viernes, 13 de marzo de 2020

Violencia escolar



 Entre Ríos. Un colegio. Niños en el baño le pegan a un chico con una fractura, y además con un retraso madurativo. ¿Si además de recibir los golpes, se cae y se pega la cabeza con el lavatorio y lo matan? ¿Qué pasa con algunos padres? Si no comienzan a enseñarles a los niños desde pequeños, luego terminamos con un tema similar al del Fernando, golpeado en Villa Gesell.


Los chicos aprenden lo que ven. Si en casa hay violencia, es factible que ellos copien. Si se habla y se les explica que con golpes no resuelven nada, van a aprender.
Si además de pegar, aprenden a respetar, mejor aún. Respetar a un chico de igual edad pero con problemas, un chico que no sabe defenderse, un chico inofensivo, según palabras de su mamá.

¿Qué está pasando en cada casa? ¿Por qué no nos sentamos unos minutos y explicamos estas cosas?

Vamos por la calle y vemos la intolerancia, los malos tratos, la mala atención en oficinas y negocios, el desgano para trabajar y sobre todo la mala educación.
Los chicos aprenden, siempre que les enseñemos.

Los chicos ven y escuchan, pero también copian reacciones, frases, gestos, acciones.
Ayer un nene en el colegio me dijo que le gusta mucho cantar canciones de Michael Jackson, le pregunté si a su papá le gusta Michael, ya que él tiene apenas 8 años y me dijo que no. Que su papá cuando lo escuchaba cantar le decía que “Michael Jackson era un negro de m...” Eso es lo que el chico escucha, a veces repite y a veces no. Cuidado con lo que se habla en casa. Son esponjas. El mismo nene me dijo que eso estaba mal y que el papá estaba equivocado.

Por favor, además de pedir justicia por muchas cosas que están sucediendo, enseñemos valores, enseñemos a ser tolerantes, a no andar distraídos por la vida.

                                   


También a ser respetuosos con los horarios, a no llegar hasta 45 minouts tarde a retirar un nene del colegio. La maestra también tiene una vida y horarios que cumplir. Los chicos y sus padres tienen derechos, pero también obligaciones. El llegar al colegio tarde implica no solamente una falta de respeto al docente sino también un descuido hacia su propio hijo, que se pone nervioso porque sus padres no llegan, se inquieta, llora, y no deja de preguntar “¿mi mamá cuando viene?”

Enseñemos y aprendamos que si vivimos mejor nos vamos a sentir mejor. Por ellos y por nosotros, porque cuando esos chicos crezcan nosotros ya mayores, dependeremos de la buena voluntad de ellos si les enseñamos a amar.

©Silvia Vázquez
..............................

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Cine: Milagro en la celda 7

“Milagro en la celda 7”: Memo, un joven padre con discapacidad intelectual y su hija Ova, viven en una humilde casa en una col...