salvar una sola obra de Borges sería Ruinas Circulares”

Con motivo de conmemorarse este año, los 30 años de la muerte del escritor argentino,el lunes 27 de junio, invitada por el Concejal Daniel Mollo, se presentó en el Salón Auditorio de la Biblioteca Popular de General San Martín, sita en Calle Matheu 3728, 2do Piso, San Martín - la escritora, traductora y profesora de literatura argentina, Señora MARIA KODAMA, quién disertará sobre la VIDA Y OBRA del prestigioso escritor, Jorge Luis Borges.


El importante encuentro, ha sido declarado de "Interés Legislativo" por el Honorable Concejo Deliberante de Gral. San Martín.

Además de mucho público, estuvieron presentes los medios gráficos, televisivos, periodistas y personalidades de las letras y el arte. Acompañaron a la Sra. Kodama, quien arribó a Buenos Aires el pasado sábado 25. Luego de excusarse por su estado de salud, prefirió que los presentes le hicieran preguntas ya que  por ese motivo no pudo preparar una charla.

Luego de darle la bienvenida el Sr Bernabé, el Concejal Daniel Mollo, Periodista Deportivo e Ingeniero, quien tiene un programa en radio AM 770, fue mediador ante el público que estaba deseoso de comenzar el cuestionario. La Sra Kodama contestó todas y cada una de las preguntas muy amablemente y con la delicadeza y tranquilidad de su voz.

Las preguntas fueron:

¿En qué momento comenzó a trabajar con el escritor?

Cuando Borges pierde la vista, comienza a buscar gente, además de su madre, por supuesto, que lo ayude  a leer. Ahí entro yo, tenía 16 años y comencé  estudiar con él, el idioma anglosajón.  Fue divertido porque yo, haciéndome la sabionda, le dije “Ah, Shakespeare”., a lo que me respondió “No, siglo IX”, yo le dije “Ah ,no, no, eso debe ser muy difícil,  no voy a poder, ya que no lo estudié” y él, muy tranquilo me respondió “No, le estoy proponiendo que lo estudiemos juntos porque yo tampoco lo sé”. Así empezamos.

¿Cuántos idiomas sabía?

El inglés y el español los aprendió  juntos porque su abuela era inglesa, sabía ya desde que era chico que con su abuela tenía que hablar de una manera y con el resto de la familia de otra manera. Estudió francés en Ginebra y solo estudió el alemán.

Mi pregunta fue “De toda la obra de Borges, cuál era su preferida”, a lo cual respondió “Ruinas Circulares”y agregó:  “ les cuento una anécdota: cuando tenía unos diez años, encontré una revista (seguramente la Sur)  donde decía – nadie lo vio desembarcar en la unánime noche, nadie vio la canoa de bambú sumiéndose en el fango sagrado…- lo leí hasta el final y no entendí nada, pero había una fuerza en eso que me atrapó para siempre. Entonces hace dos años, en el Salón del libro de París, hacían la presentación de un libro de entrevistas que le había hecho Victoria Ocampo describiéndole fotografías. Victoria Ocampo le describía la foto y él le decía qué había sucedido ese día en esa foto.

Me dan el libro para que lo prologue, lo leo cuidadosamente y llego a una descripción que le hace Victoria Ocampo “acá tenemos una casa,  un árbol a la izquierda, una escalera a la derecha” Borges le dice “Ah, esa casa es la de la calle Anchorena, donde yo escribí Las ruinas circulares en una semana. Durante esa semana salía con mis amigos, trabajaba en la Biblioteca, caminaba solo, comía, pero lo único que quería era volver a escribir ese cuento. Nunca, ni antes ni después, pude escribir un cuento con la intensidad con la que escribí ese cuento”. Esa intensidad es la misma con la que hoy y leo ese cuento.



Si yo tuviera que salvar un cuento entre otros que hay que destruir, sería ese.

Se dice que hay obras inconclusas de Borges, ¿es real?

Si una que le habían pedido “Para salvar a Venecia” y otra que es un prólogo para un libro de Egipto.

Se sorprendió ante una de ellas,  que formuló la Sra. Nora de Fasani, Presidente de la Federación de entidades de estudios históricos  de la Pcia, de Buenos Aires: “ ¿Por qué fue a Ginebra a morir, tan lejos de su patria, de sus amigos, de Bioy Casares que era uno de sus grandes amigos, de su gente ,despidiéndose en una librería de Buenos Aires?”

Me extraña que haga esa pregunta, de acá echaron a todos. Sarmiento murió en Paraguay, San Martín en Boulogne Sur Mer, Rosas en Southampton, Moreno quizá huyendo en altamar. ¿Qué hicieron con Favaloro? Acá la gente expulsa. El  por qué de los cadáveres. Borges decía “no se dan cuenta que eso trae mala suerte?”

Recuerdo que cuando yo venía de un viaje a París, leo  una entrevista que le habían hecho a Bernard, este hombre decía que a él no tenían nada que agradecerle, sino a René Favaloro, quien había hecho el by pass, y comienza todo un elogio a Favaloro. Bajo en Ezeiza y qué encuentro en los diarios, “Favaloro se suicidó”. Porque el secretario del vicepresidente, consideró que la carta que había enviado el médico, que podía haber estado en cualquier parte del mundo, y atendía gente sin recursos como si los tuviera… qué pasó?  Pensó que no era importante y que podía esperar hasta el lunes.
Recuerdo que cuando supo Borges que iba a morir y comenzó una gira triunfa por Italia, su última gira, me dijo “Vamos a Ginebra”. Yo,  pensando que como ahí fue muy feliz y había pasado su adolescencia…pero no, él quiso quedarse ahí, y ahí murió.

