viernes, 12 de abril de 2019

Entrevistas: Andy Rost, la primera locutora trans. Una persona, ante todo.


                                          

Según se define, una mujer transgénero, o también mujer trans, es una mujer asignada como varón al nacer debido a sus genitales masculinos. Normalmente a través de la adopción de atributos físicos femeninos por medio de prendas de vestir, tratamientos hormonales o cirugía de reasignación de sexo logra adecuarse a su identidad de género. Las mujeres trans pueden ser heterosexuales, bisexuales, homosexuales, asexuales, o pueden identificarse con otros términos.

Andy es una de ellas. Aunque a mucha gente les cueste entender el por qué, no deberían preocuparse. Simplemente aceptar al otro tal cual es, sin vueltas.

Eso se vio en la multitudinaria reunión que se llevó a cabo en el Senado Nacional el pasado mes de marzo, donde a Andy Rost le entregaron, al igual que a muchas otras mujeres el premio “”Grandes mujeres 2019”. Cuando subió a recibirlo, en lugar de sentir rechazo o desaprobación, recibió los aplausos de toda la audiencia, porque ella misma se encargó de agradecer a quien le brindó la posibilidad de recibir la estatuilla, por el gran esfuerzo que ha hecho para llegar a ser quien es, para tener la profesión que ama y para ser aceptada por los demás.

Transgénero es un término global que incluye a personas de género variado, no siempre es intercambiable con el término transexual, aunque son a menudo usados de esa manera. 
Si bien a su papá le costó asumir que tenía un hijo trans, Andy siempre sintió el apoyo familiar. De chico escuchaba discusiones por lo que iba a ser su hijo o no, pero a medida que crecía sentía que era aceptada su condición, más por su mamá y sus hermanos.

 “A los 16 años fui la primera que se recibió en La Plata en un curso de taxidermia. Me recibí de profesora de aerobics, hice la beca del curso de locución en Radio Provincia, para perfeccionarme; ya que cuando se está muchos años en radio tenés un cierto derecho de pasar publicidad, cosa que un conductor no puede hacer. Me recibí de Licenciada en Parapsicología , premiada a nivel nacional  y con permiso para trabajar en el exterior (tengo consultorio en mi casa).  Vivo con mi mamá, tengo dos hermanos y cuatro sobrinos. En casa hay una especie de granjita, reserva de aves, ya que me gustan mucho los animales. Algunos nacieron ahí y otros los deja la gente que no puede tenerlos o no quiere. Hay más de 200 bichos. 

A los 17 años canté en el Colegio de Abogados y luego salió una solicitud en el diario, donde necesitaban gente para una obra de teatro y quedé seleccionada, y ese fue mi primer enfrentamiento familiar. No les cayó bien porque justo tenía que hacer un papel femenino. Fui a 3 audiciones y  me eligieron. Luego de la función volví caminando, llorando porque no había caído bien. En esos años no era tan común y fue lo más doloroso que pasé. Iban todos a saludar a chicos y chicas que actuaron y a mi me dejaron plantada.”

Nuestra charla fue distentida, simple, así como es Andy. Muy transparente en sus pensamientos y agradecida, siempre.

¿Sufriste bullying de chica?

En ese momento no era bullying, era discriminación. Pero no, para nada, por ahí alguna “cargada” en el colegio, cuando se daban cuenta que yo estaba más con las chicas que con los chicos, que no me gustaba jugar al fútbol, o por  mi manera de ser. Siempre fui aceptada, porque me los compraba de una forma u otra a los chicos y a las chicas, eso seguro.

Definime con una sola palabra qué sentiste cuando te avisaron que ganabas el premio en el Senado.

Cuando me enteré, luego de haber mandado mi curriculum, y vi mi foto entre las ganadoras, sentí tranquilidad. Como que llegué a un punto importante en que se me podía escuchar y me demostraron que hice las cosas bien, dejando algo, respecto a lo que significa el premio, en ese caso como mujer luchadora, que dejan algo en el camino. Me sentí dichosa de haber dejado algo para el día en que no esté, y por ahí... tal vez que algún amigo o amiga prenda una vela por mí ese día.

