viernes, 17 de diciembre de 2021

Entrevistas literarias: Lilian Damone: ““Espero que todos alcancen el cielo color sueño”

Lilian tiene 27 años. Su pasión por la escritura empezó cuando ella tenía seis años, al igual que su interés por el anime y la cultura japonesa. En la primaria fue al Instituto Señor Sol en Hurlingham. En la secundaria cursó en el Instituto Lincoln de la misma ciudad y egresó con el título de Bachiller en Orientación en Economía y Gestión de las Organizaciones en el año 2011.

Su primer libro La isla del cofre mágico lo publicó cuando tenía 13 años. Lo presentó en la Universidad de Morón junto con escritores como Marcelo Celeste y Pablo Calónico.

A los 15 años publicó sus libros Un mago en apuros y Mi amiga el hada. Al primero lo presentó junto con la escritora Silvana D’antoni en el Microestadio Municipal de la ciudad de Hurlingham.

Ha participado en los Torneos Bonaerenses de Literatura en la categoría juvenil y obtenido menciones representando a Hurlingham.

A partir del 2009 concurrió al taller literario infantil que se dictaba en la biblioteca Benito Quinquela Martín de Hurlingham.

Desde el 2014 pertenece a SADE Filial de General Alvarado.



Actualmente estudia Profesorado Universitario en Letras en la Universidad Nacional de Hurlingham. Allí descubrió su vocación por la enseñanza y el interés por la gramática y lingüística.

Da clases de apoyo de gramática y lingüística de manera online y presencial. Tiene un emprendimiento de redacción y corrección llamado Mundo de escritura y lectura.

Es líder y organizadora principal de Seiza Anime, una comunidad multiplataforma que se encarga de realizar eventos. Uno de sus objetivos es promover la inclusión y demostrar que con el anime se puede enseñar.

Una de sus frases preferidas es  “Espero que todos alcancen el cielo color sueño”.

Ha recibido varias menciones

Tercera mención en los Juegos Bonaerenses de Literatura, categoría narrativa por el cuento “La hamaca” (2009)

 

Y a pesar de su corta edad, tiene tres libros publicados:

La isla del cofre mágico (2007)

Mi amiga el hada (2010)

Un mago en apuros (2010)

 

Participó en las siguientes antologías:

Antología del Taller literario infantil: Cuentos y poesías 2010-2011 (2012)

Participación en antologías como miembro de SADE (Sociedad argentina de escritores)

Leyendas y Mitos (2014)

Caminos de libertad (2014)

Como una flor (2015)

Aires de independencia (2015)

Soñar despierto (2018)

Antología de cuarentena (2020)

El recuerdo más feliz TEAMHO (2020)

 

Presentaciones de libros:

Presentación del libro La isla del cofre mágico en la Universidad de Morón (2007)

Presentación del libro Un mago en apuros en la Feria del Libro de Hurlingham (2010)

Presentación de la Antología del Taller literario Infantil en la Biblioteca Benito Quinquela Martín, Partido de Hurlingham, Provincia de Buenos Aires (2012)

Presentación de la Antología Camino de libertad en la Casa del Escritor, Parque Bristol, Miramar, Partido de General Alvarado, Provincia de Buenos Aires (2015)

Exposiciones:

Exposición en el Centro Cultural de Hurlingham (2009)

Feria del libro de Hurlingham (2009-2010)

Participación en talleres y encuentros literarios

Taller literario de la Biblioteca Benito Quinquela Martín en Hurlingham. (2009-2013)-Coordinadora a cargo: Gabriela Benítez

Chocolatadas literarias (2010-2014)

Encuentros literarios en la Casa del Escritor (Desde el 2013)

Encuentros literarios en la Biblioteca de Miramar (2016)

Taller de escritura terapéutica online a cargo de Laura Romano (2020)

Conferencias

“Anime en la Universidad” en Parque Bristol, Miramar (2019)

Lilian, contame acerca de tu otra actividad del animé.