En cuanto a sus amigos, creo que Bioy Casares n era tan buen amigo cuando escribió que Borges comía con las manos, cuando para eso estaba yo, que con discreción le cortaba la comida. Y lo que escribió, lo hizo cuando Borges no podía defenderse. Si el asumía lo que había escrito era otra cosa, pero lo escribió luego de la muerte de Borges. Perdidas las circunstancias que rodean al hecho, tiene un brutalidad impresionante, verdad?

Borges tuvo muchos amigos

Si ,tuvo muchos amigos en distintas épocas, tuvo a Mastronardi, a Mujica Láinez, era amigo de Mallea, Victoria y Silvina Ocampo, en su momento también de Bioy. La amistad fue variando con el tiempo. Ninguna amistad, ni siquiera algo tan mágico como un ser que engendre, es para siempre, en algunos casos maravillosos es para siempre, es un regalo del destino, o que el karma, pone en la vida de cada uno. Una cosa así destruye, una amistad a veces se da eternamente y a veces no. Según la evolución de cada ser humano.

Borges no miraba televisión, según él decía, ¿cómo se enteraba del as novedades del mundo?

La única vez que  estuvo frente a una televisión fue cuando el hombre llego a la luna y como ya había perdido la vista me iba pidiendo que yo le narrara lo que estaba sucediendo. Nunca tuvo televisión y su mirada sobre la sociedad y la actualidad la reflejaba de otras maneras.

Cuando él dice en uno de sus versos “he cometido el peor de los pecados, no ser feliz”, ud que ha estado con él tantos años,¿  él logró el subsanar eso?

Por supuesto. Ese poema… A los argentinos les gusta ser patéticos, les encanta la tristeza.



Yo quería saber lo positivo

Siempre están con la muerte, los cadáveres, siempre en esa historia. Si un no piensa en el futuro está perdido. Si no se piensa con optimismo, estamos perdidos, entonces estamos perdidos. Ese poema, lo  escribió, me lo dictó  a mí,  tres días después de morir su madre. Por lo tanto, sentimos eso, que podría haber sido mejor, etc. ¿Por qué recuerdan todos ese poema y no otros que ha escrito? Hay una cosa enferma dentro de la gente. Quiere que el otro sea desdichado…es solo un momento. Eso no quiere decir que él fue desdichado, decía que “este país es patético en ese sentido”, a pesar de su sentido del humor.

Alguna vez, ud. le preguntó a Borges qué era la belleza. Sé de su ascendencia japonesa y que se lo había preguntado a su padre.

Cuando era muy chica escuché la palabra “belleza”, y no sabía que era, le pregunté a mi padre que llevaba a museos, a ver obras de arte (supongo que hubiera querido que fuera artista plástica pero tuve otra profesión) : “Kodama, qué es la belleza?”y me respondió  “el sábado (mis padres estaban separados) le voy a mostrar qué es la belleza”.
Buscó un libro, lo abrió y me mostró “La victoria de Samotracia” y yo le respondí “pero, Kodama, no tiene cabeza!”. Y él me dijo “ Y a ud. quien le dijo que la belleza es una cabeza? Ud tiene que mirar, fíjese… los pliegues de la túnica están agitados por el viento que viene del mar, estaban para retener en  la eternidad  la brisa del mar, eso es la belleza” Y siempre le pedía que me lo repitiera, a lo que me respondía si yo era tonta que me iba a olvidar. No , es que yo  tenía  miedo de olvidarlo. Borges me decía que yo había sido educada para él.
Borges tenía mucha cultura en cuanto a los cuadros, los utilizaba para describirle los lugares que visitaba.

Uno extraña la no existencia de una novela en la obra de Borges. ¿Por qué?



No le interesaban las novelas. La novela para él era una serie de cosas en las que decía que aparecían almohadoncitos, tazas de café, a él le gustaba la precisión. Era como disparar una flecha a un centro. Eso se consigue con un poema o un cuento. En una novela, va, viene, para él no revestía importancia escribir una novela.

¿Qué opina del Martín Fierro, ya que estamos en la ciudad de San Martín, cuna de José Hernández?

Tendríamos que haber elegido una obra de Sarmiento, ya que en el Martín Fierro, se habían tomado como serios los concejos del Viejo Vizcacha, y hubiera sido otra la idiosincrasia de este país si se hubiera tomado como obra de cabecera otra y no esa.

El Sr Bernabé , hizo referencia a lo que dijo Borges que “cada vez que se crea una biblioteca, se abren las puertas del paraíso”·



El amor por las bibliotecas nace en su  niñez a través de la biblioteca de sus padres. Y ese amor lo marca para toda su vida. En una biblioteca hay ventanas al  mundo  y a la comprensión sobre todo cuando uno domina varios idiomas.

©Silvia Vázquez

                                                                            Soy

Soy el que sabe que no es menos vano 
que el vano observador que en el espejo 
de silencio y cristal sigue el reflejo 
o el cuerpo (da lo mismo) del hermano. 

Soy, tácitos amigos, el que sabe 
que no hay otra venganza que el olvido 
ni otro perdón. Un dios ha concedido 
al odio humano esta curiosa llave. 

Soy el que pese a tan ilustres modos 
de errar, no ha descifrado el laberinto 
singular y plural, arduo y distinto, 

del tiempo, que es uno y es de todos. 
Soy el que es nadie, el que no fue una espada 
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.

Jorge Luis Borges

....................................


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Cine: Milagro en la celda 7

“Milagro en la celda 7”: Memo, un joven padre con discapacidad intelectual y su hija Ova, viven en una humilde casa en una col...