¿Cómo sos?

Siempre dije que no nací “trans con plumas”. ¿A qué me refiero? A andar todo el día pintada, maquillada o preocuparme por la estética, ir a boliches, bailar, salir. No. Prefiero los animales, pescar, ir a pasear al campo, andar como todos los días. Sí, para un evento me arreglo, pero sino no, cero maquillaje, peluquería, nada. Soy más una mujer de casa, más “común”. A veces me incomoda producirme ya que siempre fui natural, humilde, casera más que nada. Me considero buena, sé comprender, me duele mucho la injusticia. Soy de perdonar, de agachar la cabeza y seguir adelante, aunque no me olvido de las cosas. Si viene algo de esas personas que alguna vez me lastimaron, sigo, Dios los va a perdonar en algún momento. Soy humilde, no me gusta la mentira, aunque la tuve que usar para sentirme un poco mejor o hacer felices a algunas personas.

¿Pensás que actualmente se le tiene más consideración a las personas trans que hace algunos años o aún sigue siendo  difícil?

Esto es todo un tabú, sigue siéndolo. Se conoce (recordemos que ahora todo es mucho más fácil) pero podés salir vestida de mujer, tener una familia, una pareja, adoptar un hijo, cambiarte el documento… Podés hacer un montón de cosas, pero son muy pocos (o muy pocas: hablo por gays o por lesbianas) que llegan a tener un trabajo digno. Creo que se sigue marginando igual, que no hay posibilidad de trabajo alguna, que se sigue “empujando” a las chicas a la prostitución, porque no se les da trabajo . También tengo que asumir que hay muchas que lamentablemente ensucian el terreno de las que hicimos un buen camino, porque se drogan, trabajan en la calle, porque no quieren hacer otro trabajo, porque  se  pasaron de siliconas, porque se quedaron en otra época, y así nadie les va a dar trabajo. 

No las discrimino obviamente, cada una hace lo que puede, pero  es una vida muy difícil. Como digo siempre, la vida estimada de un trans es de 38 a 44 años, ya que la mayoría se suicida, otros mueren por la droga, a otros los matan los clientes o la familia, los novios, porque les falta una casa, porque les falta comida o vivir bien. Principalmente la gente de Salta, las chicas de Tucumán, Santiago del Estero quienes son tremendamente discriminadas y golpeadas por la fuerza pública.

Yo también tuve que luchar. Contra el hombre, la mujer, los adolescentes, la policía y la religión. No fue fácil, ya que hasta el día de hoy hay gente que no te da una nota porque sos trans, en la misma ciudad en que vivís. No creo que haya cambiado mucho, sí que hay adelantos, pero también veo que se pasan de largo, pedir que no se ponga “femenino” o “masculino”, que se “casen” con uno mismo, hay muchas cosas que ya molestan…

Ahora por favor, respondeme solo con una palabra las siguientes  cosas:

Tu sueño cumplido: poder vivir como quiero. Que acepten o no, es otra cosa. Estar viva es algo cumplido. Este premio también, pero no porque quiero ser tratada como mujer, quiero ser un ser humano que vive como cualquiera. No me considero hombre ni mujer. No peleo con nadie porque se confunda o me trate de otra manera. Con estar viva, poder hacer lo que me gusta, está bien (uy, era una sola palabra!)

Un sueño por cumplir: Me gustaría tener mi emisora de radio o que me llamen de algún programa y ser cronista de algún programa de televisión o de una radio importante. Crecer para aprender y llegar más lejos para que se conozca más todo y se pueda hablar más libremente.

La palabra o frase que más decís durante el dia: “Ay Dios, Dios!”

La palabra que menos te gusta escuchar: me pusiste en un aprieto, pero la falta de respuesta, cuando golpeás puertas y no te responde nadie. Algo así como que te ignoren. El desprecio.

