viernes, 9 de octubre de 2020

Escritor invitado: Alejandro Espinosa Gaona

 



Morir

 

El cielo es un cementerio de estrellas

para escribir no hay que pasarla mal, sino peor.

El infinito es una piedra en la que viaja el alma de la materia.

Somos una palabra escrita en la cavernosa cicatriz de la vida.

Más nos vale retirarnos a nuestro universo creativo

cuando la realidad se pone mostrenca y mata a uno que otro poeta.

El féretro es un refugio a su manera.

Mi hábitat es un cuaderno a rayas y este planeta.

Tengo opérculo y espiráculo a la vez,

soy una especie de caracol ballena, en este caso poeta,

alguna bestia marina.

No sé bailar

Todo lo que me quiere

me lo alejó como una espada enterrada en mi cabeza.

La poesía es la observancia de un acontecimiento en mis neuronas.

Me identifico con el mito de Orfeo,

yo volteó a ver a la palabra en el infierno

y la pierdo matándola sin querer.

Soy lo que la palabra ha hecho de mí,

soy lo que la palabra no me quiere decir.

Soy tan solo una manera de estar existiendo sin calcetines.

 

Alejandro Espinosa Gaona.Ciudad de México, estudió letras en la UNAM.Publicó en revistas nacionales e internacionales.Editó 3 libros: Pagafantas (2014), Del oficio de la holgazanería (2016) y Hulk Kapput (2019). beppomatoso@hotmail.com

..............



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Escritora invitada: Leonor Pires

  FRÍA MUERTE OH,FRIA MUERTE! ESGRIMES TU ALEGÓRICA GUADAÑA, LLEVÁNDOTE AL SÓRDIDO SILENCIO DE LO ETERNO SEPARANDO EL CUERPO DEL ALMA. TE AD...