Seiza Anime es un proyecto que creé con el fin de promover la pasión por el anime, mostrar que con el anime se puede enseñar, armar una comunidad y crear eventos de anime. Realizamos concursos, sorteos, entrevistas, coberturas a eventos y publicidad a emprendimientos. Estoy muy feliz de haber creado Seiza Anime porque conocí grandes personas y pude descubrir una parte de mí que no conocía.

¿Te sentís identificada con el personaje de tu historia o conocés a alguien que se identifique?

Sí, me siento identificada con el personaje de mi historia. La protagonista pasa por un momento difícil al igual que yo y tiene la misma personalidad.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

En formato físico se lo puede conseguir a través del catálogo web de Autores de Argentina y en formato digital a través de Amazon.

¿Tenés pensado seguir escribiendo novelas?

Sí, incluso pensé en realizar una continuación de Dreammy Butterfly. Aparte ya estoy trabajando en una novela gráfica de misterio y romance.

Compartimos con los lectores de Las musas, el primer capítulo de tu novela “Dreammy Butterfly” ( y un poquito del 2)

                                              

Capítulo 1: Huir del pasado

 ¿Nunca pensaste que todo lo que construiste se derrumbaría? Yo no lo pensaba hasta ahora.

 Déjenme presentarme. Me llamo Riri Hikari Hoshimiya. Tengo 24 años. Mi cabello negro ondulado cuesta peinarlo y llego a odiarlo. Mis ojos marrones oscuros reflejan la tristeza y dolor que hay en mi corazón. Pensaba que todo estaría bien, pero no fue así. Voy a contarles mi historia desde el principio.

 Vengo de una familia conflictiva. Mis padres siempre han sido demasiado sobreprotectores desde la infancia y siempre estuve encerrada en mi casa. Cuando era una niña siempre sufría el rechazo de mis compañeros y compañeras. Nunca sentí que perteneciera a un lugar y siempre pensé que estaría sola. Me consideran una chica miedosa, inútil y casi lo peor que existe en el mundo. Yo también lo pienso, no me considero linda ni inteligente. Creo ser torpe y si yo no estuviese más creo que alegraría a los demás. Los pensamientos negativos dominan mi mente y ya no tengo fuerzas para luchar. Desearía estar en otro lugar. Me seco las lágrimas, lloré tanto que mis ojos están rojos. A veces siento que nunca lograré hacer nada con mi vida. Me levanto de mi cama y camino hacia el patio de la casa. Ya pasaron varios días desde lo que pasó.

 Siento que mi vida se acabó. La persona que luchó junto a mí y con la que pensaba compartir mi vida ya no me quiere. Mi corazón está roto. Me siento rota. Quien había visto algo bueno en mí, se ha ido y en parte es mi culpa porque no logré que mis padres lo aceptaran. Pero eso ya no importa. Suspiro. Creo que nunca voy a encontrar a alguien como él y quien podría quererme si soy un desastre. La verdad es que quisiera dormir todo el día, solo me levanté para… ¡La verdad ni sé para qué! Hace frío y prefiero estar arropada en mi cama. Miro el cielo nublado, parece que va a llover. Me gustaría irme lejos, bien lejos donde nadie me encuentre, nadie me rechace. Me siento frustrada. Todo lo que hago está mal. Ahora me siento estancada como una tortuga en un estanque. El odio y el rechazo de mis padres lograron que la persona que quería se alejara y no lo culpo. ¿Quién quiere una chica que trae tantos problemas? Su paciencia se agotó y yo también me cansé. Quiero irme a un lugar donde nadie me conozca, donde mis padres no decidan mi vida, donde por fin pueda ser libre. ¿Existirá un lugar así o solo estoy soñando? Suspiro. Ya lloré demasiado. Estos días tuve varios sueños raros en un sitio que no conozco. No he dormido mucho y apenas comí algo. No tengo hambre. No quiero sentir nada ya. No quiero volver a enamorarme otra vez. Viví tanto tiempo encerrada que ya no recuerdo. No tengo motivos para seguir y si pudiera, me iría a vivir a una cueva aislada de todos. Voy a llorar otra vez. No tengo el valor de enfrentar las cosas, así que huiré como siempre lo hice.