Un lugar que amarías conocer: México. Más allá que soy Licenciada en Parapsicología Científica, el santito a quien amo y tengo tatuado en mi alma y mi piel está en México: San La Muerte.

Algo que le dirías a quien como vos, no estaba conforme con la vida que le hacían vivir...o sea a alguien que está en tu misma situación  y no se anima a decirlo y vivirlo.

Primero les diría que no sean escandalosas, que no vayan por el lío, por el golpe, cortar calles, hacer esas marchas que no tienen sentido que al final sirven para mostrar la hilacha. 
Terminan borrachas, drogadas o golpeándose y terminan siendo más maltratadas aún por la policía.  Les diría a todos que viven como quieran. No necesitás ser trans para tener una forma de vida. Que sean libres para vivir. Mientras que no perjudiquen al otro y a sí mismos que vivan. Si volviera a nacer pediría no ser nada, porque cuesta un montón. 
Es el triple de lo que le cuesta a cualquier persona. Todos somos luchadores, hombres, mujeres, chicos. Cuesta mucho y duele. A veces tengo el cuerpo cansado de aguantar y seguir intentando… duele hasta el alma. Es como la naturaleza misma, que hagan lo que sienten. 
Recibiendo su premio en el Senado
No me gustan las personas que por tapar lo que son, tienen hijos y viven en una familia de mentiras y después terminan con otro hombre o mujer… que no hagan nada para conformar a otro. A eso voy. Si son, son y que se arriesguen a vivir como quieran. Arriesgar es todo. Las puertas se abren todas, pero hay que golpearlas. El NO ya lo tenemos, que vayan por el SI y que busquen felicidad aunque sea en el último momento de su vida, que sean felices.

¿Qué  sentimiento  tenés hacia la gente que te trata mal o que no te comprende?

No  me han tratado mal porque sé poner límites.  He hecho que me traten mal por insistir, por decir cosas que los demás callan para seguir trabajando, o para estar bien en familia. Yo largo, más aún cuando tengo la verdad en la mano. Eso me ha costado amigos, familia, un montón de cosas. He perdido. Si el límite es perder todo, e ir por lo bueno, o la verdad de uno, que se pierda. 
No me hago problema por eso. A la gente que habla mal, por ejemplo hablar de una nota antes que salga, les digo que nunca mentí, que era trans, nunca dije que era una mujer y nunca quise ser una mujer, soy como soy. Mucha gente se apresura en decir cosas .Se pierden de conocer a una amiga. Una amiga fiel que los va a acompañaren lo que sea, con mis errores y virtudes, mis cosas buenas y malas, mis locuras, ya que tengo carácter fuerte… 
A veces digo cosas que duelen para que te despiertes y que hagas las cosas bien o que estás haciendo algo mal. Me ha ido bien por eso camino.

¿Qué opinás de la adopción trans?

En Uruguay vi que le dieron un nenito de un sobrino a una trans. Me parece bien en ese caso, pero  a veces usan a los chicos como trofeo, tanto los artistas como las personas que lo cría  más la mucama que los propios padres.

Un deseo

Que se abran fuentes de trabajo. Dejo mis redes para quien quiera contactarme .
Estoy esperando a fines de abril, ya que hay dos premios, uno el 20 en Mitos argentinos, San Telmo, en el que conduciré la entrega y el 26 en Entre Ríos, en Paso de los libres. Luego comenzaré un programa.


Gracias por la nota y espero que sirva.}

Fb :https://www.facebook.com/lagitanita.rost
Cel: 2262573685

Gracias por tu tiempo, Andy, ojalá que se cumplan todos tus sueños.

©Silvia Vázquez
............................






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Agenda Vicente López Cultura 10 al 16/5

  Agenda VICENTE LÓPEZ CULTURA 10 al  16 de mayo 2022 VECINE VECINE CONSTRUIR CINE FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE SOBRE EL TRABAJO CINE YORK...