viernes, 2 de abril de 2021

Fontanarrosa y El Cairo

 


 

Paseo por Rosario, una noche de  pre otoño, cálida y con un cielo iluminado de estrellas. Bar El Cairo. Allí nuestro Roberto Fontanarrosa que dijo una vez  "Si hubiera que ponerle música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de fútbol"., compartía su café con amigos en los años 70 y 80. Luego se trasladasron temoralmente a LA Sede, para que El Cairo fuera reformado. En ese lugar se conserva la mesa que el dibujante argentino, nacido en Rosario llamó “la mesa de los galanes”

En la esquina de Sarmiento y Santa Fe, fue el sitio donde escribió muchos de los cuentos publicados

Fontanarrosa era un verdadero habitué :“Yo, al cielo, le pondría canchitas de fútbol y un par de bares, porque en el bar estás en tu casa y a la vez estás balconeando la calle.”

Se casó dos veces. Con su primera esposa tuvo a su único hijo, Franco. Su segunda esposa, Gabriela Mahy, lo conoció en 2002 y contrajeron matrimonio en noviembre de 2006, luego se divorciaron.

                  


Cercano a  la puerta que da  a la cocina, pegado a un afiche de Fito Paez y Gerardo Rozín, está la estatua que se hizo en honor al humorista gráfico y escritor, acodado en un buzón, en estos momentos, con un barbijo colocado, con el escudo de Rosario central, el club de sus amores.

“Los rosarinos somos creativos, a falta de paisaje Rosario tiene lindas minas y buen fútbol. ¿Qué más puede pretender un intelectual?” Esa era la respuesta de Roberto Fontanarrosa cada vez que le preguntaban por qué vivía en Rosario y además agregaba : ”Soy, lo confieso, uno de los tantos rosarinos que anhelan, egoístamente, que no seamos millones.”

En 2003 se le diagnosticó esclerosis lateral amiotrófica,por lo que desde 2006 utilizó frecuentemente una silla de ruedas.

Fue expositor en el III Congreso de la Lengua Española que se desarrolló en Rosario (Argentina), el 20 de noviembre de 2004. En el mismo dio la charla titulada “Sobre las malas palabras”

 

El 18 de enero de 2007 anunció que dejaría de dibujar sus historietas, debido a que había perdido el completo control de su mano derecha a causa de la enfermedad. Sin embargo aclaró que continuaría escribiendo guiones para sus personajes.Desde entonces, el historietista Crist se encargó de ilustrar sus chistes sueltos, mientras que Óscar Salas hacía lo mismo con sus historietas de Inodoro Pereyra.

Falleció el 19 de julio de 2007, a los 62 años, víctima de un paro cardiorrespiratorio una hora después de ingresar en un hospital con un cuadro de insuficiencia respiratoria aguda.7​

                                      


Muchos y merecidos premios recibió por su trabajo, pero quizá el más importante fue el cariño con el que la gente lo despidió cuando nos dejó: fue enterrado al día siguiente de su muerte, acompañado por cientos de ciudadanos, entre ellos escritores, actores y autoridades de la política nacional.

 


La marcha hizo una parada por espacio de unos minutos en cercanías al Estadio Gigante de Arroyito (estadio de Rosario Central; club del cual Fontanarrosa era un reconocido hincha), y luego continuó hacia el norte, hacia el cementerio Parque de la Eternidad en la vecina localidad de Granadero Baigorria, donde fue enterrado.


Rosario Central


Quienes lo conocieron dicen que fue una persona divertida, inteligente, humilde y gran cultor de la amistad.

En noviembre de 2008 la segunda esposa, Gabriela, decidió radicar una denuncia demandando a Franco, el hijo del escritor, por los derechos intelectuales de la obra. La mujer lo acusa de quedarse con las regalías por los libros y otros escritos.

Fontanarrosa recibió muchos premios.

El 20 de julio (Día del amigo) del año 2013, el antiguo Centro Cultural Bernardino Rivadavia de la ciudad de Rosario se rebautizó con el nombre de Roberto Fontanarrosa; se trató de un homenaje impulsado por sus amistades y un acto al cual los rosarinos concurrieron multitudinariamente.

Estar en El Cairo disfrutando del riquísimo capuchino con chocolate y un show de tango, es lo más. No pasa el tiempo recorriendo con la vista la cantidad de libros y revisas que están en la vitrina del fondo, y los recuerdos que pueden comprarse con la firma del autor.







©Silvia Vázquez

(Fuentes: Wikipedia, visita al lugar- Fotos de la autora)


.............................................




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Supersticiones

  * Romper un espejo   Los espejos fueron utilizados para artes adivinatorias varias   y también para diagnosticar enfermedades. Los ant...