viernes, 18 de octubre de 2019

Beyond Age- Por Marcelo Mosenson


La juventud no es cuestión de actitud, hay un momento en la vida en que el pasado, inevitable, constituye nuestro presente. Un presente que nos permite elegir cómo vivir desde aquí en adelante y así liberarnos o no, de quienes fuimos o creemos haber sido.
Cada vez más se es testigo de los halagos a personajes mediáticos al preguntarles sobre su fórmula para mantenerse tan jóvenes, cuando la repregunta, en todo caso, debería ser ¿para qué viven? o ¿acaso, no aprendieron nada?
Como si el ser viejo o joven radicara en una actitud frente a la vida. Pues, no. Independientemente de las acciones que cualquiera tome frente a su existencia, siempre seremos viejos a partir de cierto tiempo, aún si nuestro envejecimiento celular se detuviera por completo y nuestra postura frente a a la vida fuera de lo más “jovial”.
Quizás deberíamos aprender a “vivir”. Porque inevitablemente, toda primera vez caduca.
Quizás, la vejez se base en la memoria de nuestras vivencias y no en el deterioro del cuerpo y la vitalidad, pues eso sería, en todo caso, subestimar por completo lo que nos constituye como seres humanos.
Por suerte puede haber muchas primeras veces por experimentar, como también, infinitas ocasiones para celebrar y saborear.
Beyond age surge a partir de una pregunta: ¿es posible sentirse bien sin más requerimientos que el ser conscientes de quienes somos y quienes queremos ser?, de allí que la belleza de nuestras fotografías trascienda el retrato de un instante y plasme, de alguna manera, el propio devenir.
...............

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

NOVEDADES