viernes, 6 de agosto de 2021

Catedral de La Plata, manifestación de fe y cultura

 



“La naturaleza, decía Dardo Rocha, nos enseña que las formaciones duraderas solo se elevan con gran esfuerzo y en largo tiempo, y así las obras de los hombres, para que duren, necesitan ser a imagen de ellos, hechas con dura labor y esfuerzo infatigable…”.

 

Y es así como se advierte la determinación primitiva de dotar a la ciudad de La Plata de un templo católico de grandes dimensiones. Se encuentra ubicada en la manzana comprendida por las calles 14 y 15, y las avenidas 51 y 53, pleno centro de la ciudad.

 

El 19 de noviembre de 1932 fue inaugurado el Templo Mayor con una solemne misa en el día del cincuentenario de la Ciudad de La Plata. Para esa fecha, la Catedral, permanecía inconclusa; faltaba terminar las dos torres del frente, colocar los vitrales, pisos, esculturas, ornamentos y que se realizaran las importantes obras en madera del interior del Templo.

Bajo el patronazgo de la Virgen de los Dolores, no solo se puede apreciar la magnitud sino la construcción debajo de su basamento, ya que está abierto al público el Museo, y el ascensor panorámico que nos eleva a los más de 42    mts de altura, en la torre de Belén, en un primer tramo  y con vista a la segunda torre donde está el campanario, a más de 63  mts de altura.

El mirador está ubicado en la Torre de Jesús, torre izquierda para quien observa la fachada del edificio. Fue inaugurado en la Semana Santa del año 2002. Se accede a él a través del Museo Eclesiástico de la Fundación Catedral.

Se puede apreciar la conjunción de lo antiguo con lo nuevo. Es un viaje, de algún modo, a través del tiempo, ya que al ser completadas las torres en el año 1999 podemos verificar el uso y avance significativo de la tecnología con respecto a lo anterior.

 

El ascensor es totalmente vidriado permitiendo al visitante la contemplación de la ornamentación externa, las cubiertas y estructura del Templo y un panorama global de la ciudad: el trazado y eje fundacional; vista entera de la Plaza Moreno; y el Río de la Plata que en días de mayor visibilidad se vislumbra la costa de Colonia del Sacramento.

 

En el ascenso cuentan con la dirección de un cuerpo de guías especializados así como en la visita a las salas del Museo, quienes deteniéndose en los distintos niveles nos orientan en la comprensión turística e histórica.

La vista es insuperable, llegando al Estadio único de La Plata por un lado, y de frente la plaza Moreno de 7,20 hectáreas, con sus cuatro estatuas representando las estaciones del año y al fondo el fuego siempre encendido de la refinería de YPF.

Solo resta compartir imágenes, pero ustedes mismos serán los encargados de juzgarlas cuando la visiten. Un día pleno de sol vale la pena hacer los 80 km que separan la ciudad de Buenos Aires de esta magnífica La Plata llena de lugares preciosos para visitar.


Basamento de la Catedral-Museo


Trajes episcopales


Mausoleo


Escalinatas a la torre mayor


Vista de la plaza

vista desde la ciudad

Subiendo a la torre mayor



©Silvia Vázquez

fotos de la autora

..................





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

NOVEDADES