viernes, 2 de octubre de 2020

Escritora invitada: Roxana Aguilar Rebollo

 



Diversidad de aproximación 

Fastidiado ya de la incongruencia de un pasado egipcio al que no puede comprender, toma la dosis preparada de Belladona, dada por aquella extraña mujer del campo que se ha topado aquella noche, entra a su habitación, con el perfil distendido, se pone boca arriba con la boca entreabierta, luego cierra los ojos, dormita. 

 Los oscuros retoños de la noche y el sueño que en otras épocas turbaron el reposo del hombre calculando siniestras pesadillas, lo atrapan. Se da cuenta que ha descendido a una caverna muy honda. Encuentra en aquel lugar un humilde egipcio de épocas pasadas, aunque se nota asustado lo observa llegar sin sorpresa y sobresalto, pregunta qué sucede, el egipcio se postra frente a la roca, negándole la respuesta, levanta las manos y él puede sentir el pavor que embarga al campesino, le inquieta permanecer ahí dentro, pero le asusta más el camino de vuelta a la superficie. De todos modos, ha descendido tanto que ya no recuerda dónde está la salida. 

 El egipcio se postra, reza cantos incomprensibles y poco a poco él se acerca hacia donde este otro se encuentra, y por fin lo ve todo, explicado así de simple, como el primer amanecer a un niño y comprende de forma inmediata la injusticia de la que ha sido participe con esta civilización. Pobre Egipto que se inviste de incongruente por hablar del sol como disco de fuego, león y navegante, como Ra, Atum o Harakhte, no entienden que no es contradicción sino tan solo el dinamismo de la esencia divina que intenta captar la apariencia de un mismo fenómeno. No eres primitivo, eres tan solo diversidad de aproximación. 

Roxana Aguilar Rebollo, 33 años. Vive en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Méxicoazulita.gogo@gmail.com

.............




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Escritora invitada: Leonor Pires

  FRÍA MUERTE OH,FRIA MUERTE! ESGRIMES TU ALEGÓRICA GUADAÑA, LLEVÁNDOTE AL SÓRDIDO SILENCIO DE LO ETERNO SEPARANDO EL CUERPO DEL ALMA. TE AD...