martes, 29 de octubre de 2019

Julio Otaño, escritor invitado




 El profesor, abogado e historiador de Gral. San Martín, Buenos Aires, escribió esta crónica acerca de la conferencia que diera el Dr. Jorge Soulé en el museo Juan Manuel de Rosas, en San Andrés. Agradecemos la autorización a publicar la misma en nuestro medio.



Excelente Conferencia del Dr. Jorge Sulé sobre "Rosas y sus relaciones con los indios"

Se realizó este sábado 26 de octubre de 2019 en el Museo Juan Manuel de Rosas ante un nutrido y entusiasta público y organizado por el Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas de Gral San Martín y la Adhesión de la Asociación Cooperadora del Museo Juan Manuel de Rosas.  El Dr. Sulé fué presentado por el Pte de la Institución Dr. Carlos De Santis.   A la luz de esa obra, la frase sanmartiniana de "nuestros hermanos los indios" adquiere un sentido excepcional. El señor de los Cerrillos, el gaucho Rosas, acostumbraba facilitar la instalación de tribus en las cercanías de los nuevos poblados, ayudaba al comercio y al afianzamiento de tratos entre huincas e indios, tomaba a su cargo a hijos de caciques so pretexto de educarlos y pactaba con ellos en procura de evitar tropelías.  Todo eso es sabido, pero no en cambio que la vacunación antivariólica haya llegado a las tolderías, ni que hubo medidas para desarrollar las artesanías del cuero y del tejido, para restringir la explotación de los aborígenes por los pulperos y para impedir que los redujeran a prisión -es decir, a servidumbre- por deudas.   Ya en este punto, el indio apenas si lo es, a no ser que demos a esa expresión un significado racista que es absurdo a la luz de nuestra tradición primera, alimentada por criollos aindiados, por cautivas y por chinas que daban hijos a los soldados.    
                                
Vale la pena saber que hubo disposiciones para que los indios amigos votasen -con todas las reservas lógicas con que esto debe entenderse- y que las indiadas tapalqueras festejaron ruidosa y organizadamente la segunda llegada al gobierno del "hermano rubio". Por lo demás, se sabe que los indios vivían del caballo, de la vaca y de la oveja, que amaban el tabaco, el alcohol y la yerba, y que sus comunidades se nutrían constantemente de refugiados cristianos, realistas en un comienzo, unitarios después, o simples bandoleros o perseguidos espectrales, como Cruz y Fierro.  Lo cierto es que desde las "últimas poblaciones" hasta los contrafuertes andinos habitaban, dificultosamente, intermedios variados entre pueblos y culturas, coincidentes en que eran casi la misma cosa que el gaucho establecido de la frontera para acá. 
      
--------------

1 comentario:

  1. muchas gracias por reproducir la crónica de la visita del Maestro Sulé.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Corredor gastronómico en San Martín

..............