 En ese momento, pienso que es mejor entrar y dormir todo el día. Camino por el patio y la tierra se abre. Sin darme tiempo de reaccionar, caigo en un pozo profundo. ¡Qué bien solo faltaba caer en un pozo y no hay quien me pueda ayudar! Recuerdo que mi celular está en el bolsillo de mi campera y lo agarro. De repente escucho los truenos. Va a llover y estoy atrapada. Trato de escribir un mensaje, pero no sé a quién mandárselo. Suspiro. Tal vez así termine mi vida. Atrapada y ahogada en un pozo. Quiero llorar. Mis ojos se vuelven llorosos. Entonces, el pozo se vuelve más profundo y sigo cayendo, ya casi no veo el exterior. Me golpeo la cabeza y ya no siento nada. Empiezo a soñar con mis recuerdos y pienso en los sueños que alguna vez tuve. La tierra se derrumba bajo mis pies y abro los ojos asustada. Grito pidiendo ayuda, aunque sé que nadie podrá escucharme. Ahora veo una luz que sale del pozo. Ya no entiendo lo que pasa. Debe ser el golpe y estoy soñando. Sí, solo debo estar soñando. Esa luz de arcoíris no existe. Cierro los ojos y escucho a lo lejos la llovizna. Nada de esto es real. Pienso en mi vida, en los sueños que alguna vez tuve y una lágrima se desliza por mi mejilla. Tal vez es el final. Sonrío. Tal vez sea lo mejor. Ya no seré una carga. Esa tristeza profunda y ese dolor desaparecerán para siempre. Después de todo, todos serán felices si ya no existo.

 Abro los ojos y la luz me envuelve. ¿Esto es real? ¿Ahora que pasará conmigo?

 Capítulo 2: Nuevo mundo

 La luz me encandila demasiado y cierro los ojos. ¡Es tan brillante! Cuando los abro, caigo sobre un pasto seco y me golpeo la rodilla. Duele. Miro el lugar extrañada. ¿En dónde estoy? No conozco este lugar, parece ser un pueblo medieval de esos juegos de fantasía de consola. Solo es un sueño. El dolor en la rodilla me advierte que no lo es. Mi campera y pantalones se mancharon demasiado con la tierra. Me toco el cuello, tratando de encontrar lo que busco y allí aparece la cadenita con el dije de un libro. Sigue ahí. No la perdí. Mi celular todavía funciona, pero no tiene señal. Decido caminar por este nuevo mundo, aunque me cuesta caminar.

 



CUENTO:
Un momento para soñar
Imagino que contemplo los cerezos. Pienso que hay un mundo donde no existen los miedos y los sueños se pueden lograr. Quiero creer que un mundo así es posible. La oscuridad no existe porque una luz intensa cubre todo el lugar. Sueño que hay aves como cardenales y cotorras en las ramas de los cerezos. Noto que hay un puente curvo que cruza un estanque. En ese momento las sakuras, flores del cerezo, caen sobre el agua. Me acerco y observo que hay carpas que nadan. Siento que el tiempo se ha detenido. A lo lejos hay una cascada y me sorprendo al ver que esos peces tratan de subir por donde el agua cae. En ese momento uno lo logra y al llegar a la cima se transforma en un dragón rojo. Surca el cielo. Al verlo quiero volar. Cierro los ojos y cuando los abro estoy sobre el lomo de la criatura. Sonrío y veo las nubes. Miro hacia mi alrededor y una bandada de patos me saludan. En ese instante el dragón desciende y me bajo. Me despido con una sonrisa porque sé que volveré a ese lugar tan hermoso y lleno de paz.
incluído en la Antología Soñar despierto

Contacto de la autora:

liliandamone@hotmail.com

Instagram personal: riridamone

Instagram para leer más de la autora: escritosderiri

Facebook: Lilian Elizabeth Damone (Riri)

Contacto del ilustrador:

Santiago Kajihara santikajihara@gmail.com  

..............




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Corredor gastronómico en San Martín